Realeza

La cruel 'corte de los enanos' que monarcas de la antigüedad usaban para divertirse

Por qué los reyes, príncipes y zares se divertían con los enanos como bufones.

Por Regina Barberena Anaya

- 04/04/2022 01:41
null

Tras la extraña obsesión de Pedro I de Rusia con los enanos hay una interesante e histórica explicación de por qué usaban a estas personas como bufones. Se les registró como enanos de la corte, y los reyes y reinas los usaban para divertirse.

Getty Images

¿Qué son los enanos de la corte en la realeza?

De acuerdo con historiadores, los enanos de la corte debían acompañar al rey o la reina durante eventos públicos o ceremonias importantes. ¿La razón? Como estos enanos eran tan bajitos, el monarca parecía mucho más alto y esto engrandecía su posición de poder.

Así como los bufones eran animadores profesionales, los enanos de la corte tenían a su favor sus "inusuales cuerpos" para divertir a los miembros de la realeza y su círculo social.

Getty Images

La corte de los enanos para la realeza de Europa

No solo Peter I de Rusia tenía la extraña obsesión con estas personas, pero su hermana, Natalya Alexeyevna de Rusia, contaba con 93 enanos en su corte. Mientras tanto, la casa de la corte real española tenía al menos 70 enanos.

Además de entretener, cada enano tenía una función específica y variaba según la casa real. Después de cumplir con su tiempo en la corte, ocasionalmente recibían una pensión u otros beneficios.

Se sabe que en Francia estuvo el enano llamado Richebourg, quien pertenecía a la pudiente familia de los Orleans y se encargaba de hacerse pasar por un infante para cargar cargamento peligroso durante la Revolución Francesa.

La infanta Isabel Clara Eugenia con la enana Magdalena Ruiz. / Getty Images

Otro de los primeros registros hechos en Gran Bretaña fue el enano Jeffrey Hudson, que criaba y cebaba toros para George Villiers, 1er duque de Buckingham. Cuando George hizo una cena para el rey Carlos I de Inglaterra y su esposa la reina Enriqueta María de Francia, ésta decidió adoptarlo y se convirtió en su enano.

La reina Enriqueta Maria con el enano Sir Jeffrey Hudson / Getty Images
El rey Carlos I con el enano Jeffrey Hudson / Getty Images

La reina Enriqueta María tuvo otros dos enanos: Richard Gibson y su esposa Anne. De hecho, la reina deseó que se casaran.

Asimismo, las princesas Catherine Jagiellon y Sofía Jagiellon de Polonia tenían a sus respectivos enanos, Agnieska y Dorhothea Osterlska; les acompañaron cuando dejaron Polonia para casarse.

Los enanos más famosos de la casa real española eran los de Felipe IV de España —mismos que fueron repredentados en numerosas obras de Diego Velasquez. La reina tuvo varias enanas, como Maria Bárbola, Juana de Aunon y las hermanas Genoveva y Catalina Bazan Bernarda Blasco. El rey Felipe V de España abolió la participación de enanos a partir de 1700.

Getty Images
Getty Images

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Realeza