Entretenimiento

La invasión de los egos descomunales

Por vanidades

- 28/10/2021 03:07
null

En Hollywood, hay famosos o casi famosos que están totalmente desubicados…

Hay un chiste que viene dando vueltas en Hollywood desde hace algunos años: un Gran Actor (así, con mayúsculas) hablaba sin parar sobre su genial actuación en la película que había hecho recientemente. Al cabo de una hora, el famoso paró la «hemorragia» de autoelogios para decirle a su oyente: «¡Pero basta de hablar de mí! ¿Qué piensas tú… de mi actuación?». >

Por supuesto, algunas celebridades son genuinamente sencillas, como se ha dicho en varias ocasiones de Brad Pitt y de Sandra Bullock, por citar dos ejemplos. Pero también es cierto que otras rompen el «egómetro» con su actitud de yo-yo (porque todas sus frases empiezan con la palabra «yo»). De la misma manera, muchas cultivan una actitud de sencillez encantadora. Pero esta se evapora en un dos por tres cuando la estrella se siente en la necesidad de sacar su carné de famosa para exigir algún privilegio, como ocurrió recientemente con Reese Witherspoon.

>

¿Recuerdas el caso? Reese y su esposo, el agente artístico Jim Toth , fueron detenidos por la policía en Atlanta, Georgia, por conducir bajo los efectos del alcohol. Reese no solo se resistió al arresto, obligando al oficial a esposarla, sino que le hizo la pregunta que en algún momento escapa de los labios de casi todos los famosos: «¿No sabes cómo me llamo? ¡Pues lo vas a saber!». Y con esas palabras, la llamada sweetheart (novia) de América reveló que por sus venas corre la sangre de una celebridad.

FOTOGALERÍA: FAMOSOS EMBRIAGADOS POR EL EGO

TÚ, ¿UNA ESTRELLA?
Imagina por un momento que eres famosa y que tu sola presencia causa conmoción. La gente grita y se desmaya solo de verte, y atesora tu firma en un papel como si se tratara de un documento importante. ¿Qué pasa cuando, como una simple mortal, vas al supermercado y te rodea un enjambre de paparazzi para obtener la gran exclusiva de fotografiarte comprando yogur? ¿Y cuando actúas en una película o grabas un disco, y todos los que están cerca se deshacen en elogios? Las palabras «¡fabulosa!» y «¡regia!» se han convertido en tu segundo nombre. Pero eso o es todo. «Las reglas se aplican en forma diferente para las celebridades. La fama te consigue mejores mesas en los restaurantes y un servicio más atento en las tiendas. No tienes que esperar en una fila. Y si estás en problemas, puedes recibir la clase de ‘justicia’ que tuvo O. J. Simpsonen 1995″, opina el comentarista social Leonard Pitts, Jr.

Todo lo anterior sirve para explicar por qué Reese Witherspoon intentó usar su fama para escapar de las consecuencias de sus actos… olvidando que su esposo conducía embriagado y que el auto de un famoso puede ser tan mortal como el de un desconocido. Y es que no solo el alcohol emborracha; la fama también puede ser embriagadora. Y si logró marear a Reese, una de las personas más equilibradas de Hollywood, ¿qué podemos decir de otros ejemplares?

LOS SUPEREGOS DE HOLLYWOOD
No los enumeramos, porque todos querrían el primer lugar. Así que, sin orden de importancia (¡esta frase les duele mucho!), aquí tienes a los famosos más egocéntricos de Hollywood.

ROBERT DOWNEY JR.
El actor de la serie de filmes Iron Man no espera a que otros lo celebren. ¿Para qué, si puede hacerlo el mismo? Downey, de 48 años, no solo está convencido de que es un gran actor, sino de que el premio Oscar ya está prácticamente en sus manos. «Yo soy probablemente uno de los mejores actores del mundo. Sé que voy a ganarme un Oscar», alardeó hace unos meses. Su lectura del egómetro: 8.

NICKI MINAJ
Cuando un simple mortal (léase un no-famoso) le preguntó a la jueza de American Idol cuál fue su mejor momento durante el programa, la cantante «cantó» sus virtudes: «Cada uno de mis momentos es mi mejor momento». Su lectura del egómetro: 7.

P. DIDDY
El magnate de la música Sean P. Coombs, mejor conocido como Puff Daddy o P. Diddy, recientemente comentó sobre la forma en que la crisis económica global lo ha afectado. «¡He tenido que volar en aviones comerciales! ¿Se imaginan? ¡Yo, P. Diddy, viajando en vuelos comerciales!». Para recuperarse del shock, en lugar de oler sales, Diddy olió su perfume, llamado I Am King (Soy el rey). Su lectura del egómetro: 9.

JUSTIN TIMBERLAKE
El creador de Suit & Tie se cree tan, pero tan importante, que asegura que cuando visitó las oficinas corporativas de una popular cadena de hamburguesas en Estados Unidos, las acciones de la empresa se elevaron un 25 por ciento ¡solo por hacer acto de presencia en ella! Pero eso no es todo: «Cuando presenté los premios Grammy en la televisión, los niveles de sintonía subieron en un 25 por ciento». ¿Será ese su número de la suerte? Su lectura del egómetro: 25 por ciento.

CHRIS BROWN
Según Brown, él es irresistible para las mujeres. ¿Cuál es su secreto? «Que soy Chris Brown», explica. «Dondequiera que yo me encuentre, me van a buscar las mujeres». Su lectura del egómetro: 7.

KANYE WEST
El rapero de 35 años es un hombre marcado por la tristeza. Y es que a pesar de su fama y su fortuna, hay un sueño que no ha podido cumplir. ¿Estás lista? «Mi mayor tristeza en la vida es que nunca podré verme actuar en vivo», declaró. «Yo soy el ser humano número uno en la música». Su lectura del egómetro: 10 (porque no hay una más alta).

LADY GAGA
La creadora de Born this Way no solo es una cantante, ella es, de acuerdo con su propia leyenda, una Artista, con A mayúscula. Y no solo eso. Como toda una superheroína, Lady Gaga tiene el poder de controlar nuestra percepción. «Tengo la habilidad de escoger la forma como el mundo me percibe». Su lectura del egómetro: 7.

DINA LOHAN
Si presenciar a una estrella hacer alarde de su fama no es muy agradable, peor es ver a un aspirante a famoso tratando de usar la celebridad ajena. Este es el caso de la mamá de la eterna chica- escándalo Lindsay Lohan. Cuando a Dina le negaron la entrada en un club nocturno, lanzó la ya consabida pregunta: «¿Saben quién soy?», sin resultado alguno. Su lectura del egómetro: 8.

Sin duda, de la misma forma en que la meca del cine atrae el talento, también es un irresistible imán para los egos descomunales, incluyendo a esas personas que, incluso sin ser famosas, son superestrellas… en su propia mente.

FOTOGALERÍA: FAMOSOS EMBRIAGADOS POR EL EGO

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento