Salud y Bienestar

Qué significa ser no binario y cómo saber si tú lo eres

Persona no binaria: aquí te explicamos en qué consiste la identidad de género según la cual algunas personas no se asumen ni como hombres ni como mujeres.

Por Redacción Vanidades

- 19/08/2022 04:37

Quizá has leído o escuchado en los medios de comunicación y las redes sociales el término género no binario. Incluso tal vez sepas que figuras públicas, como Demi Lovato, Ellen/Elliot Page o recientemente la hija de Jennifer Lopez, Emme, se han declarado personas con identidad de género no binario. Y entonces posiblemente te has preguntado: ¿qué significa eso?

Para responderlo entrevistamos a la maestra Diana Berenice Paz Trejo, especialista en estudios de género de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ella empieza por aclararnos la diferencia “entre el sexo, que nos fue asignado biológicamente al nacer, y el género, que se nos asigna culturalmente”, siendo las categorías masculino y femenino sobre las cuales se construye el género.

¿Qué es persona de género no binario?

De acuerdo con esto, la identidad de género es nuestra identificación o no con el género que culturalmente corresponde al sexo que nos tocó cuando venimos al mundo. Si nos identificamos con él, se trata de la identidad de género binario, es decir, al haber nacido biológicamente hombres o mujeres, asumimos lo asignado culturalmente al género femenino o masculino, según sea el caso.

Elliot Page/ getty

Pero si, por el contrario, no nos identificáramos con el género culturalmente asignado a nuestro sexo de nacimiento, entonces se trataría de la identidad de género no binario, es decir, aunque biológicamente fuéramos hombres o mujeres no asumiríamos ninguno de los dos géneros correspondientes. Es más, en nosotros podría fluir, a la vez, lo femenino y lo masculino.

¿Hay persona no binaria queer?

Una de las expresiones del género no binario es lo queer, un anglicismo que significa “inusual”. Se refiere específicamente a las personas no binarias que mezclan prendas femeninas y masculinas en su vestimenta, al grado de que, incluso, ya existe la denominada moda queer.

Más aún, lo queer predomina en la celebración del Día Internacional de la Visibilidad No Binaria, cada 14 de julio, desde 2012. En esa fecha es cuando más ondean los colores amarillo, blanco, morado y negro de la bandera no binaria y sale a relucir el símbolo que fusiona los conocidos signos del hombre y la mujer, a fin de exigir el reconocimiento y respeto a esa identidad de género.

getty

¿Cuál es el lenguaje inclusivo para personas no binarias?

Más allá de estas expresiones, los no binarios también manifiestan su identidad de género por medio del lenguaje inclusivo, invitando a la sustitución de los pronombres ellos o ellas, nosotros y nosotras, todas y todos, etc., para referirse a elles, nosotres y todes; ell@s, nosotr@s y tod@s o, bien, ellxs, nosotrxs y todx.

Los activistas del movimiento no binario también han solicitado a las autoridades que estas denominaciones se incluyan en leyes y documentos oficiales. Sin embargo, la Real Academia Española ha rechazado tajantemente el uso de este lenguaje inclusivo al considerarlo “innecesario y ajeno a la morfología del español”, además de estimar que no se encuentra generalizado.

getty

¿Cómo se trata a una persona no binaria?

Lo no binario nos remite a la amplia gama de la diversidad sexual y de género que se refleja en las siglas LGBTQ+, y corresponden a las denominaciones lesbianas, gays, bisexuales, trans (trasvesti, transgénero y transexual), queers y demás que conforman el espectro de dicha diversidad.

Acerca de cómo percibe la sociedad mexicana esta diversidad, la maestra Paz Trejo explica que “desafortunadamente hay todavía mucha resistencia, sobre todo en algunas zonas de nuestro país”, donde no se comprende que una persona se presente ante la sociedad con una identidad de género distinta a la que le correspondería culturalmente, de acuerdo con su asignación de sexo al nacer.

getty

La tolerancia radica en aceptar lo diferente, incluso si no estamos de acuerdo con ello

Así pues, si alguien es descrito biológicamente como un hombre o una mujer, el entorno social procederá a ajustarlo a lo culturalmente normado para su sexo asignado de nacimiento.

De esta manera la expectativa, por ejemplo, de que las niñas vistan de rosa y jueguen con muñecas, y los niños de azul y jueguen con carritos, así como de que tengan determinadas actitudes y comportamientos acordes con su genitalidad, “es un hecho demasiado arraigado en México”.

La entrevistada explica que esta resistencia de la sociedad se observa “desde la expresión de género, que es como se presentan hombres y mujeres, incluso asumiendo el género que culturalmente corresponde a su sexo asignado al nacer. Es el caso de alguien que se asume como del género masculino, pero al llevar el cabello largo, traer las uñas pintadas y usar aretes es considerado inmediatamente una mujer, por esas meras expresiones de género”.

La académica de la UNAM considera que, sin embargo, ya existe mayor sensibilidad a estas expresiones de género, sobre todo en la Ciudad de México, no así en otras zonas del país, donde hay todavía mucha resistencia a las expresiones de género y, más aún, a identidades de género, como la trans, cuyos integrantes han sido víctimas de la violencia y el homicidio.

¿Cómo hablar con mi hijo sobre el género no binario?

“Debemos abrirnos al hecho de que nuestra identidad de género no la determinan otras personas ni define quiénes somos”, considera la maestra Paz Trejo. Así, debemos entender que una mujer trans, que asume su identidad y la expresa, sigue siendo la hija de..., la hermana de..., la tía de..., la amiga de..., la compañera de..., independientemente de su identidad de género.

getty

Respecto a cómo abordar en casa los temas de la diversidad sexual y de género con los hijos, la experta plantea que debemos ayudarles a comprender que a todos nos gustan cosas distintas dentro de un gran abanico de opciones para elegir, y que entre ellas están el afecto u orientación sexual de un hombre hacia otro hombre (homosexualidad), de una mujer hacia otra mujer (lesbianismo), o de un hombre o una mujer hacia hombres y mujeres por igual (bisexualidad), entre otros.

Al ayudarle a los niños a entender, en familia y desde temprana edad, que la diversidad de identidades de género no es un defecto de la naturaleza o de la humanidad, sino algo que simplemente existe, se “cimentarán las bases de confianza para las personas que comienzan a darse cuenta de que están transgrediendo las normas de género”, concluye la doctora Diana Berenice Paz Trejo.

Texto: Luis Felipe Brice

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Salud y Bienestar