Realeza

Amantes de la princesa Margarita: los hombres en los que buscó amor y comprensión

¿Quiénes fueron los amantes de la princesa Margarita? Te contamos del gran amor de su vida y los hombres en los que buscó consuelo y afecto.

Por Melisa Velázquez

- 18/11/2021 05:58
Amantes de la princesa Margarita

Amantes de la princesa Margarita (Getty Images)

En los años 1950 y 1960, la princesa Margarita de Inglaterra era como después fue Diana de Gales: guapa y rebelde. La hermana menor de la reina Isabel II era la comidilla del mundo de la realeza y fascinaba a quienes la veían en revistas y periódicos, y se enteraban tanto de sus desdichados amores como de sus extravagancias. Estos fueron los amantes de la princesa Margarita.

¿Quién fue el gran amor de la princesa Margarita?

Margarita vivió junto a su hermana como una ejemplar princesita inglesa, hasta que en 1947 se enamoró locamente, con solo 17 años, del capitán Peter Townsend , de 33 años.

Entre él y Margarita existía una relación a la antigua, que comenzó con simpatía y amistad, y que pasado el tiempo se convirtió en un gran amor.

Amor total de parte de Margarita, quien admiraba profundamente a Peter, primero en secreto, dentro de ella misma, y después abiertamente y con total sinceridad.

Y amor plenamente correspondido más tarde por el capitán Townsend, quien en diciembre de 1952 —cuando Margarita tenía 22 años— se divorció de su esposa (ella lo había dejado y había cometido adulterio) y enfrentó lo que sentía por la hija del Rey con total y valiente responsabilidad.

Sin embargo, en aquellos años, esa dignidad y ese valor no conducían a mucho. Y ante siglos de protocolo y de “reglas a seguir” a Margarita se le dio a elegir: “O Peter Townsend o tu familia, tu herencia y tu país”.

Te interesa: La trágica historia de la princesa Margarita del Reino Unido

Foto: Getty Images

¿Por que la princesa Margarita dejó al amor de su vida?

Era lo decidido por el gobierno, el parlamento y su propia familia, y no había lugar para las negociaciones. Y la Princesa, a pesar de su rebeldía, su amor por Peter y su deseo genuino de casarse con él y ser feliz, no pudo romper con su madre y con su hermana (quien ya era la reina Isabel II, porque el padre de ambas había muerto de cáncer), le fue imposible dejar atrás su vida entera, sus títulos, sus privilegios, su derecho al trono y a su fortuna.

Y en 1955, la Princesa, de 25 años, públicamente anunció que renunciaba a su amor por Townsend, y ante el asombro de todos los románticos del mundo, que apoyaban con entusiasmo el amor de la pareja, Margarita y Peter Townsend terminaron su relación.

Sus palabras oficiales al comunicar la noticia fueron tan secas, que todos se dieron cuenta de que no salían de su corazón cuando declaró:

Quiero que se sepa que he decidido no casarme con el capitán Peter Townsend. Consciente de que las enseñanzas de la iglesia son firmes y que el matrimonio anterior del Capitánes un vínculo indestructible, y consciente de mis deberes con el he decidido poner estas consideraciones por encima de cualquier otra”.

Amantes de la princesa Margarita

Antony Armstrong-Jones: esposo de Margarita

Cuatro años más tarde, el mismo día que se enteró que Townsend se había enamorado y casado con la joven y muy rica heredera belga Marie-Luce Jamagne — quien se parecía muchísimo a Margarita—, decidió casarse con el fotógrafo Antony Armstrong-Jones , quien vivía en un ambiente bohemio londinense y no tenía ni una gota de sangre azul.

Y aunque las imágenes de su boda el 6 de mayo de 1960 muestran una ceremonia muy linda y elegante, y la Princesa estaba muy guapa con su corte nupcial y su flamante marido, todos sabían perfectamente que aquello no era amor, sino una unión necesaria para tener hijos e intentar ser feliz.

Años más tarde, la Princesa explicó con sus propias palabras la razón de su inesperada boda “Recibí en la mañana una carta de Peter diciéndome que se casaría con una chica belga y, esa misma noche, decidí casarme con Tony. No me quería casar en realidad.

¿Por qué lo hice? ¡Pues porque me lo pidió! El era tan agradable y bueno conmigo en aquellos días, y me gustaba que me hubiera introducido en un mundo artístico y bohemio que era nuevo para mí”.

Hubo infidelidades por parte de ambos, y l a Princesa cayó en una depresión continua, provocando que se separaran en 1976 y se divorciaran en 1978.

Te interesa: Te contamos de la obsesión enfermiza de Picasso con la princesa Margarita

Foto: Getty Images

Otros amantes de la princesa Margarita

En aquellos años, la imagen que se recuerda de Margarita es la de una princesa divorciada y trágica, buscando el amor en hombres que no le traían la felicidad.

Primero conAnthony Barton, el padrino de su hija, y después con el joven pianista de jazz Robin Douglas-Home, aristocrático sobrino del primer ministro de Inglaterra, Alec Douglas- Home, quien se suicidó 18 meses después del rompimiento del affair con Margarita.

Te interesa: ¿Ayudará “The Crown” a vender las pertenencias de la princesa Margarita por millones más?

Los secretos de la princesa Margarita en la isla Mustique

Margarita conoció a Colin Tennant en los años 50, después de que el gobierno inglés y su propia familia destruyeran su romance y posible matrimonio con Peter Townsend.

La princesa de los ojos verdes estaba muy triste, pero Colin no logró conquistarla. En 1956, se casó con lady Anne Coke , con quien tuvo cinco hijos, pero continuó la amistad con Margarita y cuando esta se casó con el fotógrafo Antony Armstrong-Jones, quien después de la boda recibió el título de lord Snowdon, Colin le regaló a su amiga una villa llamada Les Jolies Eaux, en la isla de Mustique.

Roddy Llewellyn

Fue en esta casa donde la Princesa se refugiaba y estaba muy feliz y relajada antes y después de su divorcio de lord Snowdon, y donde disfrutó de sus amores con el guapo jardinero (mucho más joven que ella) Roddy Llewellyn, los que fueron muy comentados en revistas y periódicos internacionales.

Se vieron por primera vez en Escocia. El flechazo fue inmediato y el romance arrancó a la princesa de una profunda depresión. Ella lo llamaba “mi querido ángel” y, como una adolescente, adelgazó, recuperó la alegría de vivir y el entusiasmo por las cosas cotidianas.

Durante los ocho años que estuvieron juntos, Margarita lo visitaba ocasionalmente, y Roddy hizo incontables viajes a su casa en la isla de Mustique, donde compartían semanas con amigos, entre fiestas interminables, juegos, disfraces, baños de mar y tragos.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Realeza