4 personas. 1½  horas. Dificultad: fácil.

Ingredientes
  • 150 g (5 oz) de harina de quinoa
  • 3 taza (24 oz) de leche
  • Sal y pimienta
  • 3 huevos
  • 1 cda de aceite
  • Mantequilla derretida
  • 480 g (1 lb) de hojas verdes (espinacas, acelgas, diente de león, etc.)
  • 75 g (2½ oz) de mantequilla
  • 1 cebolla
  • 720 g (1½ lb) de pulpa de tomate
  • 6 hojas de albahaca
  • 90 g (3 oz) de harina de garbanzo
  • 90 g (3 oz) de tapioca
Preparación

1. Mezcla la harina de quinoa con una taza de leche, sal, huevos ligeramente batidos y aceite, revolviendo bien; deja reposar la masa media hora.

2. Engrasa y calienta una sartén. Vierte la mezcla de harina de quinoa necesaria para cubrir el fondo de la sartén y cocínala a fuego moderado por ambos lados. Pasa la crêpe a un papel absorbente. Repite la operación hasta que hayas agotado la mezcla y tengas todas las crêpes.

3. Cuece las hojas verdes en agua salada, escúrrelas, desmenúzalas y pícalas. Dales  sabor sofriéndolas en la mitad de la mantequilla.

4. Corta la cebolla y dórala en otro poco de mantequilla, agrega la pulpa de tomate y las hojas de albahaca, y salpimenta todo. Sofríe a fuego moderado unos 10 minutos.

5. Pon a derretir el resto de la mantequilla en una cazuela; incorpora la harina de garbanzo y la tapioca. Sala y vierte el resto de la  leche hirviendo, revolviendo hasta obtener una salsa bechamel.

6. Corta todas las crêpes en rectángulos. Forra con papel encerado y engrasado un molde, de bordes altos. Coloca un rectángulo de crêpe en el fondo y vierte salsa bechamel. Añade  una cucharada de las hojas verdes cocidas y luego 2 cucharadas del tomate. Repite la operación formando capas, hasta que hayas agotado los ingredientes (reserva un poco del tomate). Hornea durante 20 minutos a 180º C (360º F). Sirve las tortitas con el resto de la salsa de tomate.

No te pierdas: 12 paletas de leche para festejar a los niños