Entretenimiento

Las novias de McQueen

Por vanidades

- 28/10/2021 02:37

No necesitaba más fama, pero la tuvo. El fallecido creador Alexander McQueen y la casa de moda que fundó están en boca de todos por la autoría del vestido de novia de Kate Middleton. Pero la nueva princesa británica no ha sido la única: más mujeres han sido seducidas por el encanto perverso del diseñador británico.

La historia de Alexander McQueen ha sido siempre de escalada: poco a poco, pero siempre hacia arriba. En un lapso relativamente corto, este atormentado creador inglés logró afianzar un nombre que ya era sinónimo de vanguardia, osadía y sentido de moda sin paralelo. Su muerte, hace poco más de un año, dejó al mundo de la moda en shock y hasta ahora nos sigue pareciendo difícil concebir este mundo sin su presencia. Pero la vida sigue y mantener vivo el espíritu del creador era el nuevo reto, y Sarah Burton, quien era su mano derecha, fue la encargada de asumirlo.
El gran acierto de Burton ha sido su hábil continuidad de las colecciones de McQueen, al punto de que parece que es él mismo quien sigue diseñándolas. Y hoy como nunca su fama ha crecido como la espuma a raíz de convertirse en la creadora del vestido de novia de la actual duquesa de Cambridge, Catherine Middleton, en su boda con el príncipe Guillermo de Inglaterra.

Burton… a los altares
El suyo es un talento que sedujo a McQueen desde el principio. Burton creció en Manchester en medio de una familia numerosa de clase media. Inició su formación profesional estudiando Print Fashion en el legendario Central Saint Martins College of Art and Design de Londres -donde también estudio McQueen-. Fue durante el tercer año de su curso académico que entró en contacto con el diseñador. Su tutor, Simon Ungless, la convenció de solicitar trabajo en el equipo de McQueen y en 1996 entró como interna en la firma, y, después de su graduación, comenzó su trabajo colaborando como asistente personal del creador, hasta que, tras su muerte, tuvo la oportunidad de ocupar el puesto de directora creativa de la firma.
Los seguidores de ésta sienten como un gran homenaje el que la futura reina de Inglaterra, Catherine Middleton, haya llevado un vestido de novia de
Sarah Burton para McQueen, una verdadera gloria inglesa, sin lugar a dudas.
Últimamente, y debido a la boda real, se habla mucho de las «Novias McQueen». Es importante puntualizar este tema: hasta hoy, todas las mujeres famosas que han dado el «sí» en un traje de McQueen han llevado uno hecho a la medida y por encargo. La firma hasta el momento no ha lanzado una línea nupcial propiamente dicha, pero McQueen siempre ha mostrado predilección por este tipo de creaciones y en casi todos sus desfiles ha cerrado con una modelo vestida de blanco de pies a cabeza, un poco a la usanza de la alta costura o los desfiles de antaño. Pero Burton, con
agudeza y aprovechando inteligentemente este boom, presentó en su reciente colección otoño-invierno 2011-2012, The Ice Queen and her Court, una serie de vestidos espectaculares que, aunque oficialmente no pertenecen a una colección nupcial, todo mundo concuerda en que son trajes de novia perfectos. Si eres una novia vanguardista, tal vez entre ellos se encuentre tu vestido ideal.
Este grupo de trajes tiene un aire majestuoso, en tono blanco de invierno, con capas y capas de tul, organza y seda. Los largos tienen faldas con pliegues, aplicaciones y cortes que les dan un aire único, un poco principesco, otro tanto medieval, estilo que siempre fascinó al diseñador. De hecho, uno de los trajes, el más impactante de todos, confeccionado con 500 metros de tela, se decía que era el que se había creado inicialmente para Kate, rumor que después fue desmentido.

En esta colección también se proponen vestidos cortos con faldas línea A que se acompañan de botines altos blancos tipo victoriano. Además, los accesorios son fascinantes: zapatos de suelas esculpidas que casi alcanzan el punto de obras de arte, pinchos, estoperoles y hasta un poquito de bondage (sadomasoquista) muy sutil que hacen de estas creaciones un objeto muy preciado para las novias modernas que quieren ser vanguardistas y lucir diferentes.

Trajes con la tijera de McQueen
Contra lo que pudiera creerse, la nueva duquesa de Cambridge no es la primera novia vestida por esta casa de moda. Ya antes algunas mujeres se dejaron seducir por el encanto de McQueen.

Sara Parker Bowles
Sara Buys, su nombre de soltera, se casó con Tom Parker Bowles, hijo de Camila. Siendo hijastra del príncipe Carlos, esta boda, si bien no se considera real, sí es una boda de alta aristocracia. La novia llevó camelias y jazmines en el pelo y un vestido espectacular de Alexander McQueen. Strapless, encorsetado y ajustado a la figura, el traje llegaba a media pierna, donde un gran holán hacía el ruedo del vestido. Debajo, una bajofalda de tul y una mantilla de encaje en los hombros daban una imagen etérea del atuendo.

Kate Winslet ,Liv Tyler y Plum Sykes también las ha vestido para ese gran día. Si quieres conocer los detalles de sus vestidos consulta revista Vanidades Novias.


Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento