Realeza

Carlos Felipe de Suecia celebra su cumpleaños 41

A los ojos del mundo, Carlos Felipe de Suecia es un príncipe perfecto, guapo, atlético, buen esposo y padre. ¡Feliz cumpleaños 41!

Por vanidades

- 30/09/2021 12:12
null

A los ojos del mundo,Carlos Felipe de Suecia es un príncipe perfecto, guapo, atlético, buen esposo y padre. ¡Feliz cumpleaños 41!

Hermosa historia de amor

Todo aquel que diga que los cuentos de hadas son cosa de niños y que nada de eso ocurre en la vida real, es porque no conoce la historia del príncipe Carlos Felipe de Suecia, quien es considerado uno de los miembros de la aristocracia más irresistibles y nobles del mundo.

No obstante, su historia de amor es el verdadero motivo por el que se ha convertido en el royal consentido, todo tras luchar contra viento y marea por defender su relación con Sofía Hellqvist, una plebeya que ahora es su esposa. Ambos son un ejemplo de que cuando todo se transforma y se fortalece por medio del cariño, es posible cambiar la historia.

La pareja se casó en la Capilla Real del Palacio de Estocolmo.  (Foto: Getty Images)

Favorito de la Corona

El príncipe es, sin duda alguna, el golden boy de su padre, el rey Carlos Gustavo XVI. Eso siempre ha sido muy claro, al igual que su orgullo cuando nació, pues todo apuntaba que sería el heredero al trono al ser el primer varón de la familia.

La primogénita es la princesa Victoria, quien por el hecho de ser mujer no aspiraba en ese momento a convertirse en monarca cuando su padre muriera o abdicara.

Cuando cambia la jugada

Sin embargo, las reglas cambiaron apenas un año después del nacimiento de Carlos Felipe, y con la Ley de Sucesión la favorecida es la hermana mayor de la familia.

Esto ocasionó el enojo del rey, quien hasta el día de hoy se muestra en contra de que ella sea la heredera.

De hecho, lo dijo en la entrevista que concedió a la televisión pública sueca (SVT), con motivo de los festejos de su LXX aniversario; argumentó que de manera natural le correspondía a su hijo el privilegio de sucederlo en el trono, y que no entendía por qué las leyes tenían que ser retroactivas, ya que, incluso, el pueblo sueco prefería tener a un varón al frente de la monarquía.

No obstante, no pierde la confianza de que en algún momento la legislación se vuelva a modificar y privilegie a Carlos Felipe.

Disyuntiva por su lugar

El propio príncipe se muestra descontento con esta situación ya que desde que era pequeño sabía que no ocuparía el trono.

Sin embargo, no ha evitado ocupar un sitio menos aspiracional e, incluso, incómodo como el del hijo favorito del rey, encargado de hacer marcadas diferencias entre Victoria y Carlos Felipe.

El desaire público

Tan solo hay que recordar que en el cumpleaños 39 de la princesa, durante la celebración pública, el monarca le dedicó de mala gana unas palabras y luego cedió el micrófono mientras ella extendía los brazos para entregar a su hijo Oscar (que apenas tenía unos meses de nacido).

Aunque el rey se acercó en apariencia para cargar al bebé, de inmediato lo rechazó. Este acto se bautizó como “El desaire”, y aunque después la Casa Real se encargó de justificar el hecho al explicar que el rey temía tener entre sus brazos a un pequeño, nadie lo creyó.

Este tipo de escenas podrían parecer ajenas a la vida del atractivo príncipe, pero no es así, para él representó un reto mantener intacta la relación que tiene con sus hermanas a quienes quiere y respeta y, dicho sea de paso, ellas también sienten un cariño especial para su hermano, que vive conforme con el entorno que tiene y sin más ambición que servir a su pueblo, al tiempo que disfruta de una muy discreta vida familiar.

Un royal de bajo perfil

Gracias a su imagen, raya casi en la perfección: 1.80 metros y una figura atlética que se ha ganado con base en esfuerzo, pues es un amante de los deportes y disfruta de esquiar y del automovilismo, además de poseer una personalidad fuerte y varonil.

Con frecuencia está presente en todos los medios, pero no es de su interés ocupar las primeras planas. En realidad, Carlos  Felipe siempre se ha decantado por la discreción.

(Foto: Getty Images)

A lo largo de sus 40 años ha tratado de escribir su propia historia y ha tomado decisiones que a él le satisfacen aun en contra de su conflictiva familia real.

Prueba de ello es que, además de cumplir con su formación militar en el regimiento anfibio de Vaxholm y como oficial jefe de barcos de combate, estudió diseño gráfico y lo ha hecho tan bien que se puede decir que es de los pocos royals que ejercen su carrera y que viven de ella; tiene su propia firma Bernadotte&Kylberg, con la que ha brillado en el mundo creativo.

¿Sus planes?

Carlos Felipe, quien ha sido considerado como uno de los miembros de la realeza más atractivos y codiciados, no ha descartado trabajar por su país y se ha enfocado a sacar el mayor provecho de su condición para crear conciencia sobre temas de impacto mundial, como el cuidado del planeta.

También se ha convertido en un promotor de la lectura y sobre la problemática de la dislexia. Para ello se apoya en redes sociales, como Instagram, cuya cuenta (@prinsparet) comparte con su esposa, la princesa Sofía, y donde cuenta con 185 mil seguidores.

Vida feliz

Si se trata de hacer un recuento de su vida, el royal sale con saldo a favor: hoy está felizmente casado con la mujer de la que ha dicho: “Probablemente no había sentido el amor antes de conocer a Sofía”, son padres de dos hermosos hijos y tienen a Siri, una Border Terrier que adoptaron en 2014.

También hay que resaltar que su familia y el pueblo sueco lo adoran, motivos más que suficientes para lanzar juegos pirotécnicos por su cumpleaños. ¡Felices 41!

Magnética personalidad

Como buen Tauro, Carlos Felipe está llamado a ser práctico, decidido, con una gran fuerza de voluntad, leal e inteligente.

Ama estudiar, aprender cosas nuevas y practicar distintos deportes, cada una de estas características empatan con su manera de ser y una más: es uno de los signos más valientes del horóscopo y nadie puede poner en duda que el apuesto príncipe ha cumplido con esta misión, no sólo al enfrentar a su familia y a un país entero para casarse con la mujer que amaba, sino también con otra de sus grandes batallas que ha tenido que librar: la fractura de su relación con sus hermanas Victoria y Magdalena, tras la insistencia de su padre para que se convierta en rey de Suecia.

No nos dejemos engañar por esta imagen: la familia real sueca se distingue por ser muy problemática, por lo que la sencillez y calidez del príncipe Felipe es un feliz contraste.  (Foto: Getty Images)

Así se divierte un príncipe

EL AUTOMOVILISMO es otra de sus grandes pasiones y en ésta, Marie y Erik Hellqvist, sus suegros, lo apoyan en cada carrera en la que el royal tiene la oportunidad de participar.

LA VIDA EN EL MAR lo entusiasma, de ahí su gusto por la navegación y la natación.

AMA TOMAR FOTOGRAFÍAS y de hecho es uno de sus talentos ocultos. En 2007 se montó una exposición de imágenes de los viajes que se realizaron para conmemorar el aniversario del célebre botánico sueco Carl von Linné, ¡y fue un éxito!

EL FUTBOL lo hace vibrar y por nada del mundo se pierde partidos de la Copa Mundial.

(Foto: Archivo)
Por: María del Carmen López 

En esta nota

  • Carlos Felipe de Suecia
  • Magdalena de Suecia
  • rey Carlos Gustavo XVI
  • Sofia Hellqvist
  • Victoria de Suecia

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Realeza