Categorías: realeza

La monarquía inglesa, ¿sin Isabel II?

El Palacio de Buckingham ya pronunció la última palabra: la reina no abdica ahora ni lo hará a los 95 años, aunque sí es un hecho que cada vez cede más responsabilidades a su hijo mayor, el príncipe Carlos.

El papel de reina

La aguas se han calmado y la idea descabellada de que Isabel II abdicaría próximamente para que Carlos de Gales asumiera el papel de rey de Inglaterra se ha disipado. Queda confirmado que solo a su muerte dejará de ser reina.

(Foto: Getty Images)

Sin embargo, es una realidad que ha iniciado un camino en el que poco a poco delega ciertas responsabilidades de peso a su hijo mayor, como preparación para el futuro soberano.

Eso es lo que se hace en cualquier monarquía, y así ha ocurrido a lo largo de la historia de los Windsor: cuando Eduardo VIII, apenas unos meses después de convertirse en rey, abdicó para casarse con la polémica Wallis Simpson, Jorge VI estuvo listo para asumir las responsabilidades de un rey, a pesar de que no estaba previsto.

Isabel II tenía entonces solo 10 años, pocos pero suficientes como para que su padre empezara a prepararla para el papel que estaba llamada a ejercer. Por eso, en 1952, cuando Jorge VI murió víctima de cáncer, Isabel supo que era el momento de demostrar su capacidad para cumplir con su destino.

(Foto: Getty Images)

El llamado es para…

Sin duda, el siguiente en la línea de sucesión, Carlos de Gales, ya hace lo propio para tomar en sus manos las riendas de la monarquía el día que la reina falte.

Por ahora, lo que se ha confirmado es que cuando cumpla 95 años (el 21 de abril de 2021), Isabel II lo nombrará príncipe regente y Carlos asumirá casi todas las responsabilidades aunque la reina mantenga su título hasta la muerte.

(Foto: Getty Images)

Un rumor que ha trascendido es que el propio Carlos, una vez que llegue al trono, abdicará en favor de su hijo William, lo cual podría explicar que él y Kate hayan tomado la iniciativa de intervenir y reprender a Harry y a Meghan luego de que éstos ventilaran, en un programa transmitido por la BBC, la lastimada relación que llevan con parte de la familia real.

(Foto: Getty Images)

Sin embargo, pese a la fuerza de las murmuraciones, el retiro de la reina no parece algo factible ni conveniente para la casa real, porque con él se reforzaría la idea que ronda a los políticos británicos de votar seriamente para que desaparezca la monarquía.

Que hoy se vuelva a tocar el tema se lo deben nada menos que a Andrés de York, cuyos escándalos sexuales han puesto en tela de juicio la honorabilidad de los Windsor.

¿Qué pasaría si…?

Es posible que separarse de su cargo haya pasado alguna vez por la cabeza de la monarca más famosa del planeta, pero si bien es cierto que a lo largo de casi 68 años ha mantenido su palabra de dedicar su vida a servir a su país y a sus súbditos, también lo es que no está dispuesta a ver desaparecer a su familia. Y, si abdicara, habría varios escenarios que considerar.

El primero es que ciertos personajes de la política, como Jeremy Corbyn, líder del partido laborista, han insistido en la idea de prescindir de la figura de la familia real por considerarla un gasto innecesario para los ingleses.

En una entrevista que concedió a la cadena televisiva GMTV, sugirió:

“Es hora de que avancemos y, cuando Isabel II termine su reinado, tengamos un jefe de estado, ¿no sería el momento justo?”.

La residencia de los duques de Sussex

Para el pueblo británico no parece una idea descabellada, menos desde que salieran a la luz los gastos excesivos que hicieron Harry y Meghan en la remodelación de su residencia de Frogmore House, que le costó más de 2.4 millones de libras esterlinas (unos 63 millones de pesos mexicanos) al pueblo inglés.

(Foto: Getty Images)

Eso, aunado a las restricciones de convivencia que les impusieron a sus vecinos, provocó que se hiciera una petición oficial presentada por el candidato Charles Ross ante el Concejo Municipal de Brighton y Hove, ciudades que se ubican al este de la región de Sussex, para que les fuera retirado el título de duques por su “moralmente incorrecto e irrespetuoso comportamiento con el condado de East Sussex”.

(Foto: Getty Images)

Entonces se desconocía que Harry y Meghan renunciarían a sus funciones de primer rango como miembros de la familia real “para adquirir independencia financiera, sin dejar de apoyar a Su Majestad la Reina”, según un comunicado.

Carlos movería los hilos

Otro panorama presente y más viable es aquel del que ya se habla: veremos a Carlos en un papel de príncipe regente, con lo cual será el encargado de mover los hilos del futuro de su parentela, además de cumplir con las responsabilidades de la reina mientras ella mantiene sus atribuciones constitucionales.

Camilla Parker no tendrá un cambio significativo en su papel, como afirma el diario The Telegraph, pues llegaría a tener el poco relevante título de princesa consorte.

(Foto: Getty Images)

Pero quienes sí vivirán un cambio a favor serán los duques de Cambridge, pues esto significará que la pareja estará más cerca de reinar; en ese momento, Kate podría asumir el título que hace años dejó vacío Lady Di: princesa de Gales, el nombramiento que asumen los herederos de los monarcas ingleses. Y llegado el momento, William lo tendría y lo compartiría con su esposa.

Ahora que Harry ha decidido alejarse de la monarquía, él y Meghan obtendrán ingresos a través de acuerdos comerciales; no obstante, el royal mantendrá el sexto sitio en la línea de sucesión.

Mientras que Andrés y sus hijas Beatriz y Eugenia, dejarán de participar en los compromisos oficiales y, al no ser servidores de la corona, perderán su derecho a percibir un salario, obligándolos a buscar otras formas de generar dinero.

Quién gobierna en Buckingham

La experta en realeza Angela Mollard afirma que la autoridad de la reina Isabel II se ha visto disminuida. Antes, una orden suya era obedecida sin cuestionamiento, y como ejemplo menciona la que le dio a su hijo Carlos el 20 de noviembre de 1995, tras la polémica entrevista de Diana de Gales en la BBC, pidiéndole su divorcio. Esa orden fue acatada de inmediato.

(Foto: Getty Images)

Pero los tiempos han cambiado y basta ver la actitud de Andrés de York, quien pese a las recomendaciones de los asesores de Buckingham, optó por dar la entrevista que al día de hoy los tiene a todos hundidos en el escándalo. A pesar de ello, la soberana no ha dejado de ser la institución que mantiene en pie a los Windsor.

Además, sabe moverse discretamente para cumplir con su papel y, al mismo tiempo, darle a los ingleses justo lo que esperan de ella. Sin embargo, su panorama no es sencillo.

Su experiencia de cerca de 67 años como monarca será su as bajo la manga para, una vez más, superar uno de los periodos más difíciles que ha enfrentado a lo largo de su vida.

Andrés es el culpable

El escándalo del duque de York, además de manchar su nombre, ha impactado seriamente a la familia:

•Unos días después de anunciar que “por el momento” tenía que separarse de sus responsabilidades reales, se hizo público que, además de relacionarse con el millonario acusado de pedofilia, Jeffrey Epstein, Andrés también era amigo del productor Harvey Weinstein, acusado de abuso sexual en Hollywood.

• La reina le ha pedido a su nieta, Beatriz de York, mayor discreción en su boda con Edoardo Mapelli.

(Foto: Getty Images)

Las señales que anuncian su retiro

– Desde 2018 la reina acudió apenas a 283 eventos oficiales, mientras que Carlos se convirtió en la figura principal en 507 ocasiones.

– El príncipe Carlos empieza a tomar decisiones trascendentales, por ejemplo, que la familia real se reduzca y solo entren en el presupuesto sus hijos William y Harry con sus familias, aunque la decisión de este último ha dado una vuelta de tuerca a la situación.

– Carlos de Gales y William han asumido un papel de mayor responsabilidad al poner orden dentro del seno familiar, como ocurrió con los escándalos protagonizados tanto por el príncipe Andrés como por los duques de Sussex.

– Según información del diario The Sun, Carlos ha cobrado gran influencia en las decisiones de la reina, al grado de que fue él quien la presionó para que hiciera a un lado a Andrés de York luego de su escándalo en el caso que lo liga al fallecido financiero Jeffrey Epstein.

(Foto: Getty Images)

Por: María Del Carmen López / Foto: Getty Images

Vanidades

Compartir
Publicado por:
Vanidades
Tags: Andrés de YorkCamila ParkerCarlos de GalesCharles Rossduques de CambridgeEdoardo MapelliEduardo VIIIHarvey Weinsteinisabel IIJeffrey EpsteinJeremy CorbynJorge VIkate middletonlady dimeghan marklepalacio de buckinghamprincesa beatrizPrincesa Eugeniapríncipe Carlospríncipe harryprincipe williamWallis SimpsonWindsor

Contenido reciente

  • celebs

George y Amal Clooney donan 100 mil dólares para ayudar a las víctimas de la explosión de Beirut

La pareja contribuyó a los trabajos de asistencia derivados de la fuerte explosión que tuvo lugar en el puerto de…

7 agosto, 2020 12:59 pm
  • celebs

Katy Perry habla de su breve ruptura con Orlando Bloom

La cantante considera que tanto su novio como ella tenían que completar un "viaje individual" para sentirse "completos" antes de…

7 agosto, 2020 11:52 am
  • celebs

¿Por qué han causado tanto revuelo las fotos de Jennifer Garner y Bradley Cooper en la playa?

Los dos actores se conocen desde que trabajaron juntos en la serie Alias y hasta ahora mantenían una estrecha amistad…

7 agosto, 2020 11:29 am
  • realeza

El príncipe Harry quiere ‘rediseñar’ la cultura de las redes sociales

El duque de Sussex y Meghan han estado "trabajando con líderes" de las corporaciones que controlan muchas de estas plataformas…

7 agosto, 2020 10:49 am
  • realeza

Juan Carlos I podría estar en Abu Dabi

El rey emérito español Juan Carlos I, quien partió al exilio debido a un escándalo de corrupción, no estaría ni…

7 agosto, 2020 10:33 am
  • belleza

Camuflaje facial: consejos prácticos para resaltar tus rasgos

Resalta tus rasgos más bellos y disimula aquellos que te causen inseguridad con estos fabulosos productos. 1. Suave en crema…

6 agosto, 2020 6:50 pm