Entretenimiento

Las millonarias hermanas Ecclestone

Por vanidades

- 28/10/2021 02:50

Bellas y extravagantes, son la versión europea de Paris y Nicky Hilton

¡Son las nuevas y fascinantes personalidades de la jet set! Tamara Ecclestone, de 28 años, y su hermana Petra, de 23, son una versión europea de Paris y Nicky Hilton, aunque mucho más ricas y extravagantes. Las dos son como dos muñecas Barbie -una rubia y otra morena- y tienen tanto dinero, que la menor de ellas (la rubia Petra) ha declarado muy inocentemente que hasta que cumplió los 12 años no supo «que no todos en el mundo eran tan ricos como ellas».

Tamara y Petra viven en perpetuas vacaciones y dicen que con «un corazón de oro, porque son enormemente generosas», Son hijas del poderoso magnate inglés Bernie Ecclestone, dueño de la organización de carreras de autos Fórmula 1 y, según la revista Forbes, el cuarto hombre más rico del Reino Unido. Al ser unas de las herederas más poderosas del mundo -tendrán en el futuro una fortuna de 2 mil millones de dólares cada una- han crecido consentidas al máximo, rodeadas de lujos inconcebibles.

Las chicas saltaron a los medios y se convirtieron en el máximo interés de los paparazzi cuando Petra se casó en agosto de 2011 con el también «niño rico» inglés James Stunt. La boda fue en Roma, en el castillo de Odescalchi (donde también se casaron Tom Cruise y Katie Holmes), con 350 invitados. Fue todo un espectáculo, con tres días de fiestas y celebraciones, en las que se sirvió champán vintageLouis Roederer Cristal y botellas de vino ChÓteau Petrus, de 6 mil dólares cada botella, que costaron en total 16 millones de dólares. Para entretener contrataron a músicos del calibre de Eric Clapton y The Black Eyed Peas (la propia Rihanna cantó en la fiesta del compromiso en Londres). Bernie trasladó a los invitados de todos los rincones del mundo en docenas de aviones privados y los hospedó en el lujoso hotel Hassler, de Roma. Todos los días les llegaban a sus habitaciones infinidad de regalos cortesía del multimillonario y de los novios: bolsos de Prada y de Gucci, joyería de Bulgari, ropa de Valentino y de Salvatore Ferragamo, pues nada era demasiado «para agradecer su presencia en la boda de Petra».

Entre los invitados estuvieron amigos íntimos de la familia, como Flavio Briatore y su esposa Elisabetta, y Fergie, duquesa de York (a quien se vio de compras por la via Condotti, con cara de felicidad y estrenando sus nuevos regalos) con sus hijas, las princesas Beatrice y Eugenia. También estaban personas a quienes los Ecclestone habían conocido muy poco antes, como la familia Hilton en pleno, incluyendo a Paris, Nicky y sus padres Rick y Kathy. El orgulloso Bernie comentó: «¡Qué importa gastar dinero si veo a mi hija feliz!».

A Tamara, quien es muy lista, le indigna que la consideren «una inútil niña de papá», porque ella es «una chica normal que trabaja, pues soy modelo, presentadora y mujer de negocios, aunque algunos me conocen por ser la hija de Bernie». De lo que no hay duda es de que Bernie las adora y les da lo que ellas quieran. Uno de sus caprichos es la compra de casas, pues las chicas ya tienen varias, especialmente Petra, quien poco antes de su boda compró la gigantesca mansión de Aaron y Candy Spelling, en Los Angeles -que durante años fue la más cara y grande de la ciudad- a un costo de 85 millones de dólares, pagados en efectivo.

La casa tiene su propio salón de belleza, varias habitaciones para envolver regalos, acuarios, cientos de dormitorios y 27 baños de mármol. ¿Lo más curioso? Que el agente de bienes raíces que les vendió la casa fue Rick Hilton (el padre de Paris y Nicky) y de ahí viene la amistad con los Ecclestone. Al adquirirla, Petra dijo que la compraba porque «allí mis perros serán muy felices». Y aunque ella pasa la mayor parte de su tiempo en Los Angeles, su papá también le compró una casa de cuatro pisos, con 14 habitaciones, en el barrio de Chelsea en Londres, que costó 100 millones de dólares, a la que Petra añadió un acuario y una bodega de vinos a un costo de varios millones más. Tamara, por su parte, tiene una nueva mansión de 70 millones de dólares muy cerca del palacio de Kensington en Londres, donde expone su colección de obras de arte de Damien Hirst y de otros artistas de moda. La mayor de las Ecclestone afirma que mucho del dinero que gasta lo gana ella misma, comprando propiedades, renovándolas y vendiéndolas a un precio mayor, como hizo con un histórico pub londinense que vendió en 20 millones de dólares, duplicando su inversión.

¿Es que la fortuna de Bernie no acaba nunca?, se preguntan muchos. El excéntrico multimillonario de 82 años, muy pequeño de estatura (1.59 m o 5?2½?) y con un físico muy peculiar, hijo de un pescador y de orígenes humildes, se ha convertido en uno de los hombres de negocios más importantes de Europa. Su organización de carreras de autos Fórmula 1 no deja de producir infinidad de millones que Bernie derrocha sin miramientos.

Las hermanas con sus padres, antes del divorcio de Bernie Ecclestone con Slavica

Al divorciarse en el 2009 de su segunda esposa Slavica Radic Ecclestone (la altísima exmodelo croata de 54 años, quien es la madre de Tamara y de Petra), el diminuto Bernie tuvo que darle 900 millones de dólares y ella se convirtió en una de las mujeres más ricas del mundo. Dicen que fue Slavica quien le dio a Petra los 85 millones de dólares para su casa en Los Angeles, porque la mayor parte de la fortuna «líquida» de Ecclestone está a nombre de ella.

Tamara es la más parecida a una «Paris Hilton europea», porque siempre está involucrada en programas televisivos tipo reality y en nuevos negocios, diseñando ropa para los corredores de autos Fórmula 1, bolsos, zapatos, lingerie, etc. Petra, para no quedarse atrás, también es diseñadora, y sus bolsos y zapatos han sido exhibidos en la New York Fashion Week. Por supuesto, ambas hermanas están involucradas en obras de caridad, porque para ellas «tener mucho implica dar mucho».

En medio de esa existencia «irreal», que deja pequeñas a las Hilton, el único punto negro en el horizonte de las Ecclestone era Omar Khyami, de 38 años, hijo de un diplomático sirio, quien era novio de Tamara. En una publicación se reveló que Omar tenía un pasado un poco complicado, pues estuvo preso 18 meses en 1994 por comportamiento violento durante un robo en una joyería londinense de relojes de marca. Omar dijo que aquello había sido «un error de juventud, cuando tenía 20 años», pero no le había contado su pasado a su novia hasta que un tabloide inglés lo descubrió todo y lo publicó. Dicen que a Tamara no le importó, pues estaba locamente enamorada de él y ya hablaban de boda; pero hace poco terminó su noviazgo por un video comprometedor en el que Omar aparece en la cama con una mujer, en la despedida de soltero de uno de sus amigos. Tras enterarse de lo ocurrido, Tamara tomó la decisión de terminar su relación.

En estos momentos, las hermanas están muy enfadadas con su padre porque -sin decirles nada- anunció recientemente su próximo matrimonio con Fabiana Flosi, ¡quien es 46 años más joven que él! Fabiana es una brasileña que trabaja para Bernie como directora de marketing de Fórmula 1, y sería su tercera esposa. La primera fue Ivy, madre de una hija ya mayor llamada Deborah (cuyo hijo ha hecho bisabuelo a Bernie); después estuvo casado 23 años con Slavica. Según Petra y Tamara, «después del divorcio de papá, mamá no ha salido con hombre alguno y vive dedicada a nosotras, por lo que nos llamamos ‘Las tres mosqueteras’. Para nosotras ella será siempre la señora Ecclestone». Por supuesto, las chicas boicotearán la boda de Bernie «y por lealtad a nuestra madre, no asistiremos».

¡Como ven, las Ecclestone ya están dando mucho de qué hablar!

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento