Entretenimiento

Por qué Dolores del Río nunca tuvo hijos, la Diva del Cine de Oro mexicano que murió sin ser mamá

Esta es la razón por la que Dolores del Rio no tuvo hijos.

Por Redacción Vanidades

- 08/08/2022 07:06

Originalmente publicada el 02/08/2022.  María de los Dolores Asúnsolo y López Negrete —mejor conocida como Dolores del Río— nació el 3 de agosto de 1905 y se convirtió en una de las actrices más reconocidas y versátiles de su época, cautivando a todas las audiencias por más de un siglo. Pero las películas no eran lo único de lo que se hablaba, sino de todo el estilo de vida de Dolores del Río y, por supuesto, su vida romántica.

getty

¿Cuántas veces se casó Dolores del Río?

La actriz se casó tres veces en su vida, iniciando con el aristócrata mexicano 18 años mayor que ella Jaime Martínez del Río, pero de divorciaron en 1928 y Jaime falleció a los pocos meses de concretar aquel pacto.

El segundo esposo de Dolores del Río fue Cedric Gibbons, casados de 1930 a 1940. El consumante trabajo de este afamado director de arte provocó distanciamiento con Dolores y decidieron poner fin al matrimonio.

Tras un tórrido enamoramiento con Orson Welles, Dolores se casó por tercera ocasión con el millonario y empresario Lewis A. Riley en 1959, y se acompañaron hasta el último día de vida.

Por qué Dolores del Río no tuvo hijos

La historia de la maternidad para Dolores del Río inició en su primer matrimonio. Jaime y Dolores se casaron en 1921 y se fueron de luna de miel a Europa —donde la actriz bailó frente a los reyes de España.

getty

Cuando regresaron a México tenían todo el amor del mundo, pero llegó la crisis económica que golpeó fuertemente las finanzas de la familia. Poco después, Lolita se embarazaría de su primer hijo. Ella y su esposo estaban del todo felices, pero no contaron con que sería um embarazo complicado.

Después de un par de meses, Dolores del Río pasó por un aborto espontáneo, y el doctor le recomendó nunca volver a intentar tener hijos ya que era muy riesgoso y su cuerpo no resistiría a ese trauma físico que generó el aborto.

Aunque estaba resignada al hecho de que nunca podría tener hijos, llegó por sorpresa una de las mejores oportunidades en su carrera artística. El amigo de su esposo Adolf Best Maugard visitó a la pareja acompañado del cineasta Edwin Carewe. Cuando Carewe conoció a Dolores estuvo convencido de que la mujer debía convertirse en una estrella de cine.

Así como él llegaron más directores y cineastas interesados en trabajar con ella, así que tras este eclipse a si esposo, decidieron finalizar el matrimonio y Dolores nunca volvió a tratar ser madre de nuevo.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más especiales

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento