Moda y Belleza

Sentirse bien y bella a cualquier edad

Por vanidades

- 28/10/2021 02:04

40, 50, 60, 70, cada etapa tiene su reto. Con el paso del tiempo, la regeneración celular se ralentiza y el deseo de la mujer es retrasar las arrugas y recuperar el volumen

La fórmula para lucir una buena epidermis comienza por un pacto de no agresión y, contininúa con un ritual de cuidados diarios, pero antes hay que saber cómo es la piel.

La dermis se clasifica en función de la edad y del estado de la persona. Ya no se habla de si una tez es grasa, seca o sensible, sino de qué cosas son capaces de alterar su estado. Se dan   dos causas: endógenas y exógenas.

>

Las primeras apuntan a la predisposición genética, así como los altibajos hormonales y al estado de la mente como la ansiedad, el estrés.

La segundas se refieren a los factores que nos rodean como los rayos del sol los radicales libres, la climatología y la alimentación, el tabaco y el alcohol.

Una vez que la piel está examinada, es determinante administrar las fórmulas cosméticas y los tratamientos de belleza. Entre los 20 y los 30 años la piel comienza a envejecer, es el momento de prevenir males mayores. La hidratación y el protector solar son los mejores aliados.

A partir de los 30 y hasta los 40, la piel facial comienza a perder su tersura y como la ley de la gravedad actúa con firmeza es conveniente echar mano de productos ricos en ácido retinoico y antioxidantes.

Cumplidos los 40, el óvalo facial se desdibuja. Lo que empezaron siendo una simples líneas de expresión ahora son arrugas. Los mejores aliados los cosméticos de efecto tensor y los que rellenan los surcos.

Hasta los 40, los tratamientos estáticos son más bien conservadores, previenen y frenan el envejecimiento.

EL RETO DE LOS 50, 60 Y 70

A los 50, con los trastorno de la menopausia, suele aparecer la flacidez,  manchas faciales y sequedad cutánea «la piel pierde casi un tercio de su colágeno», explica la doctora Sofía Ruíz del Cueto, codirectora de la clínica estética Mira+Cueto, quien recomienda tratamientos de revitalización facial.

La reposición de los volúmenes, los láseres, las inyecciones de vitaminas y los hilos tensores suelen ser buenos aliados. A esta edad hay que combatir las arrugas y el fotoenvejecimiento.

«Aconsejo tratamientos que combaten la flacidez de forma natural estimulando el propio colágeno, equipos que recuperan la piel fotoenvejecida y en los casos más difíciles refuerzo de los resultados con la aplicación de técnicas de medicina estética como los rellenos de arrugas, la mesoterapia y la toxina botulínica», explica la esteticista Felicidad Carrera con más de treinta años de experiencia.

A los 60, el descolgamiento de la mandíbula y el cuello  es inevitable. La tecnología de los láseres ayudan a eliminar la grasa de esa zona y estimula el colágeno.

Carrera dice que a esta edad se puede estar estupenda  sin recurrir al bisturí, siguiendo unas pautas básicas de cuidados, como limpiarla dos veces al día, usar una hidratante, un protector solar y una crema de tratamiento por la noche.

Lo más importante es la constancia, además de seguir una dieta saludable y acudir a los centro de estética por lo menos una vez al mes.

Con los aÒos, la regeneraciÛn celular se ralentiza. La piel pierde su grosor, se torna m·s fr·gil y puede presentar manchas blanquecinas. «Lo fundamental es presentar un rostro lleno de luz. La clave del Èxito est· la exfoliaciÛn y la hidrataciÛn profunda», concluye Felicidad Carrera.


Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Moda y Belleza