Categorías: viajes

San Francisco de lujo

Fundada en 1776 por los españoles, en honor a San Francisco de Asís (con Misión y Presidio incluido) y habiendo sido parte de México hasta que la cedió oficialmente a Estados Unidos, la ciudad había cobrado todavía más vida con la fiebre del oro y los jeans Levi’s, cuando la televisión después la hizo mucho más famosa en la década de los  70 con la serie Las Calles de San Francisco de Michael Douglas (donde Karl Malden era realmente la estrella), al mismo tiempo que Clint Eastwood recorría las mismas calles como Harry El Sucio, antes del clásico Escape de Alcatraz o la acción de ‘La Roca’ con Nicolas Cage y Sean Connery. Pero lejos, muy lejos de la más tétrica cárcel, tratamos de encontrar los lugares más lujosos de San Francisco.

Hotel con Alcatraz cinco estrellas

Entre las habitaciones más lujosas del Hotel Hilton de Union Square, al menos hasta el mes de junio, se puede experimentar lo que realmente solía ser una verdadera celda de la prisión de Alcatraz, con apenas entrar al lobby principal del hotel donde instalaron una cárcel como muestra (con cama y baño originales). Y es maravilloso saber lo fácil que es escaparse por un costado, para ir de compras por Tiffany & Co.; Chanel o Louis Vuitton, antes de volver a dormir en una de las habitaciones de cinco estrellas con balcón al pleno centro de la ciudad (los precios varían entre 200 y 600 dólares  la noche… sin desayuno en Tiffany’s).

Crucero de lujo

Para una perfecta cena romántica o el mejor cumpleaños, desde el Muelle 3 o Pier 3, todos los días sale un crucero de lujo (Hornblower Cruises) que viaja por la costa rodeando la isla de Alcatraz (sí, sí, por fuera), cruzando también los famosos puentes Golden Gate Bridge y Oakland Bay Bridge, con la genialidad de empezar de día alrededor de las siete de la tarde, hasta después de la caída del sol, para deleitar los mismos paisajes totalmente iluminados a la noche, en medio de un fabuloso viaje con músicos en vivo, baile y la formal cena del chef Joshua Seare con platos tan exquisitos como la sopa de almejas con tocino ahumado; pierna de cordero cocinada a fuego lento acompañada con puré y trufas o el riquísimo cheesecake como postre. Hay también almuerzos con champage o tardes de cocktail y happy hour, pero nada se compara con el Dinner Cruise (el precio oficial es 108  dólares por persona, aunque se consigue a veces por 87 dólares en Groupon.com).

Tour en dos ruedas

En un tono totalmente extravagante y extremadamente entretenido, vale la pena recorrer las calles de San Francisco en verdaderos segways eléctricos para vivir la ciudad en la forma más divertida y ecológica, más allá de los ridículos, pero necesarios cascos. Es cierto que al principio parecen difíciles de controlar, pero menos de 15 minutos de entrenamiento son suficientes para recibir un verdadero diploma de doctor honorario de navegación en segway que entregan al final del paseo especialmente guiado con auriculares inalámbricos, entre las diferentes rutas de 90 (55 dólares) o 150 minutos (75 dólares).

Tour en tres ruedas

Otra opción también divertida son los go cars, unos autos bastante parecidos al del dibujo animado de Penélope Glamour en Los Autos Locos o Wacky Races. Disponibles solamente en Barcelona y San Francisco, en realidad son motocicletas de tres ruedas, para dos personas, convertidos en un auto que habla como el perfecto guía de San Francisco (reconoce cada paso de la ruta gracias al GPS de un teléfono celular conectado a los parlantes que está escondido en la guantera). También hay rutas diferentes para elegir, pero lejos, la mejor y más lujosa es la de la línea roja que recorre la costa hasta el puente del Golden Gate, con un alquiler de medio día (110 dólares para dos personas, incluye el ‘upgrade’ al modelo deportivo, aunque se puede alquilar también por cinco horas y un máximo de 49 millas por 230 dólares).

Tour en más ruedas

Para evitar viajar parado en los clásicos tranvías eléctricos, se puede recorrer la ciudad entera, con el bus de dos pisos de City Sightseeing San Francisco, que además de contar con la visita guiada en español, permite bajar y subir con libertad en las 40 paradas más importantes de la ciudad (el pase cuesta $49.99 para adultos y $26.99 los menores). También hay un tour nocturno que incluye las iluminadas vistas del centro de San Francisco desde lo más alto de Nob Hill, Chinatown y North Beach hasta el embarcadero y el puente Oakland Bay Bridge, que además cuenta con otros dos guías a pie, para sacar buenas fotos ($30.99 adultos y $19.99 menores).

Tour desde el aire

Los más exigentes tienen la opción de alquilar un helicóptero Jetranger III para cuatro personas con la idea de ver la ciudad desde el aire (Golden Gate Helicopters cobra 1,200 dólares el alquiler de una hora, pero buscando en internet, se pueden encontrar otras compañías menos lujosas por la mitad del precio, con un tour que varía entre 30 y 45 minutos) www.goldengatehelicopters.com

Bowling de lujo

Para divertirse con amigos o en familia, en el distrito financiero está el lujoso bowling Lucky Strike, que cuenta con gigantes pantallas de televisión al final de cada línea para ver videos musicales o eventos deportivos delante de un bar de 40 pies de largo, al mismo tiempo que se juega al boliche. Ideal para comer también en medio del juego, el menú sofisticado varía entre sushi, tacos y hamburguesas vegetarianas, con ingredientes siempre frescos del mismo día (el juego ilimitado de bowling cuesta $75 la hora, más $4.95 por el alquiler de zapatos). Con preguntar, también se consigue en la entrada alguien que habla muy bien español. www.bowlluckystrike.com.

San Francisco Made in Italy

A la hora de cenar, la opción más lujosa es el restaurante italiano Delarosa (tienen el local más nuevo en pleno centro de Union Square y el más antiguo, en la Marina). La variedad del menú italiano extravagante pasa por pappardelle con salsa napolitana ($14), risotto con champiñones ($16) y linguini de mar ($17), además de las pizzas espectaculares con prosciutto o salsa vegana (entre $13 y $17, según los ingredientes elegidos). El postre es más difícil de elegir entre la Torta Di Ciocolato (con helado de vainilla, salsa de caramelo y nueces con whisky) o la Coppa Mela (helado de vainilla con tarta de manzana, envuelta en crema inglesa y salsa de caramelo). www.delarosasf.com.

Los otros rincones dulces

En el puerto, con vista a la Bahía de San Francisco, está el dulce centro de Ghirardelli Square con la histórica fábrica del famoso chocolate que convirtieron en un centro de compras con restaurantes (Ghirardelli en realidad había sido un italiano que vivió en Uruguay y descubrió el chocolate en Perú, hasta que el vecino James Lick fue quien realmente se había llevado 300 kilos de aquel chocolate a Estados Unidos y en medio de la fiebre del oro tuvo tanto éxito que convenció a Ghirardelli para construir en San Francisco  la primera fábrica que hoy se da el lujo de regalar chocolates a todos los visitantes). Del otro lado de la ciudad, la fábrica de dulces Jelly Belly también dispone de una secreta visita guiada (gratis) de 40 minutos para mostrar con exhibiciones interactivas y la vista en vivo de cómo se hacen los dulces más populares del lugar. Para los mayores de 21 también se puede probar una selección de vinos y una confección a mano de chocolates de los mismos fabricantes de Jelly Belly.

Wine vs beer

Al estar tan cerca de Napa Valley, también son muy populares los tours por viñedos como el de Francis Ford Coppola (con los mismos vinos que sirven en la ceremonia del Oscar) o el más lujoso y antiguo tren Wine Train (winetrain.com) que incluye restaurante y viaja por diferentes destinos como el Castillo del Amor Castello Di Amorosa (269 dólares por persona). El secreto de lujo: muy pocos saben que hay también un tour guiado de cervezas que a lo largo de tres horas y media recorriendo tres destilerías artesanales y diferentes bares, para probar diferentes cervezas en cada parada (sfontaptours.com).

Experiencia 7D

En la zona de la costa, en el Muelle 39 se encuentra la Experiencia 7D con una mezcla entre cine, montaña rusa y un juego de batallas láser (14.99) o el laberinto ‘Lazer Challenge’, donde al estilo Misión Imposible, el desafío es encontrar la salida sin tocar ninguno de los rayos láser (4.99). Muy cerca, está el teatro San Francisco Dungeon, con varios espectáculos y atracciones que varían desde estudios de 360 grados con efectos especiales o actores profesionales que van guiando cada show (y también asustan en el camino, como parte de la diversión), para recrear las peores épocas de la ciudad entre medio de risas y gritos de pánico (Cada atracción cuesta 13.50) www.7dexperience.com.

Sillicon Valley

En las afueras al sur de la ciudad, antes de entrar a San Francisco, también están las oficinas centrales de las compañías ‘tech’ más importantes del mundo. Desde Facebook en “1 Hacker Way” (reconocible por la gigante mano con el clásico gesto “Me Gusta”), hasta Google con un parque de Androids y un simpático Gift Store en 1981 Landings Drive (el ‘Visitor Center’ que está por abrir al público realmente no es tan divertido) y Apple Headquaters (que sí tiene un más sofisticado ‘Visitor Center’ que muestra en detalle cómo es el cuartel central por dentro, aunque esté… afuera, en 10600 N Tantau Av). Del otro lado del puente de la Bahía de Oakland también están los Estudios Pixar (1200 Park Ave, Emeryville) y aunque no aceptan turistas ni visitas guiadas, en San Francisco al menos está el Museo de la Familia Walt Disney con galerías interactivas bastante ‘animadas’. Creado especialmente por la hija de Walt, Diane Disney Miller, había sido justamente la gran inspiración para la creación de Disneylandia, cuando al llevarla a pasear los días sábados, siempre al mismo carrusel del Parque Griffith, sentado en un banco del lugar él imaginó que debería haber un parque de diversiones donde los padres pudieran divertiste junto a los hijos. Ese mismo banco, donde Walt Disney soñó con crear el parque de diversiones más famoso del planeta, hoy está en ese mismo museo familiar a unos 716km de Disneylandia, en… San Francisco. www.waltdisney.org .

Oferta de lujo I

Con una sola tarjeta como ‘GoCard San Francisco’ se pueden visitar hasta 28 atracciones locales por un mismo precio, siempre y cuando haya tiempo suficiente, porque incluye lugares tan diferentes como el Crucero Bridge Cruise, el Acuario de la Bahía, el Museo Ripley´s, el Museo de Arte Moderno SFMOMA, el Zoológico  o la carrera de karting K1 Speed Indoor y el parque de atracciones Six Flags Discovery Kingdom ($79 por un día, $119 por dos días, $149 por tres días y $189 por cinco días). www.GoSanFranciscoCard.com.

Oferta de lujo II

El pase CityPASS ($89) incluye tres días de uso ilimitado de diferentes medios de transporte de cable como los clásicos ‘trolleys’ o el Muni rail. Pero el mismo pase además permite el acceso a otros eventos como la Academia de Ciencias de California, el Acuario de la Bahía, una hora de crucero en el Blue & Gold Fleet Bay y la elección entre Exploratorium o el Museo de Arte Moderno SFMOMA.

Oferta de lujo III

Las boutiques de los diseñadores más famosos se encuentran entre las calles Chestnut, Union St, Fillmore y Sacramenteo St. El centro de compras Westfield de nueve pisos en Union Square también cuenta con las tiendas más lujosas de Bloomingdale y Nordstrom, además de otros 200 negocios y valet parking, pero esconde un secreto: Ir a ‘Guest Services’ del nivel 1, donde con solo presentar el pasaporte, entregan una tarjeta de privilegios a los viajeros.

SEGURO TE INTERESAN:

Punta del Este: La joya escondida de Sudamérica
La península de Yucatán
Sevilla, la ciudad más deseada

Por: Fabián W. Waintal y Megan Waintal / Fotos: Cortesía

Vanidades

Compartir
Publicado por:
Vanidades
Tags: Estados UnidosSan Franciscoturismovacacionesviajes

Contenido reciente

Al príncipe Carlos le preocupa el futuro del hijo de Harry y Meghan

El príncipe Carlos expresó preocupación por el futuro de su cuarto nieto, el hijo que esperan Harry y Meghan. Durante…

2 días atrás

Michelle Obama revela que recurrió a la fecundación “in vitro” tras un aborto espontáneo

La exprimera dama de Estados Unidos Michelle Obama reveló que se sometió a tratamientos de fecundación "in vitro" para quedar…

2 días atrás

¿Qué curioso regalo recibió Kendall Jenner de sus hermanas por su cumpleaños?

¿Qué le regalas a una persona que ya lo tiene todo? Eso mismo se preguntaron las hermanas de Kendall Jenner…

2 días atrás

Lo que no se ve del show de Victoria’s Secret…

Estamos tras bambalinas en la grabación del especial de Victoria’s Secret en Nueva York… Adriana Lima, quien este año se…

2 días atrás

Así fue el backstage del show de Victoria’s Secret

Entramos al backstage del show de lencería más grande del mundo en Nueva York y encontramos que es la Fórnula…

2 días atrás

Dakota Johnson más allá de “las sombras”

Nacida entre la fama de sus padres, Melanie Griffith y Don Johnson, con Antonio Banderas como (ex) padrastro, Dakota Johnson…

2 días atrás