Categorías: viajes

Croacia: Un paraíso de color verde

Estás a punto de entrar a un territorio abundante en cascadas, bosques y con uno que otro ciervo corriendo por allí; así que respira profundo y disfruta de los maravillosos campos croatas.

Es cierto, Croacia es conocida por su divina costa, pero el país esconde más riquezas naturales, y es que 10 por ciento de su territorio está destinado a parques nacionales, y ello lo hace uno de los sitios más verdes de Europa.

Visitarlo en primavera, cuando comienzan a brotar sus flores; en verano, cuando sus lagos ofrecen un oasis en pleno calor; en otoño, al cubrirse de dorados, o en invierno, cuando llega la nieve, sin duda, es un placer para los sentidos. No importa la época que elijas para descubrirlo, estas son las zonas por las que debes pasear.

Croacia tiene 66 islas, 652 islotes, 289 peñones y 78 arrecifes para despertar tu espíritu de navegante.

Los lagos de Plitvice

De todos los parques nacionales croatas, es el único que se encuentra en la lista de patrimonio mundial de la UNESCO y quizá por ello es el más conocido.

Está compuesto de 16 lagos conectados entre sí por 90 cascadas, los cuales forman un laberinto al aire libre único en el mundo. Este entramado, que abarca 30 mil hectáreas, se creó gracias a depósitos de toba, piedra que lo moldeó creando barreras que suben y bajan para diseñar el paisaje.

(Foto: Getty Images)

Alrededor del agua que varía entre tonos de turquesa y esmeralda, hay bosques de hayas y abetos. Algunas de las especies que los habitan son el lobo y el oso: Plitvice es uno de los pocos sitios de Europa en donde aún se pueden ver. Lo mejor que puedes hacer aquí es dejarte sorprender, descubrir por ti misma hacia dónde llevan los senderos, qué hay detrás de las cascadas y disfrutar de un parque de diversiones 100% natural.

Sjeverni Velebit

Este espacio recibe su nombre por la montaña que ahí se levanta, Velebit, que es la más grande del país y tiene 150 kilómetros de longitud protegidos en su totalidad. En ella se ubica la única reserva de la biosfera de la UNESCO en Croacia y está llena de especies endémicas como la flor degenia velebitica, emblema de la montaña.

(Foto: Getty Images)

Su monte Peg se ha convertido en una meca para los alpinistas, porque ofrece una zona rocosa muy diferente al resto del paisaje de Velebit cubierto de vegetación. Este sitio inhóspito, lleno de precipicios, pondrá a prueba tu vértigo y no te ofrecerá sombra, pero sí una vista espectacular de la montaña.

Krka

Aunque no es tan grande si lo comparamos con otros parques (posee 72 kilómetros cuadrados) en él se encuentra una de las imágenes más representativas del país: las cascadas Skradinski, una secuencia de minicaídas con una laguna en su base.

(Foto: Getty Images)

Puedes nadar en ella en zonas específicas donde la corriente no es muy fuerte y disfrutar de la frescura del agua; además, es posible observarla desde los miradores a la orilla, ya que instalaron varios y desde diversos ángulos para apreciar este espectáculo acuático en movimiento a 360 grados. Es debido a esto que es uno de los espacios más fotografiados de Croacia.

Brijuni

Es conocido como “el paraíso en la tierraˮ y te aseguramos que no te decepcionará. Se trata de un grupo de 14 islas, en donde se ofrecen excursiones como “ciclismo celestial”, “sendero de buenas vibraciones”, “camino subterráneo acuático” y “perlas arqueológicas”, durante las cuales te transportarán de una islita a otra y te llevarán a descubrir las bondades naturales de la región por mar y tierra, siempre regresando al mismo punto de partida.

(Foto: Getty Images)

¿Dónde puede ser ese punto? Ya que puedes pasar muchos días en la región, necesitas un “hogar lejos de tu hogar”, y ese es el mantra de Heritage Hotel Chersin, en el centro del municipio Fazana, frente a las islas. Se encuentra en un pintoresco edificio de 500 años de antigüedad, protegido por la UNESCO y a solo 100 metros de la playa.

Paklenica

Aquí se encuentra el famoso monte Anica-kuk, de 400 metros de altura, un reto para infinidad de alpinistas que llegan a este sitio con el único propósito de conquistar su cumbre para luego recompensarse con la vista que ofrece de los bosques de hayas y pinos. ¿Escalar no es tu deporte? Otra de las actividades disponibles es llegar a sus cañones para practicar senderismo, el más grande es Velika, con 14 kilómetros de longitud interrumpidos por cuevas artificiales, las cuales fueron construidas por motivos políticos en los años 40 y 50, cuando Croacia aún formaba parte de Yugoslavia. Luego le sigue el cañón Mala, con 13 kilómetros de largo pero apenas 500 metros de ancho.

(Foto: Getty Images)

Estas variaciones han causado en el terreno formaciones de cuevas y rocas que le dan un aspecto interesante, así como diferentes climas y, por lo tanto, una biodiversidad compleja para placer de los amantes de la naturaleza.

Una ventaja de este sitio, establecido como reserva en 1949, es que está cerca del mar y las excursiones que combinan deportes acuáticos con terrestres están a la orden del día. El combo perfecto para disfrutar del esplendor de Paklenica, especialmente en primavera y otoño, épocas cuando la región está fresca y rebosante de vida silvestre.

Prueba el oro líquido del Mediterráneo

Hablamos del aceite de oliva, que abunda en la región porque es terreno fértil para olivos, un árbol considerado sagrado. Es tan apreciado, que las aceitunas fueron la moneda local en siglos pasados.

(Foto: Getty Images)

Risnjak

Es un parque nacional de 64 kilómetros cuadrados en el que la biodiversidad incluye 1,500 tipos de plantas y dos centenas de variedades de aves, además de otros animales como zorros y linces.

Esta última es la especie más común en el área y además inspiró el nombre de la montaña, pues en croata lince se dice «ris». Hay que escalar 1,500 metros para observar la costa y el río Kupa, favorito de los viajeros por ofrecer el campo de juego perfecto para deportes, como el canotaje.

(Foto: Getty Images)

Recorrer navegando en kayak sus cañones, cuevas y cascadas será una experiencia emocionante, en especial cuando llegues al Paso del Diablo en Skrad. El nombre lo dice todo: es una garganta estrecha y rocosa atravesada por un río de montaña ¡y por ti!

Kopački Rit

Lo que hace especial a este parque de 17 mil hectáreas es que incluye pantanos y humedales, que aunque no son la postal perfecta como los bosques o selvas, resultan importantísimos para la vida porque sirven de semillero para todo tipo de especies gracias a su clima.

Como la mayoría de los humedales desemboca en ríos (Kopački Rit llega hasta el Danubio y el Drava) y el acceso no es sencillo, solo se puede contemplar a profundidades bajas o desde cruceros que naveguen por el Danubio. Justo porque no es de fácil acceso, aún se conservan manadas de ciervos y jabalíes, además, Kopački Rit es orgulloso poseedor de una reserva de nutrias y es hogar protegido para las águilas stekavci y las cigüeñas negras, entre unas 300 especies más de pájaros.

Kornati

Esta zona protegida desde 1980 posee 140 islas e islotes, sus acantilados Litice, cuyo nombre significa ‘alto’ en croata, sorprenden con 80 metros de altura a los navegantes que se acercan a ellos para adentrarse en su garganta. El buceo es otra de las actividades obligadas por la riqueza de su mundo submarino.

(Foto: Getty Images)

Una vez que lo hayas descubierto por mar y tierra, sube a las alturas y admíralo desde el aire, sus precipicios son miradores sin comparación. Podemos describirlo de muchas maneras, pero sin duda, el escritor irlandés George Bernard Shaw logró hacerlo como nadie cuando dijo: “En el último día de la creación, Dios deseaba coronar su obra, y de las estrellas y su aliento creó Kornati”.

Aventuras naturales

Si tienes tiempo extra, apúntate a estas dos actividades: Primero, una caminata lunar en la isla de Pag.

Se han creado 14 rutas de ciclismo para recorrer un paisaje que parece fuera de este mundo: es como pedalear sobre la luna, ya que los vientos de 200 kilómetros por hora procedentes del mar Adriático y los acantilados rocosos dificultan la reproducción de flora y fauna, dándole un aspecto espacial. Después, conquista la isla del amor.

En el canal de Pašman hay un islote que tiene la forma de un corazón; esto lo hace único en el mundo e imperdible para los viajeros en plan romántico. Se llama Galesnjak y fue Google Maps quien descubrió su forma y atrajo la atención a la pequeña isla.

La manera más fácil de visitarla es en barco, y no es de sorprenderse, se ha convertido en un punto predilecto de las parejas para comprometerse.

Por: Jessica Moreno / Foto: Getty Images
Redacción Vanidades

Compartir
Publicado por:
Redacción Vanidades
Tags: bosquescascadasCroaciaEuropaparaísoparque nacionalriqueza naturalviaje

Contenido reciente

  • moda

¿Seda? ¡Sí, atrévete a usarla!

Vístete con seda. En traje sastre, un enterizo o en un vestido de coctel, te hará lucir regia y muy…

3 abril, 2020 6:36 pm
  • cocina

Tapas de alcachofas, aceitunas y cherrys

Estos bocadillos son perfectos para recibir a tus invitados o si estás en casa en compañía de tu familia, viendo…

3 abril, 2020 5:41 pm
  • Estilo de vida

Películas, series y documentales ‘royals’ para maratonear el fin de semana

Historias de amor, traición, política, religión, conquista... el mundo de la realeza es ¡fascinante!; y, por eso, un maratón con…

3 abril, 2020 3:23 pm
  • celebs

La hija de Heidi Klum quiere seguir sus pasos en el mundo de la moda

La modelo Heidi Klum sigue confinada en su casa de Los Ángeles junto a su marido, el músico Tom Kaulitz,…

3 abril, 2020 3:08 pm
  • celebs

El (sexy) desafío de Tom Holland al que Ryan Reynolds se negó

El actor ha dejado claro que no está por la labor de intentar ponerse una camiseta mientras está parado de…

3 abril, 2020 2:12 pm
  • Estilo de vida

Los efectos psicológicos y emocionales del coronavirus

La pandemia de coronavirus ha sumido al mundo en un territorio inexplorado y dejado a la gente con un sentimiento…

3 abril, 2020 1:24 pm