Hogar

¿Cómo limpiar y cuidar nuestra piel sin contagiarnos por COVID-19?

Este nuevo coronavirus llamado Sars-CoV-2 tiene un envoltura para protegerse, por lo que es necesario una buena higiene para eliminarlo.

Por mdaphnis

- 30/09/2021 12:10

Sabemos que una de las recomendaciones para evitar contagiarse de coronavirus es la limpieza y el lavado exhaustivo de las manos. Así que ¿cómo limpiar y cuidar nuestra piel sin contagiarnos por COVID-19?

Este nuevo coronavirus llamado Sars-CoV-2 tiene un envoltura para protegerse. Explicado de manera sencilla, esta envoltura vírica está formada por una bicapa lipídica (doble capa de grasa) que rodea al virus. Las espículas o púas que salen hacia el exterior son proteínas, las cuales, cuando el virus infecta las células humanas, son a través de estas proteínas como se une a las células.

Aquí un dibujo para que entenderlo mejor:

(Dibujo: Gabi del Fueyo)

Esta envoltura vírica es sensible a cambios físicos como humedad y temperatura, y, además, es sensible a ciertas sustancias que consiguen inactivar al virus a través de mecanismos diferentes.

Hay dos mecanismos:

El primer mecanismo sería mediante la ‘rotura’ o solubilización de la envoltura protectora del virus (doble bicapa de grasa). Aquí tenemos a dos activos, los jabones y tensioacitvos que veremos más adelante.

Pero ¿cómo actúan sobre el coronavirus?

Aquí, los jabones y tensioactivos son capaces de ‘solubilizar’ al virus. Esto significa que tienen la capacidad de disolver la grasa de la envoltura vírica, con lo que el virus deja de ser viable y es arrastrado por el agua de lavado.

Los jabones y tensioactivos cuando están disueltos en agua forman pequeñas esferas también llamadas micelas que son capaces de encapsular a las grasas.

Hacia el interior de la micela tienen afinidad por la grasa, y hacia el exterior tienen afinidad por el agua. Así son capaces de solubilizar la envoltura grasa y arrastrar el virus con el agua. Los jabones y todos los tensioactivos son capaces de solubilizar la envoltura grasa del coronavirus. Incluidos los syndet.

(Dibujo: Gabi del Fueyo)

Los jabones syndet o sin jabón tienen una alta efectividad contra el coronavirus y, además, cuida de las pieles sensibles. Son igual de efectivos contra el coronavirus que cualquier otro jabón y actúan de la misma manera sobre el virus. También veremos lo que son los syndets un poco más adelante.

El segundo mecanismo sería mediante la desnaturalización de las proteínas (que son las espinas que tiene el virus y vimos en el dibujo) e inactivación del virus.

Sustancias como alcoholes y el famoso cloro, presentes en los geles desinfectantes, son capaces de ‘eliminar’ las proteínas de la envoltura vírica. De esa manera, el virus queda inactivado porque es incapaz de unirse a las células humanas sin esas proteínas que salen hacia fuera en forma de espículas o espinas e infectarlas.

Recordemos que nuestra piel está recubierta y protegida por un manto hidrolipídico donde se van depositando estos microorganismo como bacterias, hongos, virus y suciedad, como el polvo presente en el aire y producido por la contaminación en las ciudades.

El agua es un agente de limpieza efectivo para cierto tipo de suciedad, pero ineficaz frente a substancias no solubles en agua. Por eso es necesario el uso de productos limpiadores que sean capaces de arrastrar la suciedad de la piel y junto con el agua es el mejor sistema de limpieza.

(Foto: Pexels)

Y debido a esto siempre se ha utilizado el activo limpiador para eliminar la suciedad y los microorganismo de nuestra piel y así prevenir el contagio de enfermedades.

Siempre ha sido y será la forma de mantener una buena salud y una buena estética. Así que vamos a ver uno por uno esos activos que van a limpiar nuestra piel:

1. Jabón

Se consigue mediante el proceso de saponificación, donde mezclamos un ácido graso (de origen vegetal o animal) con una solución de agua y un álcali (hidróxido de sodio o potasio) produciendo así jabón y glicerina.

Los jabones (pastillas de jabón) se fabrican con aceites y grasas que contienen un elevado porcentaje de ácidos saturados, los cuales se saponifican con hidróxido de sodio, y son los utilizados para lavar objetos y ropa.

Los jabones líquidos se producen con aceite de lino, aceite de semilla de algodón y aceite de pescado, y se saponifican con hidróxido de potasio, utilizados para la higiene corporal.

Su acción principal es la limpieza y tienen una estructura molecular característica que consiste en la presencia en la misma molécula de una parte hidrofílica (afín al agua) y de una parte lipofílica (afín a las grasas). Como vimos en la imagen anterior, esto hace que el jabón sea capaz de eliminar la suciedad aislando las gotas de aceite rodeándolas, impidiendo que entren en contacto directo con el agua y encerrándolas en esas micelas de jabón y siendo arrastradas fácilmente por el agua.

Tienen un gran poder detergente, y no sólo limpiarán la suciedad y se llevarán los microorganismos, sino que también arrastran el manto hidrolipídico de la piel, haciendo que ésta quede irritada, desprotegida y con sensación de tirantez y sequedad.

Los jabones han ido evolucionado a lo largo de la historia en diferentes formatos y variedades, incluso, se han diversificado en estilos según la característica propia de cada piel y las necesidades que requiere.

2 . Los tensioactivos

Son sustancias que rebajan la tensión superficial, es decir, hacen que sustancias que no se mezclen lo puedan hacer, como el agua y el aceite. Cuando limpiamos una sartén en la que se freído, se elimina con agua perfectamente ese aceite a través del producto de limpieza. Pasa lo mismo con suciedad que hay sobre la piel volviéndose soluble en agua cuando entra en contacto con tensioactivos.

Hay diferentes tensioactivos:

a. Tensioactivos aniónicos: Son muy buenos detergentes, con alto poder limpiador, con poder espumante y son los más usados para productos de limpieza en general.

Podemos encontrar dentro de estos los jabones y algunos syndets (jabones sin jabón) Entre estos últimos, los más usados para productos dermatológicos son los sulfatos.

b. Tensioactivos catiónicos: Tienen menor capacidad de detergencia. Pero tienen capacidad para interaccionar con las membranas lipídicas, que los convierte en excelentes desinfectantes.

c. Tensioactivos anfóteros: Presentan baja detergencia y alta tolerancia. Atenúan el efecto irritante de los tensioactivos aniónicos y por ello se utilizan ambos en la formulación.

d. Tensioactivos no iónicos: Limpian bien, resultan poco agresivos, pero no hacen mucha espuma.

¿Qué son los syndets?

Los syndets (jabones sin jabón) son jabones que contienen surfactantes sintéticos (del inglés synthetic detergent) y no provienen de grasas ni aceites.

Los syndets más usados son el lauril sulfato de sodio (SLS, del inglés sodium lauryl sulfate) y el lauril éter sulfato sódico (SLES, del inglés sodium laureth sulfate).

Son tensioactivos aniónicos, con cierta capacidad irritativa para la piel, y se utilizan junto con otros tensioactivos para disminuir su capacidad irritante. Además, estos tensioactivos de baja detergencia y elevada tolerancia llevan otros activos o ingredientes como los emolientes, humectantes y calmantes para darle un extra de hidratación a nuestra piel.

Los jabones syndet son productos de higiene formulados para pieles con patologías como atopia, dermatitis, psoriasis, bebés, etc.

Son muy eficaces para mantener la higiene y, además, ayudan a restablecer el estrato córneo y a mantener la hidratación. Además, son una alternativa idónea a los jabones convencionales.

Los syndet serán nuestra opción preferida para la higiene cutánea. La mayoría de productos de higiene son ya de por sí syndets, aunque no se indique y la etiqueta diga sencillamente gel de baño o gel de ducha. Dependiendo de la formulación pueden ser más irritantes o menos.

(Foto: Pixabay)

Además, algunos forman más espuma que otros. Recordemos que la espuma no es sinónimo de mejor limpieza. Es sólo aire que entra en el producto y le da un mejor carácter sensorial.

3. Geles desinfectantes de alcohol

Actúan de manera diferente a los jabones y tensioactivos para acabar con los virus, las bacterias y los hongos, pero ambos son igual efectivos si se usan correctamente y con frecuencia.

Como hemos visto, los virus en general y como el coronavirus en particular, cuentan con una envoltura vírica o capa de grasa en la que se intercalan proteínas que dijimos que eras las púas o espinas que penetran en las células humanas para infectarlas y que así el virus comience a reproducirse.

Por lo tanto, los geles desinfectantes actúan inactivando al virus mediante la desnaturalización de las proteínas.

Los alcoholes presentes en los geles desinfectantes son capaces de inactivar esas proteínas. De esa manera, el virus queda inactivado porque es incapaz de penetrar en las células en infectarlas.

El gel desinfectante es un producto antiséptico que se usa como alternativa al agua y jabón. Los activos principales son el isopropanol, etanol y propanol en concentraciones comprendidas entre el 60% y el 95%. También existen geles desinfectantes sin alcohol, con cloruro de benzalconio, clorhexidina, peróxido de hidrógeno o triclosán.

Abusar de los geles desinfectantes puede irritar la piel porque eliminan parte del manto lipídico y resecan las manos. Por eso es importante que en las formulaciones de los geles desinfectantes deben de llevar activos emolientes y humectantes, como la glicerina.

Por eso es preferible lavarse las manos con jabón de manos, ya que producen menos irritación en las manos, que usar continuamente gel desinfectante. Aunque existen algunos jabones con formulaciones agresivas de baja tolerancia y con perfumes que son bastante irritantes.

Para desinfectarse las manos correctamente con un gel desinfectante hay que hacerlo durante 30 segundos. Sin olvidarnos de los dedos, frotándolos y entrelazándolos, y esperar a que el producto se seque completamente antes de volver a tocar cualquier objeto.

Frotarse las manos con gel desinfectante durante al menos 30 segundos mata el 99.9% de los virus y bacterias. También es efectivo frente a los hongos.

Es importante destacar que según las autoridades sanitarias, el uso de gel desinfectante se recomienda siempre y cuando no se tengan las manos visiblemente sucias, como complemento a la limpieza con jabón, o cuando no se tenga acceso a agua y jabón. Es decir, la recomendación es lavarse las manos con agua y jabón y usar gel desinfectante solo de forma complementaria.

¿ Cómo mejoro el cuidado de la piel de mis manos?

Como hemos visto y resumiendo, debemos utilizar geles limpiadores con tensioactivos o desinfectantes tienen que estar formulados correctamente con una combinación de tensoactivos de baja detergencia y alta tolerancia, junto con varios emolientes, humectantes y calmantes. Los únicos tensioactivos de la fórmula son el sodium laureth sulphate, un tensioactivo aniónico especialmente suave para la piel gracias al enlace tipo éter que presenta la molécula, y la cocobetaína, un tensioactivo anfótero muy suave y de alta tolerancia.

(Foto: Archivo)

Además deben llevar activos hidratantes, como glicerina, que frena la pérdida de agua transepidérmica (pérdida o evaporación de agua a través de la piel) y reestablece el manto lipídico, tanto en pieles sanas como en pieles irritadas.

Otro de los ingredientes fundamentales de la fórmula es la niacinamida, que regula la liberación de histaminas, por lo que se reduce el prurito, y reduce la inflamación. Por eso, la niacinamida es el mejor ingrediente calmante y el más eficaz usado en cosmética.

Tras lavarnos las manos debemos de utilizar una crema hidratante para mejorar la irritación.

Ha habido rumores donde se ha dicho que el uso de lociones hidratantes tras el lavado de manos puede aumentar las posibilidades de contagio por COVID-19. Y esto es falso porque el coronavirus no penetra a través de la piel, y, además, los virus, fuera del huésped son partículas inertes, ya que sólo pueden reproducirse y vivir dentro del huésped. Así que la presencia de cremas no afecta en nada al virus.

Hay que resaltar que el uso de cremas hidratantes es una manera eficaz de prevenir la infección y evitar que se provoquen heridas en la piel debido a la resequedad y hacer que esas fisuras de la piel puedan ser una puerta de entrada al coronavirus. Por eso, los productos cosméticos que aceleran la recuperación de la piel sirven para reconstruir la barrera protectora que aísla al cuerpo del coronavirus.

Por: Gabriela del Fueyo. Farmacéutica y nutrióloga especializada en dermocosmética. Divulgadora de ciencia, salud y belleza. IG @gabidelfueyo @the2beautypharmacists.

En esta nota

  • Coronavirus
  • COVID-19
  • COVID19
  • cuidado de la piel
  • geles
  • humectantes
  • jabón
  • manos
  • piel
  • piel irritada

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Hogar