Entretenimiento

Mila Kunis: una estrella bella y audaz

Por vanidades

- 28/10/2021 04:18

«Jupiter Ascending» es el filme con el que la actriz de origen ucraniano regresa a la pantalla grande, después de haberse
convertido en mamá

Wyatt Isabelle Kutcher es el nombre de la nueva obsesión de Mila Kunis: su hija.
El pasado 2 de octubre, Mila y Ashton Kutcher tuvieron su primera bebé, y si bien Mila fue muy hermética en todo lo relacionado con su embarazo y el nacimiento de la pequeña, Ashton no resistió la tentación de mostrar a su hija en las redes sociales en cuanto llegó al mundo. Con ese evento se desató una serie de cambios para la actriz, como su próxima fecha de matrimonio, que se llevará a cabo a mediados de año, y todo lo que significa ser mamá. Además, durante un tiempo no piensa hacer papeles tan exigentes como el que realizó en Jupiter Ascending, la nueva película de los hermanos Wachowski, los creadores de The Matrix.

En Jupiter AscendingMila Kunis interpreta a una chica que está destinada a luchar en el universo contra sus opresores, y para poder darle vida a su personaje, tuvo que hacer mucho esfuerzo físico antes de quedar embarazada. Ahora, como mamá, está segura de que no interpretará ese tipo de roles durante algún tiempo.

Parece que el personaje que interpretaste en Jupiter Ascending te exigió mucho físicamente…
Hice mucho ejercicio para esa película; me entrené siete días a la semana durante seis meses. Cross Training era lo mejor para lo que tenía que hacer. En el filme había tanta lucha, que no tenía que entrenarme para algo específico, como karate o peleas de espadas. No tenía una rutina basada en alguna habilidad determinada; más bien todos los días teníamos secuencias de acción. Channing Tatum siempre estaba colgado de cables y yo estaba detrás de él, en su espalda. Filmar fue un gran esfuerzo. No hay nada gratificante en eso; si me pidieran hacer de nuevo la película les diría que no. La filmación fue extenuante y me desgarré la banda iliotibial.

¿Cómo era tu rutina durante la filmación?
Acababa deshecha y al día siguiente me tenía que levantar para ir al gimnasio a las siete de la mañana. Luego iba a que me maquillaran y a trabajar durante 12 horas. Hubo gente que se lastimó, pero no por accidentes, sino por el simple hecho de hacer esas rutinas tan pesadas, como me pasó a mí, pues los músculos se cansan y no responden igual, y eso que usamos dobles para escenas peligrosas, como las caídas de los edificios. 

¿Dirías que es la película que más te ha exigido físicamente? En Black Swan tenías rutinas muy pesadas de baile.
Black Swan fue exigente, pero solo fue por dos meses. El rodaje de Jupiter Ascending duró siete. Por eso tuvimos que comer muy sano: nada de azúcares ni almidones, muchos vegetales y proteínas. A pesar de tener una rutina de ejercicios pesada, teníamos unos días en que podíamos darnos nuestros gustos, como en el cumpleaños de Channing Tatum, que fue en plena filmación. Ahí comimos pastel, aunque yo preparé uno sin azúcar ni levadura para quienes estábamos a dieta por la película. Nuestro régimen era tan estricto, que si un día se te ocurría ir a McDonald?s, al día siguiente, cuando tratabas de hacer un esfuerzo físico, te sentías muy mal, así que por fuerza tenías que comer bien. No tuvimos tiempo para ir a los spas o a que nos dieran masajes; solo quería ir a casa a dormir. Ahora sí voy a que me den masajes cada vez que puedo. Lo único que podía hacer era sumergirme en una bañera caliente durante unos minutos. 

¿Qué aprendiste de esta película que no conocías de ti?
De Jupiter Ascending aprendí que puedo volar en la espalda de Channing (se ríe). En realidad, ahora soportaría cualquier cosa. De verdad, aprendí lo que mi cuerpo puede y no puede hacer cuando llega al punto de la fatiga total. También aprendí a divertirme a pesar de un proceso de filmación tan pesado, porque podía viajar durante la película. Nunca había trabajado en Londres, así que de repente me subía al tren y me iba a Bélgica, a París o a algún otro lugar. Me escapaba por un día, ya que los países en Europa están a hora y media en tren, así que tenía mi mochila lista para aprovechar cualquier momento libre. Cuando sabía que iba a tener un día libre me levantaba a las cuatro de la mañana para poder estar en la estación del tren a las cinco. Llevaba una gorra y mantenía la cabeza agachada para que no me reconocieran.

Si te propusieran hacer una película con las exigencias físicas de esta, ¿lo volverías a hacer?
No creo. Tengo un hermano más grande que yo, que me lleva seis años, y cuando salía a jugar yo iba con él y hacía lo mismo que los niños: practicar fútbol y otros deportes. Lo hacía ingenuamente, pues no sabía que había un mundo de niños y otro de niñas. Es como cuando subes a un árbol siendo chica y lo haces sin pensar que te puedes caer. Hoy ya no me subiría a los árboles, y no sé si haría otra película como esta después de saber lo exigentes que son con los actores. 

Se trata de una película de ciencia ficción hecha por los mismos directores que hicieron la trilogía de The Matrix. ¿Dirías que es una nueva versión de esta saga?
La verdad es que no puedo decir que soy como Neo (el personaje de Keanu Reeves en The Matrix) y Channing el nuevo Morpheus (Laurence Fishburne en The Matrix), pues somos muy diferentes. La trama de la película es distinta. Lo que hacen los Wachowski a veces es un poco complejo, porque al final tienes que ver sus cintas completas para poder entender las reglas que rigen los mundos de sus películas. 

¿Qué te atrajo para hacer esa película?
Precisamente que los hermanos Wachowski la dirigían. Creo que una de sus principales cualidades es la forma en que crean universos completos, con sus propias reglas de como funcionan las cosas. Bueno, es difícil explicar eso en una entrevista. A veces es complicado leer el guión y entender lo que quieren. La razón es porque crean cosas que no te imaginas y que pueden estar detrás de la puerta. Te lo dicen en el guión, pero, por supuesto, no lo comprendes.

En la película, Júpiter tiene que cumplir una misión. ¿Cuál crees que sea la tuya en particular?
Creo que sería muy egoísta decir que el universo nació para rodearme, todos tenemos un propósito en la vida, ya sea grande o pequeño, pero lo que importa en realidad es el viaje que emprendas para lograrlo. Esa es la parte divertida de la vida; cuando esté tres metros bajo tierra sabré cuál era mi propósito en este planeta, porque aún sigo tratando de descifrar para qué vine (risas).



Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento