Moda y Belleza

Una historia de amor en Sicilia

Por vanidades

- 28/10/2021 02:00

Conversamos con Laetitia Casta, protagonista de la nueva campaña de Dolce Gabbana desarrollada bajo el ojo creativo de Mario Testino

Sicilia significa una miríada de sensaciones, huellas de vivencias acumuladas sobre las piedras, por los caminos, sobre los muros y en la memoria colectiva de sus habitantes. Si no conoces Sicilia, no conoces Italia, al menos eso escribió Johann W. von Goethe, quien pensaba que en esta intrépida región encontramos la chiave di tutto. En Sicilia, la historia y el paisaje están enriquecidos por los olores, sabores y texturas que configuran un tramado sensorial labrado por muchos pueblos invasores -romanos, griegos, vándalos, ostrogodos, bizantinos, normandos, árabes españoles- que la han transitado. El legado de esas presencias ha ido construyendo capas de historia, cuyo rastro matizan el ambiente de forma singular.

Es en ese entorno que en una mañana primaveral, de cielos azules como tantas, con la brisa y el sol mediterráneos acariciándoles, con el olor de los naranjales y el salitre, de la albahaca y el romero, los olivos verdes y los almendros, se cruzan las miradas de un hombre y una mujer. De repente todo cambia; aunque ella está allí para una boda y él se encamina a una importante reunión, ambos sienten una intensa pasión que los conecta con algo nunca antes experimentado, algo que late en el ritmo de Erice, pueblo medieval donde en la antigüedad se rendía culto a Venus, de ahí el castillo que lleva su nombre. Y allí regresa él a buscarla para hacer realidad el impulso que los impele.

Palermo fue el lugar de cita para el lanzamiento de dos nuevas fragancias de Dolce & Gabbana: Pour Femme y Pour Homme. las cuales tienen por embajadores a Laetitia Casta y Noah Mills.

Desde el balcón del hotel, la bahía de Palermo refulge en la mañana y la intensa brisa llena la habitación con olor de rosas mezclado con el salitre distante; café, pan recién horneado, arancini y caponata no pueden faltar; aún quedan algunas sanguinello que brillan como pequeñas joyas en las ramas de los naranjos. Los mercados se llenan de compradores que regatean con gracia y naturalidad. El día transcurre con deleite paradisíaco, y en la tarde, el perfil del monte Etna se hace más dramático.

Con la llegada de la noche, bajo el cielo estrellado, con un entallado vestido negro, aparece Laetitia Casta en la terraza de un palacete para presentar el adelanto de la película que grabó con Noah Mills. Una breve introducción, se apagan las luces y nos conectamos con una historia de pasión. Hablamos con ella al día siguiente. Nuevamente viste de negro, casi no lleva maquillaje, la piel se ve saludable y la mirada firme, al igual que el apretón de manos. Se expresa con inteligencia y franqueza, ya que no responde a las preguntas de forma ?convencional?, sino que dice lo que piensa sobre su primera memoria olfatoria: «Más bien animal, el primer novio… También el olor de la naturaleza… de pequeña vivíamos en un bosque, en Córcega».

La fragancia Pour Femme es para una mujer apasionada, sensual y maternal, y Pour Homme, para el latin lover del Mediterráneo, que proyecta ternura e irresistible sex appeal.

Laetitia cuenta que el proceso de la realización de la película fue placentero, porque durante la filmación primó la improvisación. «Hablamos con D&G. Ellos querían drama, pasión; no era muy complicado. Querían que fuera como una actriz y Mario Testino me empujaba para que diera más y más».

¿Mucha preparación?

En realidad no tuve que hacer mucho: un chico guapo, un carro precioso y un día soleado en Sicilia. Lo disfruté mucho. Y después -sonríe con cierta picardía- regresé a casa con mis hijos.

Tiene tres hijos: Sahteene, la mayor, que tuvo en el 2001 con el fotógrafo Stephane Sednaoui, y producto de su relación con el actor italiano Stefano Accorsi, tuvo a los dos más pequeños: Orlando, de 6, y Athena, de 3 años. Con frecuencia su familia viaja con ella.

¿Cómo equilibras la maternidad con la realidad de una mujer que mantiene una activa agenda de trabajo?

Creo que las mujeres se ponen mucha presión porque quieren ser perfectas. Yo no quiero ser perfecta, soy una madre como otra cualquiera.

Ella lleva y trae a sus hijos de la escuela y lo hace sin preocuparse demasiado de cómo luce; a veces se arregla y otras no, depende de lo que le exija el día. Aunque dice «me divierte maquillarme», por lo general lleva corrector, lápiz labial  -rojo, su preferido- y rímel. Apunta que «los directores prefieren que vayas sin maquillaje a las pruebas, porque de esa manera pueden apreciar mejor los gestos y rasgos faciales».

Su desarrollo como persona es una de sus prioridades. En relación a sus responsabilidades como mujer, madre y figura pública, responde: «Honestamente, no me siento responsable; estoy tratando de hacer lo que quiero, lo cual toma tiempo, pero creo que es más importante tener una opinión… Estoy creciendo, leyendo sobre diferentes temas: política, economía».

¿Que te apasiona?

La fe… Es algo muy espiritual. No puedo explicarlo, es mágico. Creo en la generosidad, en los seres humanos y en el misterio, en las estrellas, el universo y la naturaleza. Me siento muy conectada.

¿Sigues alguna práctica espiritual?

No, no me gusta que me controlen. Creo que los artistas debemos proteger a los seres humanos, ser generosos…

¿A qué le teme esta mujer que comunica gran intensidad al expresar sus ideas? «Para mí tiene que ver con la independencia. No quiero que me digan lo que puedo o no puedo hacer. Cuando escojo un guión, lo hago por mí misma. No tengo agente que me diga lo que debo hacer: nunca. Escojo por mí misma, no he hecho nada calculado… Soy honesta con eso».

¿Cómo escoges las películas?

Leyendo, conversando, sintiendo, reuniéndome. Una frase que me recuerda a mí misma o algo que quiero dejar atrás. A veces es poder actuar con actores con quienes quiero trabajar.

¿Drama o  comedia?

Me gusta la comedia. También necesito el teatro porque siempre estás poniéndote en riesgo. No hay nada seguro.

Por el momento, tiene tres proyectos terminados: la recién estrenada Arbitrage, junto a Richard Gere, Susan Sarandon y Tim Roth; la comedia Do Not Disturb con Yvan Attal y, para principios de 2013, Les Adorées, en la que interpreta a una sadomasoquista.

Jeanne Moreau y Catherine Deneuve se destacan entre las actrices a quienes más admira. Dice que le gustaría interpretar «un personaje masculino, hacer una película de acción o un thriller…»

¿Qué debes tener contigo?

Mi corazón…

¿Qué opinas de la belleza y del hecho de envejecer?

Para mí, una mujer es bella no porque no haya cambiado con el paso de los años, sino por lo que ha hecho con su vida y sus opiniones. Me interesa una mujer que ha vivido, una mujer generosa. La belleza tiene que ver con la luz en los ojos.

Una mujer con el espíritu independiente e indomable: lo que buscaba D&G para comunicar la esencia de su nueva fragancia.

Disfruta del video de la campaña.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Moda y Belleza