Entretenimiento

Famosas que han cazado millonarios

Por vanidades

- 28/10/2021 04:05

Hay mujeres que jamás pensaron en hombres sin recursos económicos. En sus agendas sentimentales solo tenían cabida los ricos y poderosos…

Tanto en el mundo de la realeza como en el de la alta sociedad o en la jet set, hay algunas mujeres a quienes jamás se les ocurriría casarse solo por amor y saben usar muy bien sus armas de seducción para conquistar a quienes desean. Para ellas, aquello de «contigo pan y cebolla» no existe, y enamorarse de un hombre sin muchos recursos económicos es algo que ni por un segundo han pensado. Encontrar a uno lo más poderoso y rico posible es la base de su «agenda sentimental». ¿Cómo lo logran? Es fácil. Si ellas se mueven socialmente entre millonarios, gastan su dinero en ropa de marca y frecuentan luga- res de moda, con el tiempo solo conocerán a hombres ricos. Y aunque suene frívolo, así de realista es este mundo donde «dinero llama a dinero». >

Un buen ejemplo fue Grace Kelly, una chica rica de la burguesía estadounidense (su padre estaba en el mundo de la construcción) y famosa actriz de Hollywood, quien ahora sabemos que alcanzó sus sueños cuando conoció y se casó en tiempo récord con el príncipe Rainiero de Mónaco. Grace ansiaba ser princesa y jamás tuvo en su cabeza la idea de casarse con un hombre sin relevancia. Sus novios fueron famosos actores de cine (casados, como William Holden o Ray Milland) o el ya prestigioso diseñador Oleg Cassini, pero jamás un actor que estuviera comenzando su carrera.

Lo mismo pasó con Jackie Kennedy Onassis, quien creció en una familia con el importante apellido Bouvier. Su padre, Jack Bouvier, no tenía fortuna y cuando su madre, ya divorciada, volvió a casarse, lo hizo con el millonario Hugh D. Auchincloss (aunque era conocido por ser un hombre poco agradable) y Jackie conoció, frecuentó, salió y se enamoró de hombres muy ricos y poderosos, como John F. Kennedy, quien fue presidente de los Estados Unidos, y después, Aristóteles Onassis.

FOTOGALERÍA: ELLAS LOS PREFIEREN MILLONARIOS

Otro ejemplo es Isabel Preysler, una chica filipina de familia de clase media, que al llegar a España se casó con tres hombres ricos y poderosos: Julio Iglesias, el marqués de Griñón y el político Miguel Boyer, de quien se enamoró locamente. ¡Aunque nadie la imagina casada con un empleado de banco o un profesor de colegio! Según una modelo, que no era famosa cuando cazó a un pintor de prestigio, «lo importante es tener acceso a los millonarios. Conozco a quienes se han hecho pasar por periodistas y al pedirles una entrevista han encontrado la oportunidad de sus vidas. Muchas chicas muy monas y chic se ‘cuelan’ en fiestas o cocteles y van porque saben que allí encontrarán a quienes desean. No hay que viajar en primera clase porque costaría demasiado caro, pero una conferencia o una galería de arte son gratis y sitios fabulosos para un encuentro interesante. Hay que recordar que cuesta el mismo trabajo hallar el amor de un rico que el de un pobre. ¿Para qué perder el tiempo, entonces, conociendo a hombres que no tienen mucho que ofrecer?».

>

Aunque algunas mujeres escogen el amor con el corazón, y después les va bien o mal (como el caso de Heidi Klum, Sandra Bullock, Britney Spears y la eterna enamorada princesa Estefanía de Mónaco), otras tienen sus aspiraciones por encima de todo. Elle Macpherson -siempre enamorada de multimillonarios- y la bella modelo rusa Natalia Vodianova son ejemplos de mujeres que jamás se hubieran casado con un pobre. ¡Ya Natalia había pasado suiciente pobreza vendiendo vegetales en un mercado de su Rusia natal! Y desde el principio solo miraba a los ricos y poderosos. Su primer marido fue el multimillonario aristócrata inglés Justin Portman (¡su familia es dueña de medio Londres!) y tuvieron tres hijos. La pareja se divorció y Natalia se enamoró del supermillonario Antoine Arnaud, hijo del dueño de LVMH, con quien ya tiene un bebé de meses.

Hace cinco años, la estadounidense Kendra Spears era una estudiante de Seattle; pero cuando se hizo modelo, abrió bien los ojos y todos comentan que jamás se hubiera unido a un hombre sencillo. A los 25 años está casada con el príncipe Rahim Aga Khan, de 42 años, hijo mayor y heredero del Aga Khan, quien le fue presentado por su amiga Naomi Campbell, otra experta en cazar hombres ricos y poderosos, aunque ninguno la ha llevado al altar.

¿Lo más curioso? Que también hay millonarios para mujeres que pasan de los 45 o 50 años. El arquitecto sir Norman Foster, pasado los 70, coincidió con la doctora española Elena Ochoa, de 55, en una conferencia en una universidad y se casó con ella y la convirtió en lady Foster. En el año 2000, sir Evelyn Rothschild, uno de los hombres más ricos del mundo, se casó a los 70 años con la abogada estadounidense Lynn Forester, de 46, divorciada dos veces, a quien encontró en el poderoso mundo de los negocios, donde ella era muy conocida. ¡Imposible que la muy triunfadora Lynn se casara con alguien que no fuera importante! Hoy es la famosa lady Rothschild.

>

Curiosamente, si tienes un «buen» apellido, es muy posible que conquistes a alguien con otro «buen» apellido, pues con seguridad se atraerán. Ese fue el caso de la joven millonaria Alice Rothschild, quien dejó sin marido a su amiga Sheherazade Bentley (ahora novia del director de cine de Alfonso Cuarón) al enamorarse del famoso millonario Zac Goldsmith. Los poderosos Rothschild y los Goldsmith, como dos perfectas gotas de agua en el mundo de la aristocracia londinense, no tenían más remedio que unirse.

FOTOGALERÍA: ELLAS LOS PREFIEREN MILLONARIOS


Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento