Moda y Belleza

Keira Knightley y el filme de Coco Mademoiselle

Por vanidades

- 28/10/2021 02:05
null

El director Jow Wright habla sobre sus experiencias con la actriz y la inspiración detrás de la campaña de Chanel

Sensual, refinada, audaz y elegante. Así es la ciudad de París al amanecer, pero lo mismo puede decirse de Coco Mademoiselle, de Chanel. Eso comenta el director de cine Joe WrightOrgullo y prejuicio, Atonement, Anna Karenina– en la tercera campaña de Coco Mademoiselle, la fragancia que Jacques Polge creó en el 2001 y de la que Keira Knightley es el rostro desde el 2007 para la casa Chanel. Ellos disponían del río Sena al amanecer. Podían  jugar con esa luz que va envolviendo París con delicados destellos ambarinos. Todo un privilegio…

La relación entre Wright y Knightley es única, ya que él se estrenó como director en Orgullo y prejuicio -película basada en la novela clásica de Jane Austen-, por la que recibió una nominación al Golden Globe como Mejor Director; en Atonement -basada en la novela de Ian McEwan-, volvió a trabajar con Knightley y en esa ocasión ganó el Golden Globe así como la nominación al Oscar como Mejor Director.

Wright y Knightley se conocieron cuando ella se presentó para la audición del personaje de Elizabeth Bennet en Orgullo y prejuicio. En ese momento, según él: «La encontré demasiado bonita para el papel, pero de inmediato vi su sentido del humor y su madurez». Dado que Orgullo y prejuicio y Atonement representan grandes logros para los dos -Knightley fue nominada al Golden Globe por su trabajo en las dos películas, y al Oscar por la primera-, la colaboración con Chanel es una conexión de placer. Cuando Wright piensa en Coco Mademoiselle, «me trae a la mente una mujer como la que he estado filmando desde el 2005: un poco marimacha, pero muy sexy«.

Wright explica que en esta nueva campaña «tratamos de imaginar qué habría pasado con la chica de la motocicleta» de la campaña del 2011. Querían que fuera el mismo personaje, pero en otro contexto. Las aventuras de la mujer que representa a Coco Mademoiselle deben estar atadas a los códigos de su estilo. Por eso la vemos descender radiante por una escalera en blanco y negro, en medio de una fiesta en la que predomina el tono plateado, como el traje haute couture que viste. Nuevamente ella se mantiene en control; está en posesión de un diminuto frasco de la icónica fragancia, la que, según Knightley, es un perfume de mujer que «le da confianza en sí misma». El personaje entra en el juego de la seducción, pero al final se escapa a bordo de una lancha rápida que la espera bajo un puente en el Sena. Una salida de aventura, sexy y seductora como la fragancia. Para Wright, «hubo dos momentos que quedarán grabados en mi memoria: cuando vimos el set terminado por primera vez… Y la filmación en el Sena. Estábamos solos, el Sena era nuestro. Y esperamos el amanecer».

¿Qué mejor manera de ver París al amanecer? A bordo de una lancha rápida que lleve bajo los puentes de la ciudad que comienza a despertar. La multifacética ciudad llena de misterio y de opciones, en cuyos rincones una mujer contemporánea puede encontrar fácilmente adonde escapar. Allí se cambia a un cómodo diseño de día y comienza la aventura cotidiana con el pequeño frasco en el interior del bolso rojo…

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Moda y Belleza