Entretenimiento

Shirley Temple, de niña prodigio a diplomática

Por vanidades

- 28/10/2021 03:42
null

Fue la niña prodigio de Hollywood que cautivó a millones de espectadores con su adorable belleza y su gracia como actriz

Shirley Jane Temple nació en Santa Mónica, California, el 23 de abril de 1928. Fue la tercera hija de Gertrude y George Temple. Antes habían nacido sus hermanos mayores: John, el 3 de enero de 1915, y George Jr., el 24 de enero de 1919.

Su padre era asistente de administración de un banco, oriundo de Pennsylvania, y su madre nació en illinois; ambos eran descen dientes de europeos. Gertrude era muy atractiva y siempre había soñado con entrar en el mudo del teatro y el cine, pero sus aspiraciones se frustraron cuando se casó a los 17 años con George, de 23.

Desde que comenzó a caminar, su madre notó que a Shirley le gustaba cantar y bailar, y que tenía gracia y dotes artísticas. El 13 de septiembre de 1931, cuando tenía 3 años y medio de edad, Gertrude la matriculó en la escuela de baile Meglin’s Dance Studios. Su profesora dijo dos meses más tarde:

-Shirley se comporta como una alumna excepcional, que presta absoluta atención a las clases, aprende rápido y hace todos los pasos correctamente.

Charles Lamont, director del Educacional Pictures, en Hollywood, fue a la clase de danza de Shirley para hacer una breve audición entre las alumnas para la firma Jack Hays Productions. Ella fue elegida para una prueba de screen (pantalla). Pero al llegar encontró a un numeroso grupo de niñas y niños de otras academias, quienes estaban esperando para hacer una prueba.

Shirley Jane Temple nació en Santa Mónica, California, el 23 de abril de 1928. Desde que comenzó a caminar, su madre notó que a Shirley le gustaba cantar y bailar, y que tenía gracia y dotes artísticas. Aquí, en 1934, cuando tenía 6 años de edad. Foto: EFE

Shirley actuó con la mayor gracia y naturalidad del mundo, y quedó entre los 25 aspirantes seleccionados para actuar en Baby Burlesks, una serie de filmes cortos interpretados por preescolares, que serían una parodia de las películas más populares.

El 23 de enero de 1932, Gertrude y George Temple firmaron el primer contrato en la vida de Shirley con Jack Hays Productions, sin la asesoría de un abogado.

El contrato parecía alentador, pero solo en apariencia. Cuando lo estudiaron con detenimiento, descubrieron que era feroz.

Shirley tenía 3 años y 8 meses de edad. Décadas después, recordó ese hecho:

-Durante dos años, la Jack Hays Productions tendría derechos sin restricciones de usarme o prestarme a otra firma, para presentarme en películas, escenarios o la radio, con opción de extender el contrato por dos años más. Ella recibió 10 dólares diarios por esos filmes. Los rodajes duraban cuatro días, pero no se pagaban los ensayos que podían tomar una o dos semanas ni las horas extras.

Entre filmaciones tenía que posar para fotógrafos de la prensa o para publicidad de productos comerciales, sin pago.

-Mis fotos fueron usadas para una marca de cereal, barras de caramelos y en millones de envolturas de gomas de mascar -confesó Shirley.

Su primera participación en una película fue en War Babies, una sátira de la cinta What Price Glory?, donde ella hizo una deliciosa imitación de Dolores del Río en el papel de Charmaine, la muchacha francesa.

-En las sátiras, el elenco infantil usaba pañales abrochados con un gigantesco alfiler y el resto de la vestimenta era de acuerdo con los personajes que interpretaban -contó Gertrude.

Durante un rodaje, a Shirley se le presentó un terrible dolor en un oído. Después de la filmación su madre la llevó al hospital.

-Tiene un absceso que hay que drenarle -le dijeron los médicos.

Allí pasó la noche. A la mañana siguiente, Jack Hays Productions la hizo incorporase a la filmación, donde pasó 11 horas en el estudio. Shirley tomó dos siestas, pero trabajó duro y dijo sus líneas como si no estuviese enferma, porque era muy profesional.

Según Loraine Burdick, autora del libro The Shirley Temple Scrapbook, la pequeña artista imitó en los primeros meses de ese año a personajes como la columnista de Hollywood Louella Parsons y la actriz Marlene Dietrich. En Glad Ragsto Riches cantó su primera canción en la pantalla grande: Ella es solo un pájaro en una jaula de oro.

Cuando ella cumplió los 4 años de edad, pasaba la mayor parte del tiempo en los estudios, con el calor de las intensas luces enceguecedoras, cambios de vestuario y un molesto maquillaje sobre su carita. Tenía que cumplir con disciplina un riguroso horario y seguir las estrictas órdenes del director.

Las madres no podían entrar en el estudio de filmación y Hays decía a los niños con mala cara y tono intimidatorio:

-Esto es un negocio, no un lugar para perder tiempo o jugar.

Los castigos que imponía eran crueles. Metía a los chicos en una caja negra con un reflector proyectando intensa luz encima hasta que el calor los hiciera sudar y los agotara, o los sentaban sobre otra caja negra que contenía hielo y era demasiado fría. Los niños se enfermaban. A Shirley la castigaron algunas veces y cuando se lo contó a su madre, esta no le creyó.

Shirley ya era famosa. Hays la puso a trabajar en otra nueva serie de películas cortas y la usó para promover su escuela para crear niños "estrellas de cine".

George Temple se enteró de que Hays iba a presentar una demanda de bancarrota personal el 23 de septiembre de 1933 y compró el contrato de Shirley.

Gertrude recorrió incansablemente los estudios de Hollywood con Shirley, tratando de escogerle buenas participaciones.

En la Paramount le dieron una pequeña oportunidad en un filme del oeste; pero en diciembre de 1933, cuando Shirley estaba con sus padres en el Fox Wilshire Theatre, para ver una de sus películas, al mirar una cartelera bailó algunos pasos, sin saber que estos la pondrían en el camino de la fama.

Jay Gorney, compositor de canciones de la Fox Film, la estaba observando y después de presentarse, le preguntó a Gertrude:

-¿Su hija puede cantar?

-Sí. Lo ha hecho ya profesionalmente. Canta muy bien.

Gorney le dio una tarjeta y una cita al día siguiente para una audición en los estudios Fox. Estos estaban entrevistando a niños para el musical Stand Up and Cheer, pero aún no habían conseguido a la persona ideal para el papel infantil.

Shirley cantó St. Louis Blue, y el productor asociado Leo Brown y el propio Gorney quedaron impactados.

-¡La búsqueda ha terminado! -exclamó Brown-. Tenemos a la actriz infantil.

Winfield Sheehan, jefe de producción de la Fox, la contrató por siete años e hizo creer a la prensa que ella tenía un año menos de su verdaderaedad, para hacerla ver más especial.

Shirley obtuvo su primer protagónico en una película, y bailó y cantó en Baby Take a Bow, rompiendo récords de taquilla y convirtiéndose a los 6 años de edad en una estrella de Hollywood.

La Paramount Pictures la pidió en préstamo a la Fox, pagándole una alta suma en Little Miss Marker. La película tuvo un rotundo éxito y, a finales de julio de 1934, la Fox le firmó un nuevo contrato aumentándole el salario a 1.250 dólares a la semana. Tenía que hacer tres películas al año.

Sheegan reconocía que Shirley había "salvado al estudio de la quiebra", pues en un año obtuvo unas ganancias de 6 millones de dólares.

Shirley rodó Our Little Girl, Curly Top y The Littlest Rebel, y ese mismo año ganó el Premio Juvenil de la Academia. Trabajó en Change of Heart y en Now I’ll Tell actuó junto al gran actor Spencer Tracy.

En Now and Forever, junto a Gary Cooper, cosechó nuevos éxitos. Pero se consagró en Bright Eyes, donde cantó y bailó por el pasillo de un aeroplano la canción On the Good Ship Lollipop.

Hubo otro ventajoso contrato con la Fox. Además, por cuidar y asesorar a Shirley y ser su única peinadora, Gertrude recibía un salario de 150 dólares a la semana.

Pero los Temple habían perdido su privacidad y George estalló un día:

-Los fanáticos de Shirley se asoman por las ventanas y tocan a la puerta a toda hora. Esto no es vida.

Lo solucionaron comprando otra casa más grande e inaccesible en un barrio exclusivo, en la misma ciudad de Santa Bárbara.

Mientras más famosa se hacía Shirley, más le iban restringiendo su libertad y sus derechos. Ya no podía ir a la playa ni al cine ni a lugares públicos, porque las multitudes la agobiaban. En una tienda, una mujer la aterrorizó cuando se le abalanzó con una tijera y le cortó un bucle de su cabello sin que Gertrude pudiese impedirlo.

En 1935, Shirley hizo películas tan buenas como The Little Colonel, trabajando junto a Lionel Barrymore y Evelyn Venable. En este filme bailó con el bailarín de tap de la raza negra Bill Robinson, a quien a pesar del racismo existente en esos años ella llamó siempre "tío".

Aquí, con Bill Robinson, a quien a pesar del racismo existente en esos años ella llamó siempre "tío". Foto: EFE

El 14 de marzo de 1935, Shirley dejó impresas las huellas de sus manos en el cemento húmedo en la explanada del Grauman’s Chinese Theatre, y expresó sus sentimientos hacia el mundo cuando firmó: "Los amo a todos. Shirley Temple·.

-Los guionistas teníamos que escoger con cuidado las palabras que íbamos a poner en boca de Shirley en las películas -contó uno-, porque los niños del mundo entero la imitaban.

Sus 7 años de edad fueron celebrados con pompa, pero sin ningún amiguito.

-Porque yo era una niña sin niñez -recordó Shirley.

Ella recibió de sus fans 135.000 regalos y cartas, y casi 1.000 cakes.

Todas las madres querían que sus hijas se parecieran a Shirley y todas las niñas querían ser como ella.

Shirley era una mina de oro y comenzaron a comercializar en grande los modelos de sus vestidos; pero Gertrude exigió que toda la ropa que llevase la marca de Shirley Temple tenía que ser de primera calidad. Su hija siempre debía estrenar los modelos antes de que salieran a la venta.

Paralelamente se fabricaron adornos y accesorios de pelo similares a los que usaba Shirley y también muñecas con su imagen, que hicieron felices a cientos de miles de niñas en todo el mundo.

Diez secretarias manejaban las 10.000 cartas que Shirley recibía semanalmente y cientos de esas cartas llegaban dirigidas a George Temple, de mujeres que le proponían que "les hiciera una hija como Shirley".

Eleanor Roosevelt, la primera dama de Estados Unidos, la visitó en el set y la invitó con sus padres a la Casa Blanca. Minutos antes de ser presentados al presidente Franklin D. Roosevelt, a Shirley se le cayó un diente delantero. Roosevelt la saludó sonriente y estrechó su mano. Ella no le devolvió la sonrisa y se atrevió a contarle la pérdida de su diente. El presidente se echó a reír y le dijo:

-No te preocupes querida, a todos nos pasa. A mí mismo me faltan algunos dientes.

Roosevelt se tomó tiempo para hablar con ella y a Shirley le agradó mucho. Luego la pareja presidencial compartió con ellos una barbacoa en High Park y Shirley, al ver a Eleanor inclinada sobre la parrilla, cocinando, no pudo resistir la tentación de dispararle al trasero con un tirapiedras que llevaba escondido en un bolsillo de su vestido.

-¡Ay!- gritó la primera dama.

Los hombres del Servicio Secreto no encontraban una explicación a lo sucedido, pero Gertrude, quien había visto lo que su hija hizo, al regresar al hotel le dio su merecido.

En 1936, Shirley protagonizó Dimples. En Tonaway ella imitó a los bailarines Ginger Rogers y Fred Astaire.

En 1937, las ganancias de Shirley alcanzaron los 4 millones y medio de dólares. Según la biógrafa Anne Edwards, autora del libro Shirley Temple: American Princess, la Fox daba a Shirley otros beneficios, como pagar por su profesora privada, guardias de seguridad, jardineros, empleadas domésticas, mantenimiento de la piscina de su casa y servicios de lavandería y tintorería. También le proveía un auto.

Shirley era la niña que poseía el cabello más célebre y admirado de su tiempo. El secreto de su suavidad, brillo y exclusivo reflejo dorado se lo debía a su madre, quien cada dos semanas le lavaba la cabeza con jabón de castilla y luego añadía al agua de enjuague cierta cantidad de vinagre. Todas las noche se lo recogía en 56 bucles.

Shirley filmó Wee Willie Winkie. En Heidi, bailó una danza holandesa que fue copiada en muchos programas de las escuelas públicas. Ambas películas se convirtieron en clásicos del cine.

En 1938 deleitó al mundo con tres películas más y ganó más dinero que el presidente de la General Motors. En Little Miss Broadway compartió con el superbailarín y más tarde senador de Estados Unidos George Murphy.

La popularidad de Shirley iba creciendo alrededor del mundo y su club tenía cuatro millones de fans. Un día Shirley se enfermó con fiebre alta y 20 mil personas en Indonesia se pusieron de rodillas en un gran campo para rezar por su recuperación.

Cuando Shirley filmó The Little Princess, que se estrenó en 1939 con gran éxito, a pesar de ello su popularidad comenzó a decaer, porque el público no estaba preparado para verla crecer.

En 1940, cuando se estrenó Young People y no obtuvo el éxito que se esperaba, los Temple compraron el contrato de su hija a la Fox. Justificaron su decisión diciendo al público: -Hemos decidido que Shirley tenga una vida privada cuando comience en la escuela secundaria.

Shirley tenía 12 años y la matricularon en el exclusivo colegio para señoritas Westlake School. Por primera vez ella asistía a uno y todas las cosas que regularmente hacían sus compañeras eran nuevas para ella. Junto con las chicas iba al cine, a bailar y a presenciar competencias deportivas.

A finales de 1940 firmó un contrato con la Metro-Goldwyn-Mayer para trabajar en filmes durante sus vacaciones escolares. Shirley se había convertido en una atractiva jovencita. Llevaba el cabello ondulado, que se había vuelto de color castaño oscuro, con destellos rojizos.

Ella filmó Kathleen, que se estrenó en 1941. Un año después trabajó en Miss Annie Rooney para la United Artists y los estudios proclamaron que por primera vez en su vida un chico besaba a Shirley en un filme. Fue el actor juvenil Dickie Moore, pero este le dio un simple beso en la mejilla.

En un baile, Shirley conoció a "Hotch", el cadete aéreo Andrew D. Hotchkiss, un estudiante de Harvard Military Academy, alto, bien parecido y buen bailarín.

Él fue su primer amor.

En 1944 ella rodó Since You Went Away y en I’ll Be Seeing You trabajó junto a Ginger Rogers y Joseph Cotten.

Kiss and Tell se estrenó en 1945. Shirley también realizó trabajos voluntarios durante la Segunda Guerra Mundial, de gira a través de todos los Estados Unidos y Canadá. Visitó hospitales y animó a soldados heridos.

Su relación de casi cuatro años con Hotch llegó a su fin en 1945 cuando ella conoció al sargento John Agar, un joven de 23 años de edad. Shirley tenía 16. El le dijo:

-Soy instructor de educación física en la Armada Aérea.

Agar provenía de una familia de Chicago y era hermano de una de sus compañeras de escuela. Era muy alto y apuesto. Entre ellos surgió un lindo romance y luego un compromiso formal.

En junio, Shirley se graduó de la Westlake School y filmó Honeymoon. Los superiores de Agar le anunciaron que lo enviarían a una misión y él le propuso matrimonio a Shirley.

Gertrude y los estudios quisieron un casamiento en grande, pero Shirley se negó.

-¡Quiero una boda sencilla, no un circo de Hollywood! -dijo.

La boda se celebró el 19 de septiembre de 1945, en la iglesia metodista Wilshire. A pesar de la sencillez asistieron 500 invitados, entre ellos, el gobernador de California.

Los recién casados se instalaron en la antigua casa de jugar de Shirley, remodelada, en su mansión de Brentwood.

Agar consiguió la baja militar y Shirley filmó The Bachelor and the Bobby-Soxer, con Cary Grant. En 1947 trabajó en That Hagen Girl, junto a Ronald Reagan.

El productor David O. Selznick se percató de que Agar tenía porte de galán de cine y, para sorpresa de Shirley, lo contrató por 150 dólares a la semana y lo envió a una escuela de actuación.

La RKO puso a la pareja a trabajar junta en Fort Apache, con los actores John Wayne y Henry Fonda, y luego volvió a reunirla en Adventure in Baltimore.

Shirley estaba embarazada y fue una de las madres más publicitadas del mundo cuando dio a luz a su hija Linda Susan, el 30 de enero de 1948.

Agar era fiestero, mujeriego y bebía mucho, y Shirley se sentía desdichada.

En 1949, ella filmó tres películas: Mr. Belvedere Goes to College, The Story of Seabiscuit y A Kiss for Corliss, en la que tuvo de coprotagonista a David Niven y fue la última en la que trabajó. Shirley había tomado dos decisiones importantes: dejar su carrera artística y divorciarse de Agar.

Respecto al cine aceptó que había perdido su encanto para el público debido a una causa inevitable: tenía que seguir creciendo. Sobre su fracasado matrimonio comentó a la revista Motion Picture:

-Nunca debió haber sucedido.

Según la biógrafa Jean F. Blashfield autora del libro Shirley Temple Black, ella se fue de vacaciones a Hawai con sus padres y su hija Linda Susan, y allí conoció a Charles Black, un joven oficial naval y empresario. Él era muy atractivo y provenía de una importante familia de San Francisco, California. Tenía títulos de la Stanford University y de la Harvard Bussiness School.

Su divorcio de Agar se hizo efectivo el 5 de diciembre de 1950, y días después, el 16 de diciembre, Shirley y Black se casaron en el hogar de los padres de él, en Monterrey, California. Solo estaban presentes los familiares de ambos.

Cuando los reporteros supieron de la boda, ya la pareja se había marchado de luna de miel a un lugar desconocido.

Pocos meses después de su nuevo matrimonio, Shirley estaba legalmente apta para tomar el control de su propia fortuna. Ella había ganado millones de dólares desde que comenzó su carrera en el cine siendo casi una niña, y su padre George Temple siempre había sido su administrador. Entonces descubrió que él había dilapidado el dinero en malas inversiones. Y que no había seguido la orden de la corte que requería poner fondos en un fideicomiso para el futuro de su hija.

-Quedan menos de 60.000 dólares -susurró George, preocupado.

-¡Después de casi 20 años de trabajo! -exclamó Shirley, sorprendida.

Ella decidió que la relación con su padre era más importante y lo perdonó. A Charles lo asignaron al Pentágono en Washington D.C.

Los Black alquilaron una casita en Bethesda, Maryland, donde aspiraban a vivir tranquilos con la pequeña Linda Susan. Pero la presencia de Shirley en la vecindad atrajo a muchos turistas. Bess, la esposa del presidente Harry Truman, la invitó a participar en una recaudación de fondos y Shirley se fue involucrando en asuntos políticos y en campañas del partido republicano.

Un día descubrió que estaba embarazada y exclamó abrazando a su esposo:

-¡Es el colmo de la felicidad!

El 29 de abril de 1952 el parto se le presentó con dos semanas de anticipación y Shirley ingresó en el Hospital Naval de Maryland, pero el bebé tenía el cordón umbilical enredado en el cuello y fue preciso practicarle una cesárea.

Su hijo Charles Alden Black Jr. nació hermoso y saludable.

Pronto Shirley recibió una mala noticia.

-Tu hermano George sufre esclerosis múltiple -le dijeron.

Eso la animó a involucrarse en la Sociedad de Esclerosis Múltiple y a fundar la Federación Nacional de Sociedades de Esclerosis Múltiple.

En 1953, Black fue liberado de la Fuerza Naval y regresaron a California. El comenzó a trabajar en una estación de televisión.

El 9 de abril de 1954 Shirley tuvo a su hija Lori, quien la llenó de felicidad.

En 1958 ella empezó su serie de televisión Shirley Temple’s Storybook.

En 1967 se postuló como congresista por California, sin éxito. Luego sirvió en varios puestos diplomáticos y como delegada de Estados Unidos en muchas conferencias y cumbres internacionales.

En 1969 Ronald Reagan, entonces gobernador de California la nombró consejera consultiva de hospitales y fue designada como delegada de las Naciones Unidas por el presidente Richard M. Nixon.

Shirley fue embajadora de Estados Unidos en Praga, República Checa. Foto: Getty images

Cuenta la escritora Jean F. Blashed, autora del libro Shirley Temple Black, que en el año 1972 le detectaron cáncer en el seno izquierdo. A Shirley le removieron el seno y varios nódulos linfáticos, pero el músculo quedó intacto. La cirugía fue un éxito.

-El apoyo de mi esposo y mis hijos fue primordial en mi recuperación -dijo Shirley un tiempo después.

En 1973, Shirley fue nombrada miembro de la comisión estadounidense de la UNESCO, y Walt Disney Productions la eligió para su junta de directores. El presidente Gerald R. Ford la nombró embajadora de Estados Unidos en Ghana en 1974, puesto que ocupó hasta 1976, para luego convertirse en la primera mujer jefa de protocolo de los Estados Unidos.

En 1985 la Academia le otorgó el Oscar Tributo a Shirley Temple.

En 1987 fue nombrada la primera funcionaria honoraria del servicio extranjero en la historia de Estados Unidos, por el entonces secretario de estado George Shultz.

En 1988 logró publicar su autobiografía Child Star, que se convirtió en un best seller.

En 1989 el presidente George H. W. Bush la nombró embajadora de Estados Unidos en Praga, posición que dejó en 1992 para dedicarse a escribir su segunda biografía, viviendo en Woodside, California, con su esposo.

-Apasionada de su familia, le gustaba cocinarnos, jugar golf, cultivar la huerta y pescar -contó él.

En el 2001, sirvió como asesora para la producción de la red de televisión ABC Child Star: The Shirley Temple Story, basada en la primera parte de su autobiografía. En el 2004, se unió con Legend Films para restaurar, colorear y publicar sus primeras películas en blanco y negro.

Pero el 4 de agosto de 2005, Shirley recibió un duro golpe: su amado esposo Charles murió de un síndrome mielodisplásico.

Shirley Temple murió de causas naturales la noche del 10 de febrero de 2014, a la edad de 85 años en su casa en Woodside, California, rodeada de sus hijos y nietos. Recibió en vida muchos premios y honores, entre ellos una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y varios doctorados honoris causa de distintas universidades.

FIN

Debemos aclarar que el género de la novela biográfica no es un género puro. Tiene tanto de historia y realidad como de ficción y fantasía. La biografía tiene como mérito estudiar e historiar al personaje en su entorno real. Decir obligadamente la verdad lógica de los hechos. Sin embargo, el mérito de la novela es darle forma a la historia. El autor la adorna con su imaginación. Crea diálogos y presenta los personajes según su concepción personal.

 


 

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento