Entretenimiento

Los "kilitos de más" que Salma Hayek tuvo que aumentar para su papel en House of Gucci

La belleza mexicana de madame Pinault, a quien vimos en House of Gucci, no sólo triunfa, sino que se sincera al hablar de los cambios en su cuerpo.

Por Maria Patricia Castañeda

- 16/03/2022 04:22

Continuando con la conversación sobre la cinta House of Gucci, que marcó su estreno en noviembre pasado a nivel internacional, 12 meses después de los 100 años del nacimiento de la marca Gucci, no olvido una pieza de colección exhibida en las boutiques de la firma: los tenis blancos con las franjas clásicas en verde y rojo, inspirados en la tradición ecuestre, y el número 100 en color negro.

“Salma ha comprendido que, a los 55 años, hay más detalles en la vida de una mujer que el cubrir los hilos blancos con tinte”.

Lo más sorprendente no fue eso, sino la invitación intransferible y exclusiva que me hicieron llegar de la boutique de ARTZ, para conocer las entrañas de la prestigiosa firma italiana en la CDMX.

Así conocí una galería, ubicada en la colonia San Rafael, que se transformó en el lobby del Hotel Savoy de Londres, lugar en el que Guccio Gucci trabajó como maitre en su juventud. Hombres y mujeres de varias nacionalidades estaban en cada salón tomando medidas para hacer ropa personalizada bajo el sello italiano, de los clientes que asistimos ese día.

Entre ellos había mexicanos, justo como en la cinta, en la que apreciamos a Salma Hayek, a quien fue sorprendente ver en el rol de Pina Auriemma, psíquica que se convirtió en cómplice de Patrizia Reggiani en el asesinato de Maurizio Gucci.

Por supuesto, Salma siempre es tema de conversación, y hace no mucho habló fuerte y directo sobre el enfrentamiento que vivió con la transformación de su cuerpo a causa de la menopausia. Eso sí, los kilitos de más que se le notan a Pina fueron planeados, pero no el crecimiento de los senos, ni la irritabilidad ni la sensibilidad que la mexicana ha experimentado. La veracruzana también la pasó mal luchando con los cambios.

Obesa, fea, vieja y arrugada, así se sintió la belleza mexicana que ya no se presiona por estar perfecta. Salma ha comprendido que, a los 55 años, hay más detalles en la vida de una mujer que el cubrir los hilos blancos con tinte, porque al final no te quitará la maravillosa experiencia que has adquirido.

Maria Patricia Castañeda. Coordinadora de Televisa Espectáculos, periodista y conductora.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Entretenimiento