Entretenimiento

Jaime Camil comienza a conquistar Hollywood

Por vanidades

- 28/10/2021 04:35

Gracias a su personaje de Rogelio de la Vega en la serie ‘Jane the Virgin’, el actor está triunfando en Estados Unidos y demostrando su talento

Aunque el actor mexicano Jaime Camil tiene la frescura de un novato que comienza a dar sus primeros pasos, ya puede presumir de más de dos décadas de carrera artística. Su historia comenzó en la televisión mexicana en 1995, con sus propios talk shows; primero, El show de Jaime Camil, y un año más tarde, Qué nochecita con Jaime Camil. Cuatro años después lanzó su primer disco y, finalmente, en el año 2000 actuó en su primera telenovela. >

Aunque muchos lo quisieron encasillar precisamente como un galán de telenovelas, Jaime fue demostrando con el tiempo que, además de talentoso, era un actor con ambición y, sobre todo, con la vista firme en un objetivo: el difícil y exigente (sobre todo para los latinos) mundo de Hollywood.

>

Tras aparecer en varias películas mexicanas independientes, Jaime recibió la oportunidad de oro que tanto estaba buscando: Jane the Virgin, la versión estadounidense del exitoso programa de televisión venezolano Juana la virgen, donde interpreta a Rogelio de la Vega, un papel que lo está dando a conocer en todos los rincones de Hollywood.

Jane the Virgin le cambió la vida a Jaime, pero lejos de volverse la celebridad inalcanzable, tiene los pies en la tierra, pues sabe que apenas está comenzando a cumplir el sueño que tuvo durante años y que lo mejor podría estar por venir.

FOTOGALERÍA: LOS ACTORES MÁS CÓMICOS DE LA TELEVISIÓN

 


Trabajar en Hollywood es como una línea divisoria para cualquier actor. ¿Qué ha significado en tu carrera el papel de Rogelio de la Vega?
Es un personaje creado por nuestra escritora y su equipo. En una entrevista me preguntaban lo que esperaba de Rogelio en la segunda temporada de la serie, pero esperar más sería pretencioso. El personaje es lo que se conoce como el comic relief de la serie y a la gente le gusta mucho, independientemente del de Jane, que interpreta Gina Rodríguez. He tenido la suerte de que Rogelio tenga mucha notoriedad también; es una gran bendición y no tengo más que estar agradecido con la vida, el universo y los creadores de la serie, porque Rogelio, como dices, podría ser la línea divisoria en mi carrera en Estados Unidos.

Rogelio era un personaje que ya se había hecho en la serie venezolana, pero cuando se vuelve a producir una serie se realizan varios cambios, incluso a veces tiene otro nombre. ¿Le hiciste alguna aportación a Rogelio?
La verdad, está brillantemente escrito. De vez en cuando hago algunas aportaciones pequeñas que les gustan mucho a los escritores, pero el proceso en Jane the Virgin es muy creativo. No es que un personaje tenga que decir las cosas de tal manera y si te gusta, bien, y si no, ni modo. Es un trabajo donde los directores y los escritores que hemos tenido siempre están presentes en el set, escuchan el punto de vista del actor y siempre hay apertura, así que este proceso abierto y creativo se agradece tremendamente. Sí tengo aportaciones, pero el personaje se basa en una columna vertebral muy fuerte, que es el guión; sería muy difícil echarlo a perder.
 


Por lo visto, Jane the Virgin te está abriendo las puertas en Estados Unidos. ¿Cómo ha sido ese proceso?
Gracias a Dios, ahí va. Tienes que entender tu posición en cada mercado y la mía, en el estadounidense, fue empezar de cero, prácticamente. No con respecto a la comunidad latina de este país, sino a lo que aquí llaman mainstream. Todos los reportajes sobre mi personaje generan cierto tipo de notoriedad porque vienen de medios importantes como Yahoo TV, Hollywood Reporter…, incluso me acaban de invitar a un programa que me encanta, que se llama Whose Line Is It Anyway? También me han invitado a algunos otros talk shows. Estamos caminando con paciencia, con amor y con luz, ya veremos qué pasa.

¿Qué diferencia has encontrado entre trabajar en la televisión estadounidense y en la mexicana?
El presupuesto (risas). Lo diremos de broma, pero esa es la diferencia. Por ejemplo, si una productora en México se gasta 200.000 dólares por una hora de programa, nuestro show cuesta 1,6 millones la hora. De repente, cuando hacemos películas independientes en México nos hacemos bromas y decimos ?nos quedó como en Hollywood?; pero aquí sí es así, todo está muy bien estructurado, nada es ?al aventón? y no se va a cambiar la historia porque un focus group decidió otra cosa. Se cree en el proyecto y en el guión, se mantiene fiel a la historia y eso da resultados. Pero aunque todo esté mejor estructurado, siempre he creído que somos animales del mismo ganado: los que hacemos cine o televisión en México, en Estados Unidos, en Bombay o en Venezuela. Todo el equipo viene de la misma granja; habrá barreras de idiomas o de terminologías, pero no hay mucha diferencia en ese aspecto. 


Muchos actores trabajan en varios proyectos fílmicos a la vez. ¿Es tu caso?
Estoy solamente en Jane the Virgin, así lo estipula el contrato que tengo con la productora, y es para estar el ciento por ciento con ellos y darle a la producción la primera opción. Si me ofrecen algo, incluso en los tres meses y medio que tengo de descanso del show, tengo que avisarle a la cadena CW mis planes, para que dé su visto bueno. Acabamos de empezar ese tiempo y puedo hacer algo, pero tengo que regresar a Nueva York para hacer todos los artículos promocionales de la segunda temporada. La idea es que puedas actuar en algunas películas en ese espacio.

Has cantado, actuado, conducido programas y doblado películas animadas. ¿En qué faceta te sientes más cómodo?
Me gusta mucho la comedia musical, porque puedes combinar la actuación con el canto. Empecé queriendo ser cantante y ahora estoy más maduro y me siento feliz como un actor que canta. Eso ayudó a que hiciera la película Amor a primera visa, en la que mi personaje tenía que cantar y no me tuvieron que doblar en las melodías, como se hace regularmente. En Jane the Virgin también hay capítulos en los que mi personaje canta y lo hice yo, no tuvieron que contratar a ningún artista y eso ayuda.

Para ti, ¿qué es ser un buen actor?
Para mí es una persona que respeta a los compañeros, su profesión, que llega a tiempo a los llamados, que estudia su papel y su guion. Puedes tener facilidades para esta carrera, como las puede tener también un arquitecto o un contador con las suyas, pero la ética de trabajo tiene que existir en todas las profesiones, así que cuando respetas la tuya y a ti mismo, y te entregas con dedicación a ella, irremediablemente se va a reflejar en algún tipo de éxito; en mi caso, eso siempre ha tenido un buen resultado. Recuerdo al director Benjamín Cann ?yo solo trabajo con él en México?, quien definía a un buen actor como el que llegaba a su marca y decía sus líneas, y eso era todo para él (risas).

FOTOGALERÍA: LOS ACTORES MÁS CÓMICOS DE LA TELEVISIÓN
 

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento