Realeza

La historia de la monarquía rusa y sus controversiales reyes y reinas

De 1721 a 1917, Rusia fue gobernada por reyes y reinas que la llevaron a su máximo esplendor. Así se forjó el Imperio ruso.

Por Melisa Velázquez

- 05/03/2022 06:00
Imperio ruso: historia de los zares, monarquía de Rusia

Imperio ruso: historia de los zares, monarquía de Rusia (Getty Images)

A cien años de la revolución bolchevique que exterminó a la monarquía y el Imperio ruso, Rusia nuevamente tiene un zar: Vladímir Putin ha estado al mando del país 18 de los 30 años que tiene de refundado, los suficientes para devolver a su pueblo (aunque sea a punta de negocios polémicos, invasiones y asesinatos de estado) la estabilidad deseada y el prestigio militar de antaño.

Decidido a reconciliar los “pasajes oscuros” del pasado zarista y soviético con el pre- sente de libre mercado y globalización, el zar Putin ha acuñado junto a la Iglesia Ortodoxa nuevos símbolos de poder, como los Santos Románov, canonizados en el año 2000 por su “abnegación cristiana”, junto con otros 300 mártires del comunismo.

Te interesa: La desconocida historia de las 8 esposas Iván IV de Rusia, "el Terrible"

Imperio ruso: historia de sus reyes y reinas (Zares)

Pedro I el Grande

El emperador Pedro I gobernó Rusia desde 1682 hasta su muerte, en 1725, y llevó a cabo un proceso de modernización mediante la occidentalización que transformó a la Rusia moscovita en una de las principales potencias europeas.

En su lucha por abrirse paso al Báltico, en la primavera de 1703 Pedro I conquistó un bastión sueco en la desembocadura del río Nevá, iniciando allí la construcción del primer edificio de la nueva ciudad de San Petersburgo.

Cientos de arquitectos alemanes, franceses e italianos trazaron las calles y levantaron los palacios y centenares de puentes que cruzaron los brazos del estuario del Nevá, por lo que pronto la ciudad comenzó a conocerse como la “Venecia del Norte”. Fue capital de Rusia de 1712 a 1918.

A su muerte, en 1725, había dejado en pie una Rusia moderna convertida en potencia imperial.

Te interesa: 5 series sobre royals que no te puedes perder

Catalina I de Rusia

Fue la segunda esposa de Pedro el Grande, y tras su muerto se quedó a cargo del imperio de 1725 a 1727, año en el que murió.

Pedro II de Rusia

Era hijo de Alexis Petróvich, primogénito de Pedro el Grande. Ascendió al trono en 1727, al fallecer la emperatriz Catalina I. El zar murió de viruela en 1730, cuando apenas tenía 14 años.

Ana I de Rusia

Fue hija de Iván V, por tanto sobrina de Pedro el Grande y prima de Pedro II al que sucedió en 1730. Al morir el zar Pedro II, no dejó herederos, por lo que el Consejo Privado Supremo, se reunió y eligió a Ana como la próxima emparres de Rusia.

Durante su gobierno, que terminó en 1740 con su muerte, estableció una alianza con Carlos VI del Sacro Imperio Romano Germánico y llevó al Imperio Ruso a participar de la Guerra de Sucesión Polaca, imponiendo en el trono de Polonia a su candidato Augusto III.

También se inició la expansión de Rusia hacia el Asia Central. Financió la Segunda Expedición a Kamchatka por la que Vitus Bering descubrió, entre otras tierras, Alaska.

Iván VI de Rusia

Su tía abuela y emperatriz, Ana I de Rusia, lo adoptó cuando solo tenía ocho semanas de vida, y lo declaró sucesor el 5 de octubre de 1740. La zarina murió un par de semanas después, y el bebé fue declarado emperador.

Ernst Johann von Biron, duque de Curlandia, ocupó el cargo de regente. A la caída de Biron el 8 de noviembre, la regencia pasó a la madre del bebé, pero el vice-canciller, Andréi Osterman, condujo el gobierno.

Isabel I de Rusia

Trece meses después, un golpe de estado llevó al trono a Isabel I, hija de Pedro I, el 6 de diciembre de 1741.

Pedro III de Rusia

Cuando su tía materna se convirtió en zarina como Isabel I de Rusia tras un golpe de Estado en 1741, hizo ir a su sobrino a la corte de San Petersburgo, con la intención de instruirlo y convertirlo en sucesor al trono.3

Por decisión de su tía contrajo nupcias en 1745 con la princesa Sofía de Anhalt-Zerbst,3 que se convirtió a la fe ortodoxa con el nombre de “Catalina Alekséievna” y que años después fue Catalina II de Rusia.

Catalina II de Rusia, la Grande

La princesa alemana se convirtió en zarina rusa gracias a un golpe de estado contra su esposo, el zar Pedro III. Fue instalada en el trono, desde donde rigió la expansión territorial del imperio durante 34 años.

Contrario a la leyenda, tuvo una muerte relativamente tranquila el 17 de noviembre de 1796, a los 67 años de edad. Le achacan una vida licenciosa por las relaciones amorosas que mantuvo.
Amante de las artes, su colección en el palacio de invierno se transformó en el museo L’Hermitage, de San Petersburgo.

Te interesa: Catalina II de Rusia, la reina ninfómana que tuvo un cuarto erótico

Pablo I de Rusia

Ascendió al trono al morir su madre, la zarina Catalina II  el 17 de noviembre de 1796. En el primer año de su reinado, Pablo cambió muchas de las reformas políticas de su madre.

Acusó a muchos de Jacobinismo y exilió a personas simplemente por llevar ropa de estilo parisino o leer libros franceses, también permitió volver del exilio siberiano al más conocido crítico de Catalina, Radíschev.

Alejandro I de Rusia

El 23 de marzo de 1801, Alejandro llegaba al trono tras el asesinato de su padre, Pablo I de Rusia. Desde el primer momento mostró su intención de desarrollar un papel importante en la escena mundial, y puso todo el ardor de la juventud en la tarea de hacer realidad sus ideales políticos.

Este reinado, que había comenzado con grandes promesas de mejoras, terminó apretando aún más, si cabe, las cadenas que oprimían al pueblo de Rusia, más consecuencia de los defectos del Zar que de la corrupción y el atraso del modo de vida ruso.

Alejandro I falleció el 1 de diciembre de 1825 en Taganrog. Le sucedió su hermano Nicolás I.

Nicolás I

Fue hijo del zar Pablo I y de María Fiódorovna, accedió al trono tras la muerte de su hermano mayor, Alejandro I.

Se le llamó «el gendarme de Europa» por sus intervenciones contrarrevolucionarias y fue considerado el máximo responsable de haber aislado a su país durante treinta años.

El mantenimiento a ultranza de un sistema económico y social que se basaba tanto en la servidumbre como en los privilegios y monopolios de la nobleza, frenó las posibilidades de desarrollo de la nación e hizo que se replegara sobre sí misma.

Alejandro II de Rusia

Era hijo de Nicolás I de Rusia y de Carlota de Prusia (Alejandra Fiódorovna), subió al trono tras la muerte de su padre, y durante la guerra de Crimea, a la que puso fin firmando el Tratado de París en el año 1856.

Conocido como el Lincoln ruso. Abolió la servidumbre en toda Rusia en 1861, prohibió el castigo corporal, estableció gobiernos autonómicos, inició la reforma judicial, modificó el sistema de enseñanza e implantó el servicio militar universal.

Durante su mandato, las posesiones rusas en Norteamérica, (Alaska), se vendieron a Estados Unidos en 1867.

Te interesa: ¿Por cuánto dinero vendió Rusia el territorio de Alaska a Estados Unidos?

Alejandro II fue asesinado en San Petersburgo el 13 de marzo de 1881 por un miembro de un grupo revolucionario conocido como narodnaya volya ("La voluntad del pueblo") que arrojó una bomba al interior de su carruaje.

Alejandro III de Rusia

El Gran Duque Alejandro Alexandrovich ascendió al trono el 13 de marzo de 1886, tras la muerte de su padre Alejandro II de Rusia.

Su reinado fue breve, apenas 13 años en los que tenia la labor de continuar las reformas hechas por su padre, durante esos 13 se construyo el ferrocaril transiberiano.

Recibió el sobrenombre de “El Pacificador” porque durante su reinado (1881-1894) Rusia no entró en guerra con nadie.

Cualquier persona con corazón, no puede desear una guerra, y cada gobernante –a quien Dios le ha confiado un pueblo– tiene que hacer todo lo posible para evitar los horrores de la guerra”, solía decir.

Nicolás II

El gobierno de Nicolás fue definido por la tribulación, y su vida familiar por el sufrimiento. Las catástrofes ocurrieron desde el día de su coronación en que se desató la violencia que ocasionó la muerte de 1400 rusos y dejó 1300 heridos.

Carecía del temple, la frialdad y el talento para la alta política. Era más bien un buen hombre con alma de hacendado que estaba enamo- rado de su familia y gustaba de la privacidad. Aunque su manera de gobernar generó des- contento, el pueblo ruso adoraba a sus hijas.

Con la Revolución, la Guerra Civil y la Primera Guerra Mundial ardiendo al mismo tiempo, Rusia atravesaba por el momento más turbulento de su historia. La inconformidad con el gobierno del zar iba en aumento, y como si eso no fuera suficiente, no querían a su esposa Alexandra.

En un momento de extrema tensión don- de brotes de violencia, huelgas y disturbios desenfrenados tenían al país pendiendo de un hilo, el 22 de marzo de 1917 Nicolás Romanov fue obligado a abdicar al trono y la familia fue consignada a arresto domiciliario.

Te interesa: Los Románov, la dinastía sin trono que busca recuperar la corona y el poder

Fin del Imperio ruso y muerte de los Románov

Seis meses después, cuando los bolcheviques tomaron el mando de Rusia, todos los privilegios les fueron suprimidos y se les confinó a la Casa Ipatiev en calidad de reos a pan y agua. El 17 de julio de 1918, el Zar Nicolás II fue asesinado junto a su familia.

Con el derrocamiento de la monarquía y la subsecuente masacre de la familia imperial, los enemigos del cristianismo eliminaron a la estirpe Romanov de la faz de la Tierra.

En julio de 1991, los restos de la familia fueron encontrados y vueltos a enterrar en un funeral de Estado en la Catedral de San Petersburgo. En agosto de 2000, la Iglesia Ortodoxa Rusa canonizó a los siete miembros de la familia Romanov por su “humildad, paciencia y mansedumbre”.

Te interesa: ¿Qué fue las joyas de los Románov? Descubre el destino de los tesoros

Antes de irte:

Iván el Terrible era descrito como un “psicópata”

En esta nota

  • Imperio ruso
  • Monarquía rusa
  • Zares

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Realeza