Moda y Belleza

Nina Ricci: femineidad, romanticismo y sensualidad

Por vanidades

- 28/10/2021 02:09

Conoce más acerca de la vida de esta talentosa diseñadora y descubre ‘L’Extase’, la nueva y seductora fragancia de la prestigiosa casa de moda fundada por Nina

La femineidad y el romanticismo han sido una constante a través de la historia de Nina Ricci.

En 1948, la casa lanzó L?Air du Temps, en el hermoso frasco producto de la creatividad de Marc Lalique, con la tapa coronada por una pareja de palomas enlazadas en un abrazo de amor y libertad, que expresaban el deseo de paz después de la Segunda Guerra Mundial; en 1999, fue elegido el frasco del siglo. Esta fragancia ha perdurado a lo largo de casi siete décadas, estableciéndose como un clásico de la perfumería francesa.

>

Al binomio de femineidad y sensualidad, en el 2015 Nina Ricci añade otro factor: el erotismo, que se despierta al olfatear L?Extase, atrapado en un frasco malva con degradación de color, con una cinta negra alrededor del cuello. En la tapa de la caja de L?Extase se lee el lema ?libera tus fantasías?.

La dama blanca
Bautizada con el nombre de María Adelaida Nielli, nació en Turín en 1883; después de vivir algunos años en Florencia, la familia Nielli se mudó a París en 1895, donde a los 13 años de edad, la futura diseñadora se inició en la profesión como aprendiz de modista. En 1904 contrajo matrimonio con el joyero Luigi Ricci, cuyo apellido adoptó profesionalmente y combinó con el diminutivo con que la conocían: Nina. Al año siguiente tuvieron a su hijo Robert. Poco después comenzó a trabajar en el atelier de Raffin como diseñadora y con el tiempo se asoció a él; allí se mantuvo dos décadas. Tenía 49 años cuando fundó la casa Nina Ricci junto a su hijo. Producto del estilo clásico confeccionado con impecable corte y terminado, gozó de una excelente clientela entre la burguesía y la alta sociedad parisina. Tanto éxito obtuvo, que se vio obligada a ampliar el espacio de la 20 rue des Capucines, adquiriendo dos edificios colindantes, de manera que en 1939 la firma ya contaba con 11 plantas y 12 talleres, donde laboraban 450 costureras, diseñadores y otros empleados.

En el gremio se conocía a Nina Ricci como ?la reina?, porque se le veía impecablemente vestida con un sombrero o turbante y las exquisitas perlas alrededor del cuello. Pero como siempre iba al timón de su Cadillac blanco, también la llamaban con mucho cariño ?la dama blanca?.

La casa Nina Ricci continuó su ascenso bajo el liderazgo empresarial de Robert, aun después de que Nina se retiró como diseñadora en 1959. Ella falleció en 1970, a los 87 años. Robert creó su última fragancia, Nina, en 1987, como homenaje a su madre. Al año siguiente su yerno, Gilles Fuchs, tomó las riendas del negocio. Una década más tarde, la casa barcelonesa Puig, que por años había llevado la distribución de sus perfumes en la península ibérica, adquirió la empresa.

FOTOGALERÍA: LAS SENSUALES CREACIONES DE NINA RICCI

L’Extase y Laetitia Casta
Por primera vez en la historia de Nina Ricci, una figura reconocida internacionalmente colabora con la casa como embajadora de una fragancia. El concepto tras L?Extase radica en desarrollar un aspecto de Nina Ricci que antes había sido obviado: el erotismo. La manera de lograrlo fue incorporando este tercer elemento a la combinación de femineidad y sensualidad que distingue sus fragancias. Según José Manuel Albesa, director de marcas de Puig, el erotismo no se explora lo suficiente en la perfumería.

Antes de decidir la forma de enfocar la nueva fragancia olfativamente, el grupo Puig investigó a fondo, y también convocó a equipos de discusión para observar la reacción del mercado. Entonces decidieron que una francesa conocida por su sensualidad fuera la embajadora del perfume: ?Laetitia Casta nos vino a la mente de inmediato?, dijo Albesa. La actriz y modelo aparece en el comercial filmado por Gordon von Steiner junto al actor barcelonés Quim Gutiérrez. En la televisión y el cine se verán comerciales de 30 y 45 segundos, en los que Casta y Gutiérrez se encuentran en un elevador que late con energía sexual. 

En el adelanto de 20 segundos solo se ve el rostro de Casta que gira, mira a la pantalla y se escucha un suspiro con una considerable carga erótica, mientras aparece "Laetitia Casta for Nina Ricci". Es una contundente manera de generar interés en una campaña que interactuará con el público mediante la plataforma digital. Sin embargo, en los anuncios para la prensa escrita aparece Laetitia Casta aparentemente desnuda, fotografiada por Dusan Reljin, con el frasco de L?Extase sujeto en la mano derecha. No hacen falta palabras. 

La fragancia es una combinación floral-oriental, producto del creador francoarmenio Francis Kurkdjian, quien ha ganado numerosos premios por su trabajo y quien se define como ?compositor de perfumes?. Esta es la primera colaboración que el perfumista de Takasago International Corporation ?una de las principales empresas que desarrollan sabores y fragancias en el mundo? ha tenido con la casa Nina Ricci. A Kurkdjian le interesa crear una memoria imperecedera. Como la de la femineidad y el erotismo.

FOTOGALERÍA: LAS SENSUALES CREACIONES DE NINA RICCI

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Moda y Belleza