Hogar

Métodos para vencer el desorden en casa: de Marie Kondo al feng shui

¿Cuáles son las claves para mantener tu casa limpia y ordenada todo el tiempo?

Por Rocío Flores Tapia

- 04/04/2022 03:38

Más allá de la estética, tener un hogar ordenado mejora tu entorno, estado de ánimo, la calidad del sueño y hasta tu economía. Con esta guía coleccionable, que incluye dos entregas, aprenderás cómo convertir tu casa (¡y tu vida!) en un oasis de paz.

Getty Images

Cómo mantener la casa limpia y ordenada todo el tiempo

Pilas de ropa, armarios en caos y artículos almacenados. ¿Te suena? Vivimos en una cultura materialista en la que acumulamos, sin pensar que todo eso puede generar desorden, estancamiento de energía y estrés.

Si sumamos el apego sentimental por los objetos y el miedo a deshacernos de ellos, la organización se vuelve inexistente. La buena noticia es que hay muchas técnicas que puedes incorporar.

Getty Images

En este curso descubrirás propuestas como el método KonMari, de la japonesa Marie Kondo (konmari.com), quien desde pequeña descubrió su pasión por el orden y ahora es una famosa gurú en la materia.

Pero hay muchos otros enfoques, como el que propone Denise Linn (deniselinn.com), experta en Feng Shui y limpieza de espacios, cuya propuesta es más espiritual. Además, conocerás otros secretos para fomentar el orden, gracias a los consejos de Ivonne Speckman (ivonnespeckman.com), organizadora profesional de espacios. ¿Lista para transformar tu hogar?

¿Por qué tenemos la casa desordenada?

Antes de empezar es esencial que hagas conciencia sobre cómo el desorden influye en tu vida, ya que no sólo es una cuestión de liberar espacio; se trata de lograr un equilibrio mental.

Así seas una persona muy limpia puede que siempre tengas la sensación de estar acomo-dando debido a la gran cantidad de cosas que tienes. De acuerdo con Ivonne Speckman hay muchos factores que influyen en el desprendimiento de lo que no necesitamos, por ejemplo:

• Guardamos cosas por si las necesitamos en el futuro (quizá para cuando bajemos de peso o por si algo se pone de nuevo de moda).

• Cuando hemos tenido una pérdida importante buscamos remplazar el vacío con objetos.

• Quien haya vivido carencias, sentirá seguri-dad al acumular para no volver a ese estado de “no tengo”. Pero más allá de los objetos, simboliza el miedo a la falta de abundancia.

• Pasa que no queremos dejar ir algo que nos trae buenos recuerdos (aunque esté roto o no lo usemos), pues creemos que nos ayudará a mantener ese lazo emocional.

• Conservamos regalos inútiles o feos, para que quien nos los ha regalado no se sienta herido si nos desprendemos de ellos.

Getty Images

Por qué es importante mantener la casa limpia

¿Te identificas? El problema es que esto bloquea tu energía y hace que te sientas física y emocio-nalmente pesada. “Hacer espacio ayuda a que lleguen cosas maravillosas”, dice Speckman, y afirma que cuando hay armonía la vida, en ge-neral, mejora en los siguientes niveles.

Adiós estrés y ansiedad. ¿Te pones nerviosa cuan-do necesitas salir y no encuentras las llaves? “Tu mundo externo influye en el interno y cuando entramos en el estado de caos visual, nos abrumamos”, dice la experta.

Te pones en forma. Sin estrés no tendrás ansiedad por comer, no te sentirás atada a tus objetos y, además, ¡ordenar la casa quema 150 kcal por hora aproximadamente!

Tienes buena concentración. Un estudio realizado por la Universidad de Princeton descubrió que el desorden afecta la corteza visual y entorpece nuestra concentración. Si el entorno está en equilibrio será más sencillo poner el foco en lo importante.

Menos discusiones. La neuroarquitectura (ciencia que investiga cómo influyen los espacios en el estado de ánimo) afirma que el desorden puede repercutir en nuestras relaciones fami-liares, ya que se generan más discusiones entre los habitantes.

Eres más productiva. De acuerdo con la especialista, el orden te ahorra tiempo porque todo lo encuentras rápido. También influye en la eco-nomía, ya que al saber lo que tienes en casa no gastarás en cosas innecesarias o que ya tienes y no te acordabas.

¿Por dónde comenzar a limpiar tu casa?

Hay tantas fórmulas como tipos de hogares y las siguientes preguntas pueden ayudarte a descubrir qué es lo que te detiene para comenzar a ordenar.  Sé sincera a la hora de responder.

  • Cuando entras a tu casa, ¿cómo te hace sentir?
  • Si un extraño lo hiciera a tu hogar en este momento, ¿qué juicios haría de ti en función de tu entorno?
  • ¿Por qué quieres deshacerte del desorden? ¿Qué te impide hacerlo?
  • ¿Hay alguna área de tu casa a la que te da pereza entrar o en la que no te gusta pasar tiempo?
  • ¿En qué área de tu vida sientes que necesitas mejorar?
  • ¿Cómo te gustaría ver este cambio?
  • ¿De qué manera el desorden te impide progresar en tu vida?
  • ¿Qué crees que ocurriría si eliminaras el desorden de tu casa?

Cómo empezar el método KonMari de Marie Kondo

Marie Kondo descubrió que las técnicas tradicionales para ordenar siempre fracasaban, así que creó su propio sistema. Tuvo tanto éxito que se convirtió en consultora de organización y escribió The Life-Changing Magic of Tidying Up (La magia del orden), el libro que la llevó a la cima y la convirtió en el referente.

Así fue como escribió más libros, comenzó a dar seminarios y cursos para certificarse con su método. Obtuvo su propio reality show y tam-bién tiene una línea de merchandising para organizar los espacios. Su lema: Deshacerse de todo aquello que no te hace feliz. ¿Las reglas de oro de su programa?

  1. Ordena las cosas por categorías. Junta toda la ropa y colócala de manera visible; verás el volumen de lo que tienes y descubrirás si hay piezas que ya habías olvidado. TIP: Sigue la secuencia así: ropa, zapatos y accesorios; después libros y papeles; al terminar, céntrate en objetos varios y deja para el final todo lo que evoque sentimientos, como fotos y recuerdos (lo más complicado).
  2. Elimina lo que no te sirva. Cuando todo está clasificado, deshazte de cosas inútiles, pero sobre todo de aquello que no te hace feliz. Marie Kondo afirma que si te concentras en la sensación que te provoca un objeto cuando lo tocas, dentro de ti sabrás si debe formar parte de tu vida o no. TIP: Toma cada objeto de la misma categoría entre tus manos, cierra los ojos y piensa en el sentimiento que te genera. ¿Te recuerda una mala época? Aunque se encuentre en buen estado o sea una pieza cara, es mejor que se vaya. La idea es que te genere una “chispa de alegría” interna y si no lo hace ¡fuera! Lo que decidas no conservar apártalo y déjalo ir con agradecimiento. Esta actitud te ayudará a crear conciencia de tus pertenencias.

  3. ¡Tira todo de golpe! Cuando hayas terminado con una categoría continúa con la siguiente y así hasta que hayas revisado todos tus espacios. TIP: La clave está en no desistir y en realizar la depuración en el menor tiempo posible. Kondo afirma que el principal fracaso reside en dejar las cosas a la mitad. Hay que ponerse un tiem-po límite para terminar con cada categoría y repasar toda la casa.

  4. Aprender a guardar. La experta también sugie-re guardar todo lo que es de la misma clase (por ejemplo, todos los pantalones juntos), pero también sugiere colocar por colores, género, tamaño, material, etc. TIP: No guardes nada antes de terminar con todos los objetos de esa misma clasificación.

Claves para que el método de Marie Kondo funcione en tu casa

  • Este método requiere cambiar el enfoque y conservar sólo lo que te hace feliz. Esto aplica también a la hora de adquirir nuevas cosas.
  • Si te cuesta deshacerte de tus pertenencias, es mejor que lo hagas a solas. Cuando pides consejo a otra persona a veces surgen dudas.
  • Aunque es común ponerse a organizar en pe-riodos de crisis, Marie Kondo aconseja hacerlo cuando te sientes plena, ya que esto ayuda a no perder la motivación.
  • Céntrate en el presente. Para la experta japonesa el espacio en el que vives debe reflejar quién eres en este instante y no la persona que fuiste en el pasado.
  • Los objetos de valor sentimental son muy difíciles de tirar, pero muchas veces sólo ocupan espacio. Una idea es tomarles una foto para tener “el recuerdo”.
  • ¿Qué hacer con todo lo que no quieres? Hay muchas opciones: regálalo, véndelo, dónalo, pero ¡no te lo quedes! 

Método de limpieza de Denise Linn para tu casa

Denise es líder internacional en el campo del autodesarrollo. Es autora del bestseller Sacred Space y del libro Feng Shui for the Soul. Imparte seminarios sobre Feng Shui, limpieza de espacios y tiene un curso para certificarse en su método.

La base de su filosofía no trata sólo de eliminar objetos innecesarios, sino de ir a la raíz del desorden. Es decir, encontrar las creencias que yacen en el subconsciente: “No son las cosas lo que te impide cumplir tus sueños, es el apego y el significado que les das lo que te detiene”, explica.

Su método parte de la idea de que todo está hecho de energía y eso incluye a la casa y los objetos que nos rodean. Todo está lleno de significados propios, como anhelos, deseos, miedos, entre otros. Por eso la base del orden está en discernir lo que importa en la vida. Sigue los pasos de su propuesta:

  1. Nombra tu hogar. Al llamar a tu casa de una manera específica, pones una intención y un propósito en el entorno en el que habitas. TIP: Elige un nombre que te haga sonreír y que evoque la sensación de la casa que quieres lograr. Cuando llegues a tu hogar saluda a la conciencia de tu casa. Imagina los mensajes que te daría o que áreas te pediría que despejaras.
  2. ¿Qué quieres conseguir? Antes de comenzar crea una intención para eliminar el desor-den. Por ejemplo: ¿Quieres quitar la sensación de pesadez de tu vida? Entonces mientras ordenas repite una frase como ésta: “Mientras despejo mi casa, se van mis preocupaciones”; “Al eliminar lo que no necesito, hago espacio para lo que deseo”. TIP: Para no perder el foco, Linn sugiere crear un espacio (altar) que represente los resultados que deseas obtener. Otra opción es hacer un collage con lo que quieres conseguir, para que te recuerde tus objetivos.

  3. ¿Por dónde empezar? Desde la perspectiva del Feng Shui se recomienda hacerlo en este orden: habitación principal, clóset, baño, cocina, otros cuartos y baños, comedor, sala, entrada, sótano, ático, pasillos, escaleras y coche. TIP: Si este orden no te gusta, Linn sugiere de-jarse llevar por el instinto y comenzar por el cajón, armario o cuarto que más sientas que lo necesita. Lo vital es empezar.

  4. Decide un intervalo de tiempo. La mitad de ese tiempo será para sacar y descartar. La otra para guardar. Por ejemplo, si tienes una hora, treinta minutos serán para limpiar y los otros treinta para acomodar. TIP: Comienza poco a poco, tal vez con un cajón al día es suficiente y sólo durante media hora (15 para limpiar, 15 para recoger).

  5. ¡A descartar! Pregúntate: ¿Me encanta? ¿Lo uso? ¿Se ajusta esto a lo que soy o quiero ser en el futuro?¿Cómo será mi vida si la dejo ir? TIP: La regla de Linn es: “Si no lo amas o usas, sácalo de tu vida”.

“Tu hogar es el punto de conexión entre el cielo y la tierra. Es el lugar de tu centro, tu eje”. 

Claves para que el método de Denise Linn funcione en tu casa

  • Establece metas razonables. Si te abruma vaciar todo el armario de una vez, despeja un área pequeña únicamente.
  • Poner orden debe ser un proceso de sanación, no una tarea que te cause demasiado estrés. Tómate tu tiempo.
  • Cada vez que entres en una habitación, cues-tiónate: ¿Cómo me siento cuando estoy aquí? Linn aconseja observar más allá de lo físico y detenerse a pensar si cada objeto proporciona energía neutra, alta o baja. Es decir, ¿qué genera en ti ese artículo? ¿Te da felicidad? ¿Te crea angustia? Puede haber objetos bonitos que no te gusten y todo eso es ‘basura energética’.
  • Agradece. La limpieza de los espacios debe ser una especie de ceremonia. Aunque hayas logrado poco, date el mérito de haberlo hecho y agradece a ti y a tu casa. Al día siguiente con-tinúa y enfócate en ordenar de nuevo durante un intervalo de tiempo.
Getty Images

Feng Shui para generar energía positiva en el hogar

De acuerdo con el Feng Shui hay ciertas áreas del hogar que tienen un simbolismo universal:

  • Entrada. Aquí se establece la energía para toda la residencia.
  • Puertas. Establecen la armonía de cada habitación. Siempre deben estar despejadas, no deberían rechinar ni tener problemas para abrir; representan la transición entre el interior y exterior de la vida.
  • Ventanas. Se consideran los ‘ojos del hogar’. Deben estar limpias y abrirse con frecuencia.
  • Pasillos. Son las arterias de la casa y los conductos por los que debe fluir la energía.
  • La habitación principal. El espacio más íntimo y reflejo de tu interior. El acto de poner orden en esta habitación puede influir no solamente en la relación que tienes contigo misma, sino en tu vida íntima.
  • La cama. Los colchones retienen la energía de las emociones. Cámbialo si pasaste por una separación, enfermedad grave, si pertenecía a alguien que murió o tuvo un evento traumático.
  • Clóset. El sitio que contiene tu ropa y tus zapatos tiene la energía de lo que quieres proyectar. ¿Están ahí las prendas de la mujer que quieres ser?
  • El baño. Se relaciona con la salud, renovación y lo que deseas liberar en la vida.La cocina Indica abundancia, vitalidad, salud y prosperidad.
  • La sala. Representa tu estilo de vida y relaciones sociales.
  • El comedor. El área de la mesa simboliza unión, nutrición y es el sitio en el que se comparte con las amistades.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Hogar