Categorías: Estilo de vida

Stephanie Arnold: El despertar de la intuición

La productora de televisión, Stephanie Arnold, revela su lado más íntimo en 37 segundos, libro en el que narra su encuentro con la muerte.

Las corazonadas no deben tomarse a la ligera y es que en ocasiones escucharlas puede cambiar el destino, así le sucedió a la productora estadounidense nominada al Emmy, Stephanie Arnold, cuya premonición se cumplió y murió clínicamente en la sala de operaciones durante 37 segundos al dar a luz a su segundo hijo, Jacob.

(Foto: Getty Images)

A raíz de ese episodio, su vida dio un vuelco, experiencia que plasmó en un texto breve, sincero y contundente, del cual revela detalles fascinantes.

Antes de convertirte en escritora, producías televisión, ¿te gustaría regresar a ello?

Estoy muy contenta con lo que tengo ahora, y mi vida espiritual es mi prioridad, aunque no descarto en un futuro volver a la producción, pero no en el área del entretenimiento, sino en otro tipo de contenidos. De hecho, vendí los derechos de mi libro 37 segundos para hacer una película.

Siempre te has involucrado en proyectos de divulgación, ¿hoy día tu misión es cambiar la manera de pensar de la sociedad?

Empecé a trabajar a los 14 años, así que estar activa es vital, y mi misión es comunicar mensajes que despierten algo trascendental, solo que en ocasiones tardamos en hallar nuestra vocación. Narrar historias es mi mayor talento y todo lo demás me ha servido para un propósito: 37 segundos, gracias al cual puedo sembrar ideas nuevas y caminos.

(Foto: Getty Images)

¿Fue difícil dejar la industria del espectáculo y enfocarte en tu familia, luego de enfrentar la muerte de cerca?

Para nada. Todos los cambios son buenos, ya que permiten concluir etapas e iniciar otras. Además, nunca dejas de ocuparte de lo que te gusta, solo mudas de enfoque. Soy feliz, pocos pueden asegurar que tienen el amor de su vida en casa y es mi caso; ¡adoro a mis hijos! En este momento no podría pedir más, mi familia es el motivo que me hizo regresar de la muerte (Stephanie es madre de Adina, Jacob y su hijastra Valentina) y no deseo renunciar a ellos.

Previo al embarazo de Jacob, ¿habías tenido premoniciones?

Sí, desde pequeña he tenido ese don. Mi primera fue a los 10 años, recuerdo que estaba en Las Vegas con mis papás y sentí una especie de infarto, le dije a mi padre que si había tenido la oportunidad de hablar con mi abuela y respondió que no, que era muy tarde. Ella falleció de un ataque al corazón ese día. Lo mismo sucedió cuando tenía 12 años y presentí que mi tío Marvin moriría, pese a que él estaba sano. Días más tarde feneció.

¿Cómo reaccionó la gente cuando advertiste que podrías morir durante la labor de parto?

Recuerdo con claridad que estaba en un café cuando una señora se acercó, preguntó si me sentía bien y dije: “Voy a morir”. Ella lo tomó a broma, y fue así como reaccionaron la mayoría de mis conocidos cuando les conté mi inquietud antes de dar a luz a mi segundo hijo.

¿Cambió tu modo de pensar luego de ese momento?

Sí, en realidad se fortaleció. Hoy no me callo nada, como antes, y hablo cuando tengo esos presentimientos.

¿Cómo es morir?

Es como convertirse en una estrella fugaz; es un chispazo que se desprende de tu cuerpo, puedes sentir, ver y oír lo que pasa a tu alrededor; tienes contacto con espíritus familiares y desconocidos.

(Foto: Getty Images)

¿Haber estado muerta cambió tu manera de actuar con tu familia?

Sí; pensé que mi hijo me mataría, pero no era su culpa ni la de nadie. Jacob y yo tenemos un vinculo maravilloso. Por otro lado, al principio estaba enojada con mi esposo porque dudó de mí, es un hombre racional, doctor en economía y expiloto de la Fuerza Aérea; sin embargo, redactó un capítulo del libro y, desde su perspectiva, me mostró su preocupación. Pasó un año para que yo sanara a nivel físico y mental, pero fue la escritura lo que me ayudó.

¿Quién te animó a compartir tu vivencia? ¿Sari Padorr, tu prima, con quien escribiste 37 segundos?

Ella me motivó a hacerla pública y fue parte de mi sanación, pero cuando publiqué el libro e hice el tour de medios me di cuenta que el tema era de interés global; de hecho, mi anécdota fue trending topic en el buscador Yahoo.

(Foto: Getty Images)

¿Se puede desarrollar el don de ver el futuro?

Depende de cada historia, mas resulta importante estar en sintonía con el Universo. Considero que en mi caso, mi abuela era santera y yo soy judía, y esa combinación, tan diferente y especial, hizo despertar en mí este gran don.

Por: Carolina M. Payán / Foto: Getty Images
Redacción Vanidades

Compartir
Publicado por:
Redacción Vanidades
Tags: 37 segundosAdinaemmyinfartoJacobLas Vegaslibroproductora de televisiónStephanie ArnoldValentina

Contenido reciente

  • celebs

Vanessa, la mujer de origen mexicano que le robó el corazón a Kobe Bryant

Kobe Bryant, leyenda del básquetbol, falleció el domingo 26 de enero en un accidente de helicóptero en las inmediaciones de…

27 enero, 2020 6:29 pm
  • realeza

Alberto II de Bélgica admite tener una hija ilegítima

El ex rey de los Belgas, Alberto II, admitió ser el padre biológico de una hija nacida fuera de su…

27 enero, 2020 3:38 pm
  • realeza

Acusan al príncipe Andrés de no cooperar en caso Epstein

El príncipe Andrés ha ofrecido "cero cooperación" en la investigación sobre los co-conspiradores del fallecido financista Jeffrey Epstein, aunque el…

27 enero, 2020 3:31 pm
  • celebs

Jennifer Lopez y Shakira entrenan por separado para el Super Bowl

Jennifer Lopez y Shakira, dos de los pesos pesados de la industria musical, ya cuentan los escasos días que restan…

27 enero, 2020 1:41 pm
  • celebs

Demi Lovato rompe en llanto durante su presentación en los Grammy

Demi interpretó su tema 'Anyone', el cual escribió poco antes de su sobredosis de 2018,  un duro momento que casi…

27 enero, 2020 1:08 pm
  • celebs

La vida de Thalía no es tan idílica como parece

Pocas estrellas pueden presumir de mantener una relación tan estrecha con sus fans con la cantante Thalía, quien acostumbra a…

27 enero, 2020 12:54 pm