Entretenimiento

Penélope Cruz y Javier Bardem, juntos dentro y fuera de los reflectores

La pareja de actores españoles presenta Todos lo saben, una película en la que Penélope Cruz y Javier Bardem reafirman la química que tienen.

Por vanidades

- 05/10/2021 11:16
null

Penélope Cruz y Javier Bardem se conocieron en 1992 durante el rodaje de la cinta Jamón, jamón.

Pero fue 15 años después cuando se reencontraron en la filmación de Vicky Cristina Barcelona que llevaron su alocada historia de amor ficticia a una realidad discreta y cariñosa.

Desde que se casaron en 2010, su relación es un referente de decoro en la industria del cine, ya que, aunque tienen apariciones públicas, son muy cuidadosos con el nivel de exposición que se les da a ellos y a sus hijos Leo y Luna.

El matrimonio ha compartido créditos en siete ocasiones, y van por la octava gracias a Todos lo saben, dirigida por el iraní Asghar Farhadi (dos veces ganador del Oscar), quien ofrece al público una tensión fascinante al momento de que una reunión familiar se convierte en detonante de revelaciones de dramas y secretos.

Sobre este thriller hablan en esta conversación.

VANIDADES

¿Cómo conocieron al director Asghar Farhadi?

PENÉLOPE CRUZ

Me gustan mucho las películas de Asghar, en especial A Separation, que considero una obra maestra. Un día me llamó y me dijo que quería filmar una cinta en España y que había pensado en mí para un papel. Honestamente, su llamada es una de las mejores cosas que me han pasado a lo largo de mi carrera. Lo admiro mucho y considero que es uno de los mejores directores que existen hoy día. Además es un hombre bueno y extraordinariamente sensible.

JAVIER BARDEM

Si no recuerdo mal lo conocí en 2013 o 2014 en la ciudad de Los Ángeles. Asghar promocionaba un filme y yo había ido allá por un tema de trabajo, así que acordamos vernos para conocernos.

Llegué muy estresado a esa cita. Estaba bastante impaciente por saber de semejante artista, claro, pero también porque me interesaba más conocer al hombre que es, así como sus películas. Asghar me fascinó. Platicamos en inglés lo mejor que pudimos y desde ese momento sembramos la idea de trabajar juntos. Unos meses después recibí una invitación para su siguiente proyecto y a partir de ese momento nos mantuvimos en un contacto más constante.

Javier Bardem, Asghar Farhadi, Penélope Cruz y Ricardo Darín, en el Festival de Cine de Cannes. (Foto: Archivo)

VA

¿Qué pensaron cuando leyeron el guión?

PC

Asghar me contó la historia hace casi cinco años y, claro, a través del tiempo ésta fue evolucionando en su mente, así que fue compartiéndola con nosotros poco a poco hasta que aceptamos el proyecto. Lo que quiere expresar a través del argumento del filme es lo que lo hace tan interesante. De alguna manera la familia que protagoniza la historia es una metáfora de lo que sucedía alrededor nuestro. Como dice un poema del persa Yalal ad-Din Muhammad Rumi, que descubrí hace un par de semanas durante una filmación gracias a otro amigo iraní: “Si un miembro de la familia está sufriendo, todos los demás lo hacen también”. Este filme es, para mí, justo como la esencia de ese poema. De hecho cuando hablé con Asghar sobre eso me dijo que ese mismo poema significa mucho para él y que había pensado en él un día antes. Pasamos por muchos momentos así durante la filmación de Todos lo saben.

No nos llevamos los personajes a casa. Tenemos nuestro trabajo y nuestra vida. Y amo esa ‘danza’ entre realidad y ficción”.

JB

Asghar trabaja ideas, conceptos e historias. Había escrito 20 o 30 páginas a las que sumó un resumen muy detallado, una especie de guión, pero sin diálogos. Me gustó bastante la historia, la atmósfera, pero en particular me interesó la relación entre los personajes; justo como en sus películas anteriores, en Todos lo saben habla sobre los vínculos entre las personas y la manera en la que éstas interactúan. Es un relato acerca de un pasado que resurge e impacta el presente. También retrata de manera muy precisa los modales de los españoles y, viniendo de un extranjero, pienso que eso fue muy brillante.

(Foto: Archivo)

VA

¿Qué pueden contar acerca de sus personajes y el desarrollo de éstos?

PC

Laura suele ser una mujer bastante especial, que pasa por demasiadas cosas y, por lo tanto, tiene que tomar decisiones difíciles que involucran a otros; sin embargo, ella lidia sola con ese peso. Lleva como todos, aunque algunos más que otros, la carga de sus traumas y sus experiencias.

JB

Paco es un hombre de pueblo y es querido en la comunidad. Se esfuerza. Ha trabajado duro para ser lo que es. Nació en la casa donde vive la familia de Laura [Penélope Cruz] y ahí comienza a cultivar la tierra y a cuidar su viñedo. Al inicio de la cinta se siente satisfecho con su vida personal y profesional, pero después algo pasa que empieza a cuestionarse todo: lo emocional, lo sicológico, lo ético… Y entonces su vida da un giro. Su pasado resurge y se encuentra con su presente. Es un personaje lleno de matices por la manera en que está escrito y, espero, lo sea también por cómo se encuentra interpretado.

(Foto: Archivo)

VA

¿Ustedes se identifican con ellos de alguna manera?

PC

Nunca pensé en eso. Creo que para interpretar a Laura no tuve que estar de acuerdo con ella como persona ni con su temperamento o con lo que realizó o dejó de hacer. No necesito justificar sus acciones. Lo único que tuve que plasmar fue comprenderla al ciento por ciento y creo que supe manejarlo gracias a que es un papel bien escrito. Todos los personajes son complejos, sutiles y multifacéticos. No hay chicos buenos y malos: es tal como la vida real, donde las cosas nunca son tan claras como parecen. 

(Foto: Archivo)

JB

Me gusta mucho el rol. Como dijo la gran Victoria Abril, los actores tenemos que defender a nuestros personajes mucho más de lo que los juzgamos, de otra manera no estamos haciendo bien el trabajo. Habrá papeles que te hagan sentir incómodo, claro, pero justo éste no es el caso.

Para mí, Paco es como Ramón Sampedro en Mar adentro o Reinaldo Arenas en Before Night Falls, que son interpretaciones que recuerdo con mucho afecto. Veo que hay una luz en él (en Paco), un brillo, una simplicidad similar a cierta sabiduría, un alma realista llena de sentido común.

VA

¿Cómo es un rodaje con un director que ya ha sumado dos premios Oscar a su carrera?

PC

A mí me fue muy bien. Filmamos cerca de cuatro meses y en ese tiempo sucedieron muchas cosas. Asghar es demandante, pero también es bastante bueno explicando cosas; te pregunta sobre ti, pero lo hace con tacto.

El resultado de eso es que das lo mejor de ti y es algo que él te inspira a hacer.

Te va iluminando el camino para llevarte adonde quiere y lo realiza con elegancia porque es un artista verdadero.

Es una especie de genio de otra raza, dotado con una sensibilidad excepcional. La gente como él es rara.

No me he cruzado con muchas personas así a lo largo de mi carrera, pero cuando pasa, al momento de que te encuentras a alguien así, es fácil percibirlo. Asghar es capaz de conmover a las personas de una manera profunda gracias a su modo de narrar historias.

Transmite mucho y lo hace con humildad. No se proclama a sí mismo como un profeta, pero para mí él es mucho más que un director de cine.

JB

Al momento de que Asghar terminó de escribir este guión, comenzamos a hablar sobre los personajes y sus ensayos.

Estaba impaciente por sentarme con él y escuchar lo que pensaba, porque la manera en la que dirige a los actores y desarrolla sus películas demuestra su genialidad.

Considero, como actor, que es una delicia trabajar a su lado, porque él mismo ama actuar, entiende el proceso y lo respeta.

Eso lo vuelve muy considerado con todo el reparto. Durante los ensayos descubrí que tiene un don para dar color y para realzar el trabajo y el talento de cualquiera.

Para mí fue una gran oportunidad de convivir con gente que admiro; ya había laborado antes con Eduard Fernández y con Penélope, por supuesto, pero nunca había compartido set con Ricardo Darín, quien es, a mi parecer, uno de los mejores actores del mundo.

Estar reunidos, ver juntos cómo Asghar bosquejó a sus personajes y cómo nos pidió concentrarnos en ciertos detalles superprecisos, que al final definieron la esencia de nuestros papeles, fue una experiencia que disfruté.

Estuvimos dos o tres semanas ensayando y a todos nos hubiera gustado que esa parte del proceso durara mucho más tiempo, pero todos tenían compromisos en distintos lados y ya no se pudo.

VA

Javier, ¿cómo te sentiste al trabajar de nuevo con Penélope?

JB

Bueno, con ella acabo de filmar Loving Pablo, en donde interpretamos dos roles muy fuertes con una relación bastante tóxica [la del narcotraficante colombiano Pablo Escobar con la periodista Virginia Vallejo; la película se basa en el libro que escribió ella misma y que fue publicado en 2017].

Tuvimos muchas escenas juntos y fue un asunto muy complejo, pero en Todos lo saben fue más sencillo. Penélope es una actriz que crece con cada papel y es un placer verla trabajar y florecer.

Nos es fácil laborar juntos porque nos conocemos muy bien y eso ayuda mucho.

VA

¿Cuál fue tu escena favorita y la que encontraste más complicada? 

JB

Pienso que es una película difícil, aunque al final todas lo son por una cosa u otra. Pero sucede que aquí hay una increíble intensidad emocional y, por lo tanto, ninguna toma fue sencilla al actuar. De hecho, Asghar sugería una escena, veía cómo funcionaba y le cambiaba detalles si quería intentar otras cosas o enfatizar algo más.

Nada estaba impuesto y él nunca decía: “Tiene que ser así y sólo así”; por el contrario, ya que es un hombre que ama la vida, quiere que cada toma sea auténtica, así que todo iba evolucionando conforme se realizaba.

En retrospectiva puedo decir que las escenas donde había mucha gente eran las más complicadas porque, claro, éramos demasiados actores juntos y cada uno tenía su propio punto de vista respecto a la situación. Y es que, piénsalo, todos los sentimientos pueden ser interpretados de distintas maneras. Tan sólo meditemos en el miedo, por ejemplo, en cuántas reacciones posibles hay.

Por fortuna, Asghar conseguía darnos armonía, haciendo que las escenas fueran como él las concebía; aunque, por supuesto, eso requería de mucha concentración por parte de todo el elenco.

Cuando actúas tienes que estar muy pendiente de lo que hacen las personas con las que estás compartiendo escena, pero si esas no son dos sino 10, es mucho más complicado; es importante no perder la atención. 

(Foto: Archivo)
Por: Ivonne de los Ríos / Foto: Getty Images

En esta nota

  • Asghar Farhadi
  • entrevista
  • javier bardem
  • penélope cruz

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento