Realeza

Las desconocidas raíces mexicanas de Rainiero III de Mónaco y la familia Grimaldi

La historia del padre de Rainiero de Mónaco, Pierre de Polignac, y su abuela oriunda de México: las raíces mexicanas de los Grimaldi.

Por Eugenia Garavani

- 06/07/2022 10:04

Originalmente publicada el 22/04/2022.

Durante casi 56 años, Rainiero III de Mónaco fungió como regente del principado, pero en la historia del hombre que llevó a Mónaco al esplendor hay pasajes salpicados de escándalo, romances y una desconocida parte de raíces mexicanas. 

¿Quiénes conforman la familia Grimaldi?

La historia de los Grimaldi, sin lugar a dudas, es una de las más apasionantes de la realeza europea, más que una dinastía es una saga familiar que nos ha mantenido pendientes de sus vidas, amores, desamores y trágicos desenlaces desde hace un siglo cuando un joven conde, con sangre mexicana, fue elegido para casarse con la hija ilegítima del entonces príncipe reinante.

La desconocida relación de la casa Grimaldi con México

En una gran cantidad de ocasiones se le escuchó decir al príncipe Rainiero “por mis venas corre tequila”, y tenía razón, su padre Pierre de Polignac, nacido dentro del seno de una aristocrática familia francesa, también descendía de una importante familia mexicana de abolengo: los de la Torre y Mier.

Pierre de Polignac, el padre de Rainiero III de Mónaco con sangre mexicana

Pierre de Polignac, el padre del príncipe Rainiero III de Mónaco, era hijo del conde Maxence de Polignac y de la aristócrata mexicana Susana de la Torre y Mier.

Pierre de Polignac, padre de Rainiero / Getty Images

La relación entre los padres de Pierre se dio gracias a los viajes que Susana realizó a Europa durante su juventud, pues ella había crecido en la opulencia y era hija de Isidoro de la Torre y Gil, un prominente hacendado originario del puerto de Santa María en Cádiz y de Luisa Mariana Mier y Celis, hija del considerado “Rothschild mexicano”.

El hermano menor de Susana, Ignacio de la Torre y Mier, pasó a la historia como uno de los personajes más icónicos del porfiriato, gracias a su enlace matrimonial con Amada Díaz, hija del presidente Porfirio Díaz.

Así, Pierre de Polignac nació el 24 de octubre de 1895 en el Castillo de Kerscamp, en Francia. Su vida había transcurrido muy tranquila, perteneciendo a una notable familia en Francia y fue descendiente directo de una de las damas de honor de la reina María Antonieta.

Era guapo, elegante, educado y culto, contaba con todas las cualidades para ser el marido perfecto, o al menos eso fue lo que el príncipe Luis II de Mónaco vio en él al momento de elegirlo para marido de su única hija y heredera, Charlotte Louise Juliette Grimaldi (hija ilegítima y fruto de su relación con la cantante divorciada Marie Juliette Louvet).

Pierre y Charlotte Louise Juliette Grimaldi Getty Images

La boda de Pierre de Polignac y Charlotte Grimaldi, hija del príncipe Luis II de Mónaco

La boda de Pierre y Charlotte se cristalizó en marzo de 1920, pero fue una unión desafortunada, ya que la pareja no fue feliz.

Eran muy distintos, él frecuentaba los círculos literarios e intelectuales de la época y mantenía una relación cercana (y hay quienes aseguran sentimental) con el escritor Marcel Proust, incluso se supo que éste estalló en cólera al saber que Pierre se había dejado comprar por el príncipe de Mónaco para casarse con Charlotte.

Cuando la boda de Pierre con Charlotte se llevó a cabo, Susana de la Torre y Mier, madre del novio, ya había muerto. La condesa mexicana había fallecido siete años antes, a los 53, pero sus raíces mexicanas se quedaron registradas en el árbol genealógico de Pierre y, posteriormente, en el de la familia Grimaldi.

Pierre y Charlotte Grimaldi / Getty Images

A pesar de no haber sido un matrimonio unido por amor, éste produjo dos hijos: Antoinette, nacida en 1920, y Rainiero, en 1923, este último se convirtió en heredero al trono y quien con los años llevaría a Mónaco a ser el destino turístico más exclusivo de la Costa Azul.

El divorcio de Pierre de Polignac con Charlotte Grimaldi, ambos padres de Rainiero III de Mónaco

El divorcio de la pareja se anunció en 1933, el matrimonio había estado destinado al fracaso desde el primer día, a pesar de eso Pierre fue de gran apoyo para el príncipe Luis durante el tiempo que formó parte de la familia real, pero, tras ser inevitable la separación, Pierre fue tachado de persona non grata por su suegro.

De esta manera, Pierre partió rumbo a París (regresó a Mónaco en 1949 cuando su hijo ascendió al trono) y Charlotte ya había abandonado a sus hijos para irse a vivir con un amante italiano, y no fue el único que tuvo; finalmente afincó su residencia en el Château de Marchais.

Rainiero de Mónaco, el royal Grimaldi de raíces Mexicanas, vivió una triste infancia

Cuando los padres de Rainiero de Mónaco se divorciaron, él aún era muy pequeño y ese devastador evento lo marcó para siempre. Su infancia no solamente fue solitaria, estuvo recluido en internados lejos de sus padres y de las paredes del principado, era el heredero del estado independiente más pequeño del mundo enclavado en una roca a las orillas del Mediterráneo.

Rainiero III de Mónaco de joven / Getty Images

Pero creció sabiendo que un día se convertiría en el líder de su nación y murió un 6 de abril de 2005, a los 81 años, con un enorme legado: haber convertido a Mónaco en un estado soberano.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más especiales

Sigue leyendo

Ranking

Más de Realeza