Categorías: celebs

Kate Moss: ‘Dejé de desfilar porque ya no me servían champán’

¿Es esta la verdadera razón por la que se ha mantenido alejada de las pasarelas?

La siempre provocadora Kate Moss sigue siendo una de las modelos más demandadas por los grandes diseñadores y las firmas de cosméticos más exclusivas del mercado, por lo que en 20 años no ha dejado de explotar su popularidad participando en un sinfín de campañas publicitarias o sesiones de fotos para las revistas especializadas en moda.

Sin embargo, hace mucho que la británica tomó la decisión de apartarse definitivamente de los desfiles que la catapultaron al estrellato en la década de los años 90, una desaparición del mundo de las pasarelas que solo puede explicarse con el exceso de profesionalidad que, a su juicio, define hoy en día a las nuevas generaciones de modelos.

"Todavía me divierto mucho cuando me pongo delante de la cámara en una sesión de fotos, pero ya no me interesan los desfiles de moda. Creo que la última vez que pisé una pasarela, pedí una copa de champán y me dijeron que no había alcohol en todo el recinto. Me enfadé muchísimo y dije que ya no volvería a desfilar. Además, estamos hablando de un sector que ha cambiado mucho y que no tiene nada que ver con el de mis tiempos. Ahora las chicas se levantan a las seis de la mañana para nadar y son demasiado sanas", reveló al diario canadiense The Globe and Mail.

A nadie debería sorprenderle a estas alturas que Kate Moss hable con tanta franqueza sobre su faceta más hedonista, teniendo en cuenta que la modelo siempre ha reconocido que le encanta sacar el máximo partido a la vida nocturna de todas las ciudades que visita. Tanto es así, que ahora asegura que lo que más ha valorado siempre de su trabajo es la oportunidad de "divertirse" haciendo lo que le gustaba, dejando de lado la competitividad y la ambición que tradicionalmente se asociaban al mundo de la moda.

"Creo que cuando era joven tenía siempre esa sensación de que era toda una afortunada al no haberme quedado estancada en Croydon [barrio de la periferia de Londres]. Siempre tuve muy claro que no tenía nada que perder en esta industria y que, aunque todo me fuera mal, al menos habría disfrutado de una nueva experiencia. Nunca fui demasiado ambiciosa en ese sentido, solo trataba de sacar lo mejor de mí y esperar a los resultados. Jamás he sido perezosa, pero tampoco me sentía excesivamente frustrada si no me salía un trabajo. Para mí lo importante siempre fue divertirme", explica al mismo medio, antes de ejemplificar su postura con la "sorpresa" que todavía le genera a día de hoy recibir ofertas de trabajo a sus 42 años.

"Todos los años me digo: ‘Dejarán de llamarme algún día’. Y luego me doy cuenta de que les sigo gustando y de que no he perdido mi toque especial. Este tipo de cosas todavía me sorprenden, así que bastante contenta estoy de seguir trabajando", expresó.

NOTA: Kate Moss, la eterna musa

Vanidades

Contenido reciente

4 piezas clave para el éxito laboral

Estas prendas no pueden faltar en tu guardarropa. ¡Arma con ellas un atuendo infalible para la oficina! CAMISA   Renueva…

20 horas atrás

Maratón para una piel libre de manchas

La aparición de manchas es una señal de envejecimiento, claro está, pero sus principales desencadenantes son la exposición al sol,…

21 horas atrás

Soon-Yi Previn acusa a Mia Farrow de utilizar a #MeToo para vengarse de Woody Allen

Aunque el caso llevaba casi dos décadas cerrado tras una investigación policial que determinó que no había pruebas suficientes para…

21 horas atrás

Royals revolucionarias: Ellas estarán al mando en las cortes reales

Un grupo de jóvenes herederas de distintos países, dentro de algunos años se convertirán en reinas. Asimismo, el entrenamiento que…

21 horas atrás

Mejillones a la crema

Cocinar con vino es una forma de darle un sabor único y especial a tus platillos. 4 porciones 30 minutos…

22 horas atrás

Los otros premios del EMMY

Mientras este lunes sabremos quiénes son los nuevos ganadores de los Premios Emmy (el Oscar de la TV), desde una…

22 horas atrás