Hogar

3 formas de limpiar el horno rápidamente y sin sufrir en el intento

Cómo limpiar un horno que está muy sucio y tiene grasa pegada con estos sencillos métodos.

Por Regina Barberena Anaya

- 25/07/2022 09:05

Originalmente publicada el 24/07/2022.

Es muy fácil pensar que tan solo con cerrar la puerta del horno se va la tarea de tener que lavarlo, y ojalá fuese así. No importa si usas el horno con mucha o poca frecuencia, pero sabes que es de los artefactos que más trabajo cuesta limpiar —y de los más susceptibles a que se les pegue la grasa.

Si estos métodos fáciles y rápidos para destapar el desagüe de la ducha te gustaron, ahora pasaremos al área de la cocina para ver, de una vez por todas, cuáles son los métodos ideales para limpiar un horno sucio y con grasa pegada.

Y si estás buscando más tips de limpieza, aquí aprenderás a limpiar suciedad de paloma con vinagre blanco en distintas superficies o cómo limpiar el sarro de los azulejos con ayuda de una aspirina.

Método #1: limpia el horno usando un limpiador de hornos

Los limpiadores de hornos tradicionales en spray son una gran opción para quitar la suciedad de tu horno, especialmente si tienes escombros de comida que no logras quitar. Hoy día hay muchas opciones con menos químicos y cada vez son más fáciles de usar.

  • Ponte guantes y ve por el limpiador. Si no viene en spray, busca una toalla de papel o tela que puedas usar.
  • Primero pon el limpiador en todos los alrededores del horno. Déjalo actuar al menos una hora y luego vuelve a agregar en las partes que quieres limpiar (piso, techo, paredes, puerta).
  • Frota y quita la suciedad; puedes repetir hasta que quede completamente pulcro

Método #2: limpia el horno con vinagre y bicarbonato de sodio

El método contrario al del limpiador de hornos, es hacer tu propio limpiador con ingredientes naturales. Además puedes aprender a hacer un desengrasante casero para tu estufa con bicarbonato y vinagre.

  • Prepara una pasta de bicarbonato de sodio (1/2 taza) con agua (2-3 cdas).
  • Ponte guantes y esparce esta mezcla en tu horno, cuidando no tocar los elementos de calor o para el gas. Cuando acabes, cierra la puerta y déjalo actuar por 12 horas.
  • Mientras tanto, espolvorea bicarbonato de sodio en la rejilla y luego rocíalas con vinagre. La mezcla hará espuma y "despegará" las impurezas.
  • Después de las 12 horas, usa un trapo para limpiar todo el interior. Si hay secciones de suciedad que no se despegaron, rocía vinagre y vuelve a limpiar.

Método #3: limpia a vapor el horno usando limones

Este método funciona si no tienes el horno en extremo sucio, ya que es un limpiador moderado pero bastante funcional. Eso sí, necesitarás limones amarillos. Así es como logras la limpieza con vapor:

  • Llena un bowl con agua y mete dos limones cortados a la mitad.
  • Coloca el bowl con agua adentro del agua y precaliéntalo a 121C. Deja que la temperatura se asiente por una hora.
  • Después de la hora, apaga el horno y deja que enfríe completamente.
  • Mientras esté un poco caliente, pero no demasiado para poder tocar, limpia el interior con un trapo húmedo. La acidez del limón actuará como un gran removedor de suciedad.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Hogar