Entretenimiento

Lo que hacían las estrellas antes de ser famosas

Por vanidades

- 28/10/2021 03:37
null

¿Qué hacían para ganarse la vida cuando eran unos desconocidos? ¡Garantizamos sorpresas!

Vista desde afuera, la vida de las estrellas nos parece maravillosa con su derroche de fama, dinero y glamour. Pero la verdad es que, vista desde adentro, es ¡mucho más fabulosa! De acuerdo, estamos hablando solamente del confort material y de todo lo que el dinero puede comprar. La parte positiva de la celebridad viene acompañada de muchos beneficios: autos de lujo, chefs personales, nutricionistas, masajistas, suites en hoteles de cinco estrellas, como sacados de los cuentos de Las mil y una noches, yates, aviones privados… En fin: que estamos hablando de un verdadero derroche de lujo y poder impensable para la mayoría de los simples mortales. Pero esto, por supuesto, no garantiza la felicidad; las estrellas también tienen su corazoncito, que a veces se les parte, como a todos, además de que tienen que enfrentar un sinfín de problemas muchas veces creados por la propia fama.

¿Te gustaría tener la vida de estas celebridades? Te aseguramos que nada de esto les cayó del cielo. Lo que quizás no sabes es que muchos artistas que hoy disfrutan de esos extravagantes placeres, comenzaron a labrarse el camino desde una posición más modesta. Aquí descorremos la cortina del glamour para revelarte los trabajos que estos ídolos realizaron… antes de ser famosos.

EL TRABAJO DIGNIFICA

Si a finales de los años 1970 visitaste alguna vez la tienda de «donas» Dunkin’ Donuts, en Times Square, en Nueva York, quizás recibiste una dona glaseada de manos nada menos que de la Diva Material. Sí, al principio de su carrera, cuando dormía en los sofás de sus amigos porque no tenía dónde vivir, Madonna se ganó el pan despachando «donas». Se rumora que fue despedida por dispararles a unos clientes con la manga de la jalea para rellenar las «donas». ¿Por qué lo habrá hecho…?

Antes de pararse frente a un micrófono, el cantante Jon Bon Jovi usó una escoba en su natal Nueva Jersey. Mientras grababa «demos» de sus canciones, para darse a conocer en las casas disqueras, Jon trabajó como conserje en una escuela secundaria. Otro famoso que no tuvo reparos para utilizar la escoba fue el comediante Jim Carrey, quien de 1978 a 1979 estuvo encargado de la limpieza en una fábrica.

El autodenominado genio musical Kanye West trabajó en una tienda GAP antes de regalarle al mundo su música y sus despliegues de ego. Incluso mencionó ese trabajo en una de sus canciones… con una chocante confesión: «Regresemos a GAP/miren mi cheque, no vale nada/así que si robé no fue mi culpa/sí, robé, y nunca me agarraron».

FOTOGALERÍA: ANTES DE SER CELEBRIDADES…

Charlize Theron no es conocida por su talento como cantante, quizás por eso pocos saben que durante varios años la bella sudafricana se ganó la vida cantando, entre frutas y hortalizas, en el mercado de la plaza del pueblo en su natal Johannesburgo.

En el filme American Hustle, Amy Adams mostró su décolletage con vestidos que dejaban muy poco a la imaginación. El chiste, por supuesto, es que, como ella misma admite, «no tengo mucho que mostrar en ese ‘departamento'». La ironía es que antes de ser famosa, Amy trabajó en un restaurante de la cadena Hooters, que solo contrata a chicas con un busto muy «generoso». «Por eso solamente trabajé en el ropero, guardando los abrigos de los clientes», admitió la súper galardonada actriz.

En la adolescencia, el guapísimo actor irlandés Pierce Brosnan aprendió el casi extinto arte circense de tragar fuego. ¡Palabra! Durante tres años, el futuro agente 007 del cine trabajó en un circo. Pierce se retiró de la ardiente profesión años después, cuando sufrió un accidente intentando realizar la hazaña en un episodio de la serie de TV The Muppets.

Pero no creas que Brosnan es el único famoso que una vez huyó con el circo. El serio y respetado Christopher Walken fue… ¡domador de leones! En realidad, solamente de una leona, que encima era muy dócil. «Más parecía una perrita que una leona», admitió Walken. Aun así, ¿no es cierto que ese trabajo se ve muy impresionante en su currículum vítae?

El súper tonificado Matthew McConaughey vivió un año en Australia como parte de un programa de intercambio estudiantil. Durante ese tiempo, Matt se ganó la vida limpiando estiércol en un corral de gallinas y lavando platos en un restaurante… esperamos que no en ese orden. Y ya que hablamos de las aves, mientras trataba de abrirse camino como actor, Brad Pitt escondió su espectacular anatomía dentro de un disfraz de pollo para hacerle publicidad a El Pollo Loco, un restaurante mexicano de Los Ángeles. Pero si la idea de disfrazarte de pollo no te atrae mucho que digamos, ¿qué dirías entonces de vestirte de banano? Eso fue lo que tuvo que hacer la sexy Megan Fox para ganarse el plátano -¡perdón!-, el pan nuestro de cada día antes de ser famosa. Megan, que trabajaba en una tienda de smoothies (licuados de frutas), tuvo que asumir el frutal rol para atraer clientes (¡como si Megan se viera más atractiva cubierta de pies a cabeza por una cáscara amarilla!).

Por su parte, Jennifer Aniston pasó «el Niágara en bicicleta» cuando se dedicó a entregar paquetes en bicicleta, precisamente, en Nueva York. Además de ser rápidos y de tener un gran sentido de la orientación, estos mensajeros deben saber manejarse dentro del congestionado tráfico neoyorquino. Desafortunadamente para Jennifer, no reunía esos requisitos. «No tengo coordinación y soy muy torpe», admitió la estrella, que más tarde se dedicó a trabajar en una línea de ventas por teléfono.

Michael Philip Jagger, mejor conocido como Mick Jagger, ganó la importante suma de cuatro libras esterlinas a la semana (unos siete dólares) trabajando como portero en el hospital mental Dexler, en Londres. Quizás esto inspiró uno de sus éxitos: 19th Nervous Breakdown (Colapso nervioso número 19).

Cuando comenzaba a soñar con ser actor, Warren Beatty estaba desesperado por obtener un rol en una obra del Teatro Nacional en Washington, D.C. Warren sí obtuvo trabajo, pero no sobre el escenario, sino detrás de éste, cazando las ratas que plagaban el local. Y para que veas que existe la justicia poética, en 1990 Warren interpretó en el cine a Dick Tracy, el famoso detective de los cómics que cazaba… rateros. Más tarde, Warren fue albañil y pianista en un bar neoyorquino.

Hoy, Tom Cruise se hospeda en los hoteles más lujosos y espectaculares del mundo, pero antes de hacerse famoso y de saltar sobre el sofá en una entrevista televisiva con Oprah Winfrey, fue maletero en un hotel. Es conocido –y reglamentario– que las meseras deben usar zapatos bajos para poder moverse entre las mesas y los comensales, balanceando platos y bandejas. Pero la excéntrica Lady Gaga cree que las reglas se hicieron para romperlas. Ella cuenta que durante varios años fue mesera en un restaurante de Nueva York, donde servía a sus clientes posada sobre sus altísimos y afilados tacones. Lo anterior demuestra que aunque hoy estos famosos disfrutan de lo que el dinero puede comprar, nada les fue regalado, pues se ganaron la vida sin glamour y con el sudor de su frente.

FOTOGALERÍA: ANTES DE SER CELEBRIDADES…

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento