Entretenimiento

Michael Sheen no es tan serio como aparenta

Por vanidades

- 28/10/2021 02:27

Abandonó el teatro por el cine y ahora ha alcanzado la fama en Hollywood.

Ene. 12, 2011

El actor ha logrado un gran prestigio por protagonizar películas de gran envergadura. Con una estatura de 1.75 m (5’9»), puede pasar inadvertido, pero cuando está ante las cámaras, Michael Sheen se transforma en algo completamente diferente a lo que es.

Sheen decidió darle al cine una oportunidad y abandonó el teatro que lo hizo famoso en Inglaterra para venir a vivir a Los Angeles indefinidamente. En Gales lo han subido ya en el pedestal de los grandes, junto a la actriz Catherine Zeta-Jones y al director Peter Greenaway. Pero a Los Angeles lo trajo algo más que su carrera…

En esta oportunidad, Vanidades se reunió con el actor en los estudios donde se crearon los efectos especiales de la nueva película TRON: Legacy, en la que Sheen representa al malo Castor. Este personaje le sirvió para ponerse su ?traje de luces? y cometer cuanta locura le permita Joseph Kosinski, el director.

Dicen que casi dejas la actuación para jugar profesionalmente fútbol. ¿Te mantienes activo? ¿Qué deportes practicas hoy día?

Me encantan los deportes, es algo que practico con frecuencia. Juego tenis, basquetbol, cricket… Me mantengo activo lo más que puedo, sin embargo, debo tener cuidado, pues cualquier accidente puede perjudicar mi carrera como actor.

¿Qué pasa cuando actúas en películas famosas, con tantos bombos y platillos alrededor, y luego vuelves al teatro?

Puedo comparar el teatro con las películas independientes, donde el equipo es mínimo y solo tienes una cámara y un pequeño grupo de personas a tu alrededor. A la hora de la verdad lo que tienes que hacer es, simplemente, actuar.

Tu nueva película TRON: Legacy es especial por el uso de la tecnología hace 30 años y ahora. ¿Cómo es tu relación con la tecnología?

Bueno, una cosa sí te puedo decir: muchas veces doy la impresión de ser una persona diferente a la que en realidad soy. Me encanta la tecnología, especialmente la que está adaptada al cine, a las películas de fantasía y de ciencia ficción. Así que si eso significa que me gusta todo lo relacionado con las computadoras, definitivamente sí me gusta. Ahora, no me pidas que use la tecnología, porque no lo hago muy bien. Procuro rodearme de gente que sabe y que haga las cosas por mí.

¿Te imaginas disfrutando de un mundo como el que se concibe en el filme?

Me encantaría y creo que hay que aprovechar toda la tecnología para el bienestar personal. Me pone triste saber que no estaré aquí dentro de 60 años y no podré seguir viendo los avances que existan. Creo que estamos muy lejos de crear un mundo como el de TRON, pero espero que nuestros hijos sí lo puedan ver.

En TRON: Legacy, Michael Sheen tiene en sus manos una excelente oportunidad para lucirse como actor interpretando a Castor. Ataviado con un traje blanco y con maquillaje ?galáctico?, especialmente en los ojos, los dientes son lo que más llama la atención del personaje. Sheen se asegura de que sus expresiones faciales y su lenguaje corporal expresen exactamente el tipo de persona que es Castor: alguien que piensa ?no confíes en nadie, sobrevive frente a cualquier circunstancia?. El look de la película recuerda la versión de hace 30 años, la cual creó grandes expectativas por los efectos especiales de entonces.

¿Crees que este tipo de personajes afecta un poco la reputación de ?actor serio? que tienes?

Me gusta el hecho de que me consideren un actor serio y que haya público que vea mis películas dramáticas, porque sabe que respeto mi carrera. Pero también la gente que me ha visto en películas de ciencia ficción puede comprobar el trabajo ?serio? que he hecho al filmarlas.

EL HOMBRE DETRÁS DE LA CAMARA

Michael creció en el seno de una familia de clase media, en el corazón de Gales. Su padre Meyrick Sheen era conocido localmente, ya que se parecía mucho al actor Jack Nicholson y muchas veces ganaba dinero personificándolo en eventos. Su madre Irene disfrutaba de las jornadas en el teatro local, en el que participaba activamente.

Después de considerar ser un jugador de fútbol, Michael decidió tomar en serio la actuación y entró en la Royal Academy of Dramatic Arts, la escuela de actuación más famosa de Londres. La suerte y el talento siempre lo acompañaron, ya que apenas en el segundo año consiguió su primer personaje, nada menos que al lado de una gran actriz: Vanessa Redgrave, en la obra When She Dance. Inmediatamente le dieron el personaje de Mozart, en la adaptación de la obra que generó una de las mejores películas jamás filmadas: Amadeus. Este mismo rol lo llevó a Broadway por primera vez.

Michael continuó trabajando en el teatro, en las obras Henry V, Calígula, Peer Gynt y Look Back in Anger, pero el éxito que tenía sobre las tablas no era suficiente para él. Quería entrar en Hollywood.

Después de personajes cortos en Mary Reilly, con Julia Roberts, y Wilde, con Jude Law y Vanessa Redgrave, el actor fue contratado para la película Underworld, la cual fue protagonizada por Kate Beckinsale, su compañera sentimental de más de 11 años. Aquí ocurrió el único ?escándalo? que ha habido hasta el momento en su vida privada, y está entre comillas porque las partes implicadas procuraron actuar con la mayor discreción ante la situación. Después de haber dado a luz a su hija Lily Mo, Beckinsale dejó a Sheen por el director de la película Len Wiseman, con quien se casó y todavía sigue unida. Michael Sheen no solo aceptó el romance, sino que tuvo que continuar haciendo la saga (están a punto de filmar la cuarta película), ya que estaba bajo contrato.

En este momento, Michael disfruta de una relación muy estable con la bailarina clásica Lorraine Stewart, a quien conoció mientras asistía al Ballet Nacional de Inglaterra para ver bailar a su prima Caroline Sheen. Ambas eran compañeras. Sin embargo, a pesar de que en su vida solo han habido dos relaciones estables, Sheen nunca ha anunciado planes de boda.

Casi todos los actores tienen un ?padrino?, un productor, director o escritor con el que funcionan y trabajan juntos en varias oportunidades (Robert De Niro con Martin Scorsese y Johnny Depp con Tim Burton). El padrino de Michael Sheen es Peter Morgan, quien escribió las afamadas películas The Queen y Frost/Nixon, en las que Michael actuó. El actor consiguió varios premios de la crítica por estas películas, y tanto Morgan como sus compañeros de reparto Helen Mirren y Frank Langella fueron nominados al Oscar (Mirren lo ganó al interpretar a la reina Isabel II de Inglaterra).

Te gusta actuar en el teatro. ¿Lo harías aquí en Los Angeles?

Ya no actúo mucho en el teatro, en especial desde que me mudé a Los Angeles. Hago una obra cada varios años, pero mi carrera me está llevando por otros caminos, y hacer teatro implica estar fuera de la ciudad por largos períodos, lo que no me interesa en este momento. Quiero estar aquí.

Te mudaste a Los Angeles hace más de un año, ¿por qué?

Podría haber mantenido mi carrera en Londres como lo hacen otros actores, pero sinceramente, la razón principal por la que me mudé aquí es para estar más cerca de mi hija Lily Mo, que sigue creciendo. No quiero perderme un momento de su vida.

Cuéntame de Lily Mo. ¿Crees que ella también será actriz?

No lo sé, y no la presiono ni a favor ni en contra. Lo que sí te puedo decir es que a ella le encanta escribir, lo hace con mucha frecuencia, de la misma forma que su madre, quien a mi juicio es una gran escritora. A mí también me gusta escribir y esta es quizás la razón por la que a ella le interesa tanto. A Lily Mo le gusta actuar, a veces forma parte de clubes de teatro y la he visto ensayando varias veces, así que no podría dejar de lado la posibilidad de que se convierta en actriz. A mí lo único que me interesa es que lo que elija lo disfrute y que lo haga con pasión.

Háblame de las cosas que te gusta hacer. ¿Qué planes tienes?

De hecho estoy en el proceso de crear una compañía de producción de cine donde haremos cosas en las que estaré involucrado no solamente como actor. Todavía no te puedo decir exactamente qué es lo que haré, porque no estoy preparado, pero sí estoy escribiendo guiones, y pienso dirigir y producir a la vez. No tengo que actuar todo el tiempo.

¿Nos puedes dar un adelanto del tipo de películas que piensas desarrollar?

Al verme en películas como The Queen y Frost/Nixon, la gente piensa que ese es el estilo de películas que yo voy a producir. Si te soy sincero, lo que estoy trabajando se parece más a  New Moon, TRON: Legacy o Underworld, las cuales son películas más ligeras, con más acción y aventuras. Mi imagen de actor serio no me molesta, pero no representa exactamente quien soy como persona.

No se sabe mucho acerca de ti. ¿Tiene esto que ver un poco con el hecho de que eres un poco impenetrable?

No, para nada. La razón principal es que mi vida no es interesante, y no hay mucho que contar. También he tenido la suerte de trabajar en proyectos donde la gente quiere saber más del filme que de mi intimidad. Eso me agrada, porque significa que estoy eligiendo las películas adecuadas. ¿Sabes? Me gusta
desaparecer entre las sombras.

¿No la has visto? Aquí te mostramos algunas imágenes:

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento