Categorías: realeza

Isabel II, la reina más popular y longeva

La soberana, quien ha ha superado a su tatarabuela, la reina Victoria, en el número de días al frente del Reino Unido, ¿hasta cuándo estará en el trono?

Toda mi vida, sea larga o corta, estaré dedicada a su servicio?, fue el mensaje dirigido al pueblo inglés que la princesa Isabel de Inglaterra transmitió por radio cuando tenía 21 años. ¡Y lo ha cumplido! Isabel II sobrepasó el 9 de septiembre a la reina Victoria como la soberana que más años ha reinado en su país. Toda una celebración, con fiestas, conciertos, tres exhibiciones de fotos tituladas Long to Reign Over Us, mostrando sus 63 años como reina, tuvieron lugar en los palacios de Holyroodhouse, en Escocia; el palacio de Buckingham y el castillo de Windsor. También salió publicado un nuevo libro ?An Intimate Portrait of the Queen in Her Own Words? sobre su larga vida, escrito por la respetada Ingrid Seward, editora de la revista Majesty.

¿Cómo recibió la Isabel II todos esos honores? El pueblo inglés, que realmente la quiere mucho, esperaba ver a su reina perder su solemne serenidad y que de vez en cuando hiciera alguna travesura, como cuando durante los Juegos Olímpicos de 2012 protagonizó un simpático sketch junto a Daniel Craig (James Bond) y se convirtió en la ?chica Bond más memorable?. Pero la reina, de 89 años, recibió las felicitaciones por tan importante momento histórico ?63 años desde que empezó su reinado el 6 de febrero de 1952? sin inmutarse demasiado ni ponerse nerviosa ni sonreír más de lo necesario, porque así la criaron desde pequeña y esa disciplina total es parte de su ADN.

Su tatarabuela la reina Victoria reinó 63 años y 216 días, encabezando una monarquía con una historia fascinante y dejando una profunda huella en el Reino Unido. Isabel comparte con ella no solo los muchos años de reinado, sino también algo muy personal: Victoria se casó locamente enamorada de su primo hermano, el príncipe alemán Alberto de Sajonia-Coburgo- Gotha, e Isabel se casó muy enamorada del joven príncipe grecoalemán Felipe Mountbatten, príncipe de Grecia y Dinamarca, pariente suyo por la reina Victoria.

Mientras Victoria enviudó del padre de sus nueve hijos y lo lloró públicamente durante sus años de luto, Isabel goza de la compañía del padre de sus cuatro hijos, a quien sigue respetando (¡dicen que en la ?casa? quien manda es Felipe!) y lo ama incondicionalmente, a pesar de los rumores de infidelidad (¡y hasta de hijos extramatrimoniales!) que han existido durante muchos años. Algunas revelaciones recientes afirman que Felipe, de 94 años, todavía no perdona a la reina y a los políticos del gobierno que su apellido Mountbatten haya sido borrado del nombre de sus hijos (por su origen alemán, no era ?políticamente correcto? después de las dos guerras mundiales), y que solo haya sido usado por su hija, la princesa Ana, quien al casarse lo hizo como ?Ana Mountbatten-Windsor?. Según Felipe, quien está orgulloso de su origen, ?esta tendría que ser la dinastía de los Mountbatten y no de los Windsor?. Pero Isabel se hace la que no lo oye.

El nuevo libro sobre la vida de la soberana es maravilloso, porque nos muestra por qué Isabel II es como es. Y cómo fue esa niñez que la moldeó como un soldadito de acero, y aunque nadie lo sepa, le afectó los nervios y hasta el estómago. Esa fuerza exterior que muestra comenzó con Clara ?Allah? Knight, una estricta nanny que la despertaba al amanecer y a las 7:30 am ya había desayunado y estudiado. A las 7:15 pm, Isabel y su hermana Margarita estaban en la cama listas para dormir. Las princesas obedecían en todo. A los 4 años de edad, la abuela de Isabel, la reina María, esposa de Jorge V, le enseñó a saludar, moviendo la mano rítmicamente al estilo de los royals, y también a controlar durante horas sus deseos de ir al baño. La recompensa a este sacrificio era una galletita dulce, porque, según le decía, ?las niñas no deben ser inquietas ni estarse moviendo para aquí y para allá?. Unos años después llegó Margaret MacDonald para contrarrestar con su cariño a la despótica Allah. Las dos chicas la llamaron Bobo y la adoraron hasta que murió, en 1993.

FOTOGALERÍA: PUNTOS CLAVE EN LA VIDA DE LA REINA ISABEL

En ese rígido ambiente, Isabel era muy tímida y poco expresiva. Con su institutriz Marion Crawford la fuerte disciplina continuó, aun- que ?Crawfie? era muy cariñosa con las chicas. Sus padres, Alberto y Elizabeth Bowes-Lyon, duques de York en aquellos años, eran muy unidos, y aunque querían muchísimo a sus hijas, dejaban su educación en manos de las nannies. Las niñas no iban a colegios, recibían clases de las institutrices, y apenas tenían amigos. Se criaron entre las pare- des de los palacios, sin contacto con otros niños de su edad.

Cuando el rey Eduardo VIII abdicó el 11 de diciembre de 1936, su hermano, el príncipe Alberto, quien tenía problemas de tartamudez, subió al trono (¡algo que no deseaba!). De esta manera, su hija Isabel se convirtió en heredera de la corona y su vida cambió aún más.

Fueron años de mucho sufrimiento para la familia, y la llegada de la Segunda Guerra Mundial acentuó aún más las angustias de los Windsor. Isabel se hizo más callada y Margarita, más rebelde. A pesar de ser tan diferentes, ambas se llevaban de maravilla. Isabel era como ?la madrecita? de su hermana pequeña, pero jamás hizo algo divertido, propio de su edad. Su amor a los perros y a los caballos fue su salvación, y otros jóvenes del pueblo se unieron al pequeño grupo en el castillo de Windsor, donde la familia vivió durante la guerra. Allí Isabel comenzó a conocer la vida y la felicidad; las hermanas actuaban en pantomimas mientras Isabel daba charlas por radio a los niños de Inglaterra. Aquello combatió su timidez y la hizo ?sentir útil durante la guerra?, por lo que logró tener una nueva visión del mundo y del país que un día gobernaría. De esta manera se unió después al ejército como chofer y mecánica de ambulancias con solo 16 años.

Secretamente, Isabel se había enamorado en medio de la guerra del guapo príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, con quien sostuvo una larga correspondencia durante años. Felipe era cadete de la marina, sin un centavo ?ni un traje decente que ponerse?, a quien el gobierno no quería cerca de la heredera. Sin embargo, aquel amor, que continúa hasta el día de hoy, trajo grandes emociones a la vida de la jovencita. Felipe la hizo reír, la acompañaba a montar caballo, le enseñó a bailar y le dijo mil veces lo guapa que era. Isabel nunca tuvo otro enamorado ni miró a otro hombre, y dicen que la única persona que a sus 89 años todavía la hace reír es su esposo. Casados desde el 20 de noviembre de 1947, Isabel ?sigue viendo por los ojos del duque de Edimburgo?, ¡tal como hacía Victoria con el príncipe Alberto!

La reina Isabel II ascendió al trono el 6 de febrero de 1952, poco después de la muerte de su padre, el rey Jorge VI, y comenzó una vida de disciplina para la que había sido entrenada desde niña. A los dos días de morir su padre dio un emotivo discurso a cientos de políticos, pero no derramó una lágrima. Años después, la muerte de su madre y de su hermana Margarita, y los divorcios escandalosos de sus hijos Carlos y Andrés, de Diana Spencer y de Sarah Ferguson, respectivamente, fueron golpes muy fuer- tes que pusieron a prueba su carácter. Pero Isabel II no pierde el control, y de la misma manera que hizo la reina Victoria con su hijo mayor ?quien después fue el rey Eduardo VII?, tampoco renuncia al trono. Dicen que el príncipe Carlos ha tenido sentimientos encontrados ante el hecho de que su madre haya roto el récord como la soberana más longeva: por un lado, alegría por su vida; por el otro, frustración, pues él es el heredero de más edad en la historia de Inglaterra. Pero al parecer, Isabel II ?morirá con las botas puestas?, como considera que es su deber.

FOTOGALERÍA: PUNTOS CLAVE EN LA VIDA DE LA REINA ISABEL

Vanidades

Contenido reciente

9 “blue products” ideales para tu rutina de belleza

¿Quieres innovar tu rutina de belleza pero no sabes con qué? Deja que nuestras editoras resuelvan tus dudad acerca de…

11 horas atrás

Pollo en salsa de guajillo y vino tinto

Una combinación que, sin duda, amarás.   4 porciones 40 minutos de preparación 30 minutos de cocción * Dificultad: Fácil…

11 horas atrás

El príncipe Harry siente “pánico” cuando se encuentra con su abuela, la reina Isabel, en el palacio

¿Te gustaría saber más un poco más sobre la vida de la familia real británica? Está a punto de salir…

12 horas atrás

La reina Letizia da la bienvenida a la temporada con nuevo vestido

Este martes, los reyes de España visitaron el Centro de Láseres Pulsados, en Villamayor, donde inauguraron el láser de petavatio…

13 horas atrás

Jessica Biel y Justin Timberlake sacan a relucir su faceta más familiar en los Emmy

A pesar de salir del teatro Microsoft de Los Ángeles sin el galardón al que optaba por su aplaudido trabajo…

14 horas atrás

Chrissy Teigen arremete contra los ‘brutales’ comentarios sobre su físico

Afortunadamente, en los últimos tiempos la meca del cine ha sabido poner en práctica la oleada de cambios que ha…

14 horas atrás