Entretenimiento

Estas fueron las verdaderas cartas de amor de Cyrano de Bergerac a Roxanne

Conoce las hermosas cartas de Cyrano de Bergerac a Roxanne, palabras con las que expresa su más puro y sincero amor a la mujer que ama en silencio.

Por Melisa Velázquez

- 13/01/2022 07:52
Cartas de Cyrano de Bergerac a Roxanne

Cartas de Cyrano de Bergerac a Roxanne (Getty Images)

Este año se estrena una película romántica basada en el poeta Cyrano de Bergerac, un hombre que intimidado por su aspecto físico, no se atreve a confesarle su amor a la mujer que ama. Estas son las hermosas y románticas cartas de Cyrano de Bergerac a Roxanne.

¿Quién fue Cyrano de Bergerac?

Cyrano de Bergerac, fue un poeta, dramaturgo y pensador francés, coetáneo de Boileau y de Molière. La obra de Rostand lo describe como guardia y poeta, famoso por su valentía e inteligencia, y muy enamorado de su prima Roxane, aunque con escasas oportunidades de acercarse a ella debido a su poco atractivo físico, una gran nariz.

Cartas de Cyrano de Bergerac a Roxanne

Estas son algunas de las cartas más románticas que Cyrano de Bergerac dedicó a su amada Roxanne.

Amada Roxanne

Anoche, para espantar los demonios que taladraban mi cabeza, leí la primera carta que os envié. Fue un día antes de vuestro cumpleaños y recordé que mañana, justamente mañana, cumpliremos un aniversario más en nuestras vidas.

Pero mañana ha de ser otro día, yo quiero, como en esa carta y para revivirla, hablaros de esta noche, cuando la luna me acompaña para deciros muchas cosas.

Vi el amor en vuestro rostro y entonces fuisteis mía, como lo eres hoy y lo seréis siempre… ¿Sabes? Os confieso que cuando me mirabais, así, como lo estás haciendo en este instante, se me agotaba la vida, desvaneciendo distancias.

Se me antojaba, como en este instante, quereros mucho más, y leeros en silencio algunos poemas de amor. Esta noche me gustaría pasear con vos, y aunque resuene a perogrullada, hacerlo descalzo, sobre la arena mojada. Quizás os resulte obvio, pero es que no puedo ser de otra manera.

Yo os quiero, yo me ahogo, yo sediento estoy de tu hermosura… ¡Yo te amo! No puedo más; deliro, desfallezco, que me entero me robaste el albedrío…

Tu nombre está en mi corazón, bien mío, como en un cascabel!… y me enajena, y como de continuo me estremezco, constantemente el cascabel se agita, constantemente el dulce nombre suena.

En esta nota

  • Cyrano de Bergerac
  • Cartas de Cyrano de Bergerac a Roxanne

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Entretenimiento