Kristen Stewart en el Festival de Cine de Venecia 2021
Entretenimiento

Kristen Stewart como Lady Di: "nos inspiró la historia real de Diana para 'Spencer'"

Kristen Stewart nos cuenta en exclusiva cómo fue darle vida a la princesa Diana para la película 'Spencer', de Pablo Larraín.

Por Fabián W. Waintal

- 15/11/2021 10:57

Tras la aparente frialdad que Kristen Stewart mostró al principio de su carrera, había una joven tímida lidiando con la fama. Lo mismo le pasó a la princesa Diana, a quien la actriz interpreta en su nuevo filme Spencer, y del cual nos platicó en un inolvidable encuentro.

Spencer: la película sobre la princesa Diana protagonizada por Kristen Stewart

Hasta hace algunos años, la fama de antiestrella que precedía a Kristen no dejaba ver la actriz y menos a la mujer detrás de esa fachada. y es que ella es franca, desafiante y libre. Stewart reconoce que era muy tímida y que la idea de ser actriz pudo haber sido un shock para cualquiera que la conociera. "Definitivamente no me inclinaba a subir a un escenario", nos confiesa con espontaneidad previo al estreno de Spencer, el filme que, bajo la dirección de Pablo Larraín, retrata a la princesa Diana de Gales, otra mujer que, proporciones guardadas, fue perseguida por la prensa y multitudes, como ella. Eso nos parece increíble porque Kristen creció entre reflectores, ya que es hija de Jules Stewart (guionista) y de John Stewart (productor de televisión). Pero desde muy joven tuvo la suerte de estar en el mundo del cine. “Crecí en Los Ángeles, donde mi mamá supervisaba guiones y trabajaba muy cerca del director… Para mí todo era muy cool. Y siendo niña, lo único que podía hacer en el estudio era ser actriz. ¡Una buena manera de estar ahí sin tener que ir a la escuela (risas)! Y así fue como inicié", dice con nostalgia.

Spencer, la película de Pablo Larraín, retrata otros aspectos personales de la vida de la princesa Diana

Imaginando lo que vivió Diana de Gales un fin de semana de Navidad, 10 años después de su boda con el príncipe Carlos, Spencer comienza en Sandringham, la casa de campo de la familia real británica, con la preparación de un festejo con cascadas de frutas, vegetales y langostas. Y entre los rituales de la cocina aparece Kristen Stewart interpretando a Diana, sola. La historia narra la soledad que ella vivió, perdida, entrando a un café para pedir ayuda. Sí, sabemos cómo termina la historia. Y en menor escala, Kristen también se sintió intimidada cuando comenzó a hacerse famosa.

En el cartel de Spencer, Kristen Stewart deslumbra con una creación que evoca a una usada por Lady Di en 1987, así como a una presentada por Chanel en 1988. La versión actual es obra de la casa francesa, y requirió 1,034 horas en su confección.

Quién es Kristen Stewart y qué ha hecho: su paso por el cine, música, moda y más

Hoy día, con 31 años, Kristen tiene una carrera prolífica y es todo menos tímida. La protagonista de Spencer y de la famosísima saga Crepúsculo es abierta, expresiva y, en definitiva, una mujer muy cool que busca proyectar su propia libertad, con honestidad.

Ella es capaz de moverse de películas comerciales a filmes independientes que invitan a la reflexión, y de ahí a grandes producciones de Hollywood. De hecho, su primera película la hizo a los nueve años, pero en 2002, cuando sólo tenía 11, llegó al set de Panic Room, que la proyectó de la mano de Jodie Foster y David Fincher.

Kristen Stewart en el Festival de Cine de Venecia 2021 / Getty images

Y con sólo 13 años obtuvo su primer protagónico en Speak (2004), en donde interpretó a una niña que no hablaba porque fue violada. El filme se presentó en el prestigioso Festival de Sundance, que se ha vuelto recurrente en su carrera con otras cintas, como Adventureland (un filme de culto de 2009) o Certain Women (2016), que le han dado excelentes críticas, de las que poco se habla.

Otro de sus logros sucedió con Come Swim (2017), que marcó su debut como directora, un corto relacionado con la neurociencia y protagonizado por un actor no profesional. Y entre estas cintas independientes, Kristen se forjó una carrera importante en filmes de grandes presupuestos, como  Snow White and the Huntsman (2012), Charlie’s Angels (2019) y Happiest Season (2020). Además, compartió créditos con Juliette Binoche en Clouds of Sils Maria, rol por el cual fue la primera intérprete estadounidense en ganar un premio César.

Stewart también ha sido modelo. Colaboró con The Rolling Stones en el video “Ride ‘Em on Down” y con Interpol en “If You Really Love Nothing”. Y después de ser imagen del perfume Florabotanica, de Balenciaga, quien la lanzó en grande en el mundo de la moda fue Karl Lagerfeld, el influyente director creativo de Chanel. Desde 2014, la actriz es embajadora de la marca, para la que ha actuado en videos y cortometrajes, entre los que destaca Once and Forever (2015), escrito y dirigido por el Káiser. Hoy día es un referente de moda y la vemos enfundada en creaciones de la maison, como las que usó en el Festival de Cine de Venecia para la presentación de Spencer, en cuyo cartel luce un modelo de su colección alta costura primavera-verano 1988, una recreación del que usó la princesa de Gales en la época que abarca el filme.

Si bien nadie imaginó que Kristen tuviera algún parecido con Lady Di, las fotos no engañan, y en una fiel comparación con la vida de la royal, la actriz no sólo nos platicó de Spencer, sino de la fama y su timidez, experiencias que, sin duda, la unen a la legendaria princesa de corazones.

Después de interpretar a la princesa Diana, ¿te ha sido má fácil comprender a quienes desean saber de tu vida privada?

Kristen Stewart: Bueno, hay cierta diferencia entre la intrusión y la atención que provoca el arte. A nosotros nos inspiró la historia real (de la princesa), pero en la película no ofrecemos información nueva... sólo imaginamos un sentimiento… Pienso que Diana deseaba reunir a la gente y la ambición que tenemos con Spencer es saltar esa brecha. ¡Pero sí, si alguna vez filmaran una película sobre mí, no sentiría que me robaron o me quitaron nada! Supongo que todo tiene que ver con la interpretación.

NEON

Como Diana, eras tímida, ¿cómo lo superaste?, ¿te ayudó respaldarte en tus personajes?

KS: Supongo que sí, pero tampoco me siento protegida por ellos. Al contrario, mi meta es sentirme incómoda porque si tratara de controlarlo todo, al final me privaría de una experiencia genuina. La actuación es extraña y la palabra incluso confunde, pues parece que pretendieras ser otra persona, pero no, de lo que se trata es ser lo más real posible.

“A veces la vida se siente como si te pasara algo que ya está escrito, cuando podemos tomar las riendas…”.

¿Aún recuerdas tu película junto a Jodie Foster?

KS: ¡Tuve mucha suerte de tenerla como ejemplo de una estrella de cine! Es alguien con integridad, divertida y no se toma nada en serio, pero al mismo tiempo es muy buena en lo que hace. Es el sinónimo de una persona cool. Recuerdo que ella llegó al rodaje hasta después. De hecho, ya había hecho el casting y creo que alguien más había conseguido el papel, pero algo no funcionó y regresé. La filmación duró 10 meses y allí cumplí los 11... Primero ensayé con Nicole Kidman durante dos o tres semanas... y después con Jodie, y fue coincidencia nuestro parecido, ¡es increíble que no me hayan elegido antes porque nos parecemos mucho! Y claro, cuando la conocí, me dio pánico (risas).

¿Y hoy eres quien provoca pánico en otros actores?

KS: ¡Soy la peor! (la vemos reír y nos preguntamos por otro estigma que la ha seguido por años: que no sonríe a la cámara. Pero lo hace mucho y pudimos comprobarlo).

Hablando en serio, ¿cómo eres en el estudio, cuando las cámaras están apagadas?

KS: Todo depende. El miedo y la ansiedad siempre son buenos. Pero a medida que maduro es más fácil confiar en mí y en el proceso, sabiendo que siempre habrá algo bueno. ¿Y qué tan diferente eres con respecto a tus inicios? Antes me imponía presiones y hoy no me torturo. ¡Quiero disfrutar una larga vida, pues las tensiones restan años!

Kristen Stewart en el Festival de Cine de Venecia 2021 / Getty Images

¿Qué trae a tu memoria la época de Crepúsculo?

KS: Recuerdo que los libros ya eran algo grande entre los jóvenes, aunque aún no formaban parte de la cultura pop. Pero la verdad es que hasta entonces no había escuchado sobre ellos, sólo hice el casting para una producción de cine, pero en realidad no lo viví como una gran oportunidad, pues era algo que me gustaba hacer. Y claro, fue maravilloso. La audición fue cool y todo muy normal, hasta que dejó de serlo.

¿Qué te habría gustado aprender al inicio de tu carrera?

KS: Sin duda, saber elegir... Es una lección muy importante que aprendemos al crecer: no deberíamos permitir que nos pasen ciertas cosas. No todo llega por casualidad, cada día elegimos la dirección en la que vamos, cada paso es importante, grande o pequeño. Puede sonar como una tontería, pero hay momentos en que deberíamos pensar: “Espera un segundo… no”. Recuerdo que justo después de filmar Spencer una de mis amigas pasaba por una terrible separación, y cuando la vi, le dije: “Bien, podrías elegir lo que quieras hacer. No estás en un camino predeterminado”. A veces la vida se siente como si te pasara algo escrito, cuando podemos tomar las riendas. Es difícil tomar decisiones así, claro, y se necesita coraje.

¿Y en tu experiencia se puede lidiar con la fama cuando no se busca, como le pasó a Lady Di?

KS: Supongo que sí, pero es difícil. No creo que alguien entienda lo que se siente. Lo intenté. Todos podemos imaginarlo, pero es complicado porque hablamos de la mujer más famosa del mundo, la más fotografiada… y aunque lo he vivido, ni siquiera se acerca al monumental símbolo de representación de una sociedad, un país. En mi experiencia, a veces siento que pierdo el control de la situación o de la impresión que la gente puede tener de mí. Así es la vida… es imposible controlar qué opinan las personas sobre nosotros y el problema es que una vez que una historia toma un rumbo equivocado, es muy difícil corregirla.

Getty Images

¿Has vivido algo así?

Bueno, en muchas ocasiones estuve por firmar contrato con alguien a quien, en apenas cinco minutos, pude haber dejado una mala impresión por no haber dicho lo correcto. Y quise volver corriendo un millón de veces para decir: “Espera, ¿podríamos empezar de nuevo?”. Imagínate lo que pudo haber sido para Diana… acorralada en un rincón y a ese nivel.

¿Y qué opinas de Diana, como símbolo de la moda?

La moda nunca importó, ¡aunque tenía un estilo increíble! Sabía cómo usar la ropa como armadura, pero al mismo tiempo se sentía cercana. Ella era capaz de lanzar los zapatos al aire, caminar por la calle y preguntarle a cualquiera: “¿Cómo estás?”, con naturalidad. Es difícil andar en tacones y verte como si nadie se te pudiera acercar, pero Diana siempre reflejó su belleza, estuvo disponible para la gente donde quiera que fuera, y eso es lo que más me gusta de ella.

“(Diana) tenía un estilo increíble… Sabía cómo usar la ropa como armadura, pero al mismo tiempo se sentía cercana”.

En esta nota

  • Kristen Stewart

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más especiales

Ranking

Más de Entretenimiento