Entretenimiento

Pólizas extremas

Por vanidades

- 28/10/2021 02:56

Algunas estrellas conceden tanto valor aciertos rasgos de su anatomía, que los han asegurado en ¡millones de dólares!

¿Recuerdas aquel programa de televisión famoso en los años 70: El hombre biónico? En ese drama con toques de ciencia ficción, Lee Majors interpretaba a un astronauta que sufrió un accidente catastrófico, por lo que el gobierno le colocó partes del cuerpo biónicas valoradas en 6 millones de dólares. Pero aunque (por el momento) las celebridades no son biónicas (aunque sí aumentadas, infladas, estiradas y succionadas), algunas les conceden tanto valor a ciertos rasgos de su anatomía, que los han asegurado en ¡millones de dólares!

¿La lógica detrás de esto? Es muy simple: estos famosos están conscientes de que esa característica, ya sea un par de piernas espectaculares o un busto «generoso», es una parte importante de su atractivo (en algunos casos, es todo su encanto). Perderla podría afectar no solo su bienestar físico, sino su carrera y su popularidad. Y ni hablar de su cuenta de banco. Lo interesante es ver qué partes de su cuerpo las estrellas han asegurado, por ejemplo, en caso de que el busto colapse bajo los efectos de la gravedad o que la dentadura pierda algunas piezas clave.

DE LO SUBLIME… A LO SUBLIMEMENTE RIDÍCULO

En 1990, la Mona Lisa, el famoso cuadro de Leonardo da Vinci, sufrió un fuerte golpe cuando una joven actriz usurpó su lugar como «la sonrisa más famosa del mundo». Las carcajadas de Julia Roberts en el filme Pretty Woman desplazaron la dulce sonrisa de Mona Lisa y convirtieron a la joven de Smyrna, Georgia, en la estrella más hot del universo. Esto hizo que Roberts, consciente del poder de su sonrisa, corriera a asegurarla en nada menos que ¡30 millones de dólares! Lo que a nadie le queda claro es… ¿cómo se pierde una sonrisa? De cualquier manera, la de Julia Roberts desde entonces está perfectamente protegida.

Si la póliza de seguro de Julia se te hace inusual, ¿qué decir de la de nuestra próxima estrella? En los años 60, el cantante galés Tom Jones era el símbolo sexual por excelencia. Con su cabello rizado y su voz profunda y aterciopelada, el creador de It’s Not Unusual y Delilah estremecía al público femenino. Consciente de su enorme magnetismo animal, Jones corrió a asegurar su… ¿voz? ¿Sus hipnóticos ojos verdes? ¡Nada de eso! El cantante, que actualmente tiene 72 años de edad, todavía paga su póliza para asegurar… los vellos de su pecho. De acuerdo con Jones, estos vuelven locas a sus fans. Si llega a perderlos, el seguro le pagará 7 millones de dólares (lo cual a estas alturas significa aproximadamente medio millón por cada vello).

La cantante de música country Dolly Parton es una mujer doblemente bendecida por la naturaleza, pues no solo tiene una hermosa voz, sino lo que es evidente a simple vista: un busto abundante. La Parton aseguró sus dos más famosos encantos en 3,8 millones de dólares. ¿Por qué no llegó a los cuatro millones? Eso es motivo de curiosidad. Quizás la póliza se le hacía muy cara y Dolly, quien admite que hasta duerme maquillada («En caso de que haya una emergencia a medianoche»), gasta sumas estratosféricas en pelucas. «Nadie sabe lo caro que cuesta conseguir un look tan barato», es una de sus frases más famosas.

FOTOGALERÍA: PÓLIZAS EXTREMAS

EXTREMOS Y EXTREMIDADES

Sus piernas son esbeltas, bien torneadas, tonificadas… y velludas. Sus fans las encuentran irresistiblemente sexy. Es por eso que el futbolista inglés David Beckham se las hizo asegurar por 35 millones de dólares cada una. Claro que como el guapo rubio se gana la vida literalmente a patadas, las piernas son sus «herramientas» de trabajo. Lo que no se entiende es por qué, si la de Mariah Carey es su prodigiosa voz, aseguró sus piernas, y no su garganta, en ¡mil millones de dólares! Tampoco nadie ha hallado respuesta a la pregunta del millón: ¿por qué la famosa modelo alemana Heidi Klum aseguró su pierna derecha en 1,2 millones de dólares… y su pierna izquierda solo en un millón? Habrá que comparar una con la otra para desentrañar ese misterio.

La moda de asegurarse las piernas comenzó en los años 1930 con la legendaria actriz de la época dorada de Hollywood Betty Grable. Desde entonces, otras famosas han protegido sus extremidades inferiores en millones de dólares. La lista incluye a Marlene Dietrich, Rihanna, Tina Turner, Angie Everhart y Jamie Lee Curtis. Por su parte, Daniel Craig, el sexy James Bond del cine, no pudo decidir qué parte de su bien tonificado cuerpo es más bella, por lo que aseguró su escultural figura, de la cabeza a los pies, en 9,5 millones de dólares.

VARIEDAD DE PARTES

Algunos famosos aseguran ciertas partes menos usuales. ¿Por ejemplo? Las personas de edad «interesante» sin duda recuerdan al comediante estadounidense Jimmy Durante, famoso por su enorme nariz. En los años 1940, él la aseguró por la entonces importante suma de 50 mil dólares. En los años 1930, la actriz Bette Davis aseguró su cintura de avispa en 28 mil dólares, pues temía que si aumentaba de peso, su carrera se vería afectada. En 1910, el comediante Ben Turpin, conocido por su pronunciado estrabismo, protegió sus ojos en medio millón de dólares. Otro comediante, Ken Dodd, cuyo sello distintivo era su dentadura «dispareja» (en general, los británicos tienen fama por sus problemas de ortodoncia), en 1989 aseguró su sonrisa inglesa en 6,2 millones de dólares. Curiosamente, arreglar su dentadura con un ortodoncista le hubiera costado mucho menos.

Por otra parte, a los fans del grupo de rock Kiss les gustará saber que Gene Simmons aseguró en un millón de dólares la afilada lengua que el roquero de 63 años aun despliega con orgullo en todos sus conciertos. Otro famoso roquero, esta vez Keith Richards, el guitarrista del grupo The Rolling Stones, decidió comprar una póliza para sus 10 dedos en 1,6 millones de dólares o 160 mil por cada uno. Y, los vocalistas Bruce Springsteen y Rod Stewart aseguraron sus voces en 31,2 y 15,5 millones de dólares respectivamente. ¿La parte del cuerpo más pequeña que ha sido asegurada por un famoso? Este honor se lo llevan un famoso crítico de cocina, Egon Ronay, quien quiso proteger sus papilas gustativas en 2,3 millones de dólares, y la catadora de vino Angela Mount, quien aseguró las suyas por 16 millones de dólares… y estaba perfectamente sobria cuando firmó la póliza.

Para cerrar con broche de oro, la actriz y cantante Jennifer López aseguró su derrière por la astronómica cantidad de 300 millones de dólares. Sin duda, la López protege sus encantos contra los efectos del tiempo y de la gravedad.

FOTOGALERÍA: PÓLIZAS EXTREMAS

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento