Categorías: viajes

Un inolvidable Royal Tour

Palacios, hoteles, iglesias… Descubre el Londres del príncipe William y Kate Middleton

Es el momento de hacer el viaje del año. Entre la boda real del príncipe William y Kate Middleton el 29 de abril, el Jubileo de Diamantes de Isabel II y los preparativos para los Juegos Olímpicos del 2012, en Londres se han multiplicado los turistas. British Airways tiene tarifas especiales y llaman a estos eventos “una verdadera explosión de entusiasmo”, pues viajeros de todo el mundo ya han hecho de Londres la ciudad No. 1 de Europa.

Este tour del Londres de William y Kate te mostrará dónde viven y se divierten los royals. Es un paseo que puedes hacer a pie (compañías turísticas, como Celebrity Planet, ofrecen el Kate and Wills Royal Wedding Walk), incluyendo el lugar donde trabajó el bisabuelo de Kate (cuya herencia sirvió a los Middleton para pagar los carísimos estudios de la chica); la abadía de Westminster, donde podrás recorrer la senda que Kate caminará; el club nocturno donde William se paró en una mesa a gritar “soy libre” cuando él y Kate rompieron en el 2007, y Clarence House, donde la pareja ha tenido sus citas amorosas en estos años. También puedes comprar la moneda de 5 libras esterlinas de William y Kate, que ella detesta porque su imagen no se le parece.

Comienza el tour en el elegante barrio de Mayfair (me fascina y siempre me hospedo allí en The Dorchester, el Chesterfield Mayfair, el Intercontinental  o el Four Seasons), en el 17 Bruton Street, en los apartamentos de los duques de York, donde nació su hija mayor la reina Isabel II en 1926. El edificio, propiedad de los Bowes-Lyon, abuelos maternos de la reina Isabel, tiene una placa junto al trendy restaurante Hakassan. De aquí ve a  Albemarle Street, a la joyería Garrard, la más antigua de Londres desde 1735, donde el príncipe Carlos compró el anillo de Diana. En esa calle estaban las oficinas de Richard Noel Middleton, bisabuelo paterno de Kate, cuyo trabajo como abogado para las minas de carbón de Leeds ayudó a la familia a pasar de ser obreros blue collar a acomodada clase media alta. De esta clase, los amigos de William se burlaban y llamaban a Kate y a Pippa Middleton las hermanas Wisteria, “por su habilidad para escalar”.

Cerca de allí, en la calle Dover, está la tienda Jigsaw, donde Kate trabajó como compradora de accesorios, y el famoso bar Mahiki, donde ella, William y sus amigos se han divertido (¡a veces demasiado!) por años. Cerca, en la calle Picadilly, está el hotel Ritz, cuyos porteros tenían un timbre secreto para anunciar que “un personaje real había entrado en el hotel”, y donde el príncipe Carlos y Camilla hicieron su primera aparición oficial como pareja en 1999. El paseo continúa en St. James Street: muchos de sus respetables clubes privados para caballeros (ahora permiten la entrada a mujeres) son símbolos de estatus que se usan para reunirse con amigos de su misma clase social, tomar copas, tener citas de negocios, etc. En White’s fue donde el príncipe Carlos pasó la noche de su despedida de soltero. Estamos cerca de tiendas que aprovisionan la Casa Real: los fabricantes de botas y zapatos John Lobb (en el edificio donde lord Byron tenía su apartamento), donde un par de botas cuesta 5 mil dólares y hacen a mano los zapatos de William y de su hermano Harry; los sombrereros Lock and Co. (suplen la Corte Real desde 1676); y la casa de vinos Berry Bros. and Rudd, que abastace a los royals desde 1760 y también las órdenes privadas de William y de Harry.

Muy cerca está el palacio de St. James (el más antiguo de Londres), en cuya Royal Chapel se veló el cuerpo de Diana antes de su entierro. Y justo al lado está The Queen’s Chapel (donde se veló a la reina madre Elizabeth), y a donde llegó Kate sola a la boda de lady Rose Windsor en el 2008, y todos supieron que la chica y William iban en serio. De aquí se puede ir a Clarence House, residencia oficial del príncipe Carlos, Camilla, Harry y William, donde la pareja anunció su compromiso. El palacio de Buckinham es la próxima parada: en su balcón se besarán los novios, como hicieron Carlos y Diana hace 30 años. El Birdcage Walk pasa por las Barracas Wellington, donde en su boda Nicholas van Cutsem, uno de los mejores amigos de William, le dijo: “Serás el próximo en casarte” ¡hace 4 años! Continúa a Queen Anne?s Gate, donde el Servicio Secreto investigó la muerte de Diana, y terminamos en la abadía de Westminster, donde será la boda que veremos por TV el 29 de abril. ¡Un día largo y maravilloso!

Otro día visita el palacio de Kensington, donde vivió la reina Victoria, y en cuyos apartamentos vivieron la princesa Margarita, los duques de Kent y la princesa Diana con sus hijos después del divorcio (almuerza en el Orangerie, en el jardín). En el barrio de Kensington, visita Da Mario, en 15 Gloucester Road, adonde Diana caminaba con William y Harry para comer pizza. Muy cerca, en Thurloe Street, está el club Boujis, favorito de los futuros esposos.

Durante tu viaje visita también Hampton Court, el castillo de Windsor, la Catedral de St. Paul (donde se casó Diana) y su fuente-monumento en Hyde Park.

Vanidades

Contenido reciente

La reina Letizia impacta con este look tipo Hollywood

Este miércoles, los reyes de España asistieron a la inauguración de la nueva temporada del Teatro Real en Madrid, donde…

17 horas atrás

El nuevo rostro de Robert Pattinson

Han pasado diez años desde que Robert Pattinson se convirtió en estrella mundial con el rol del vampiro Edward Cullen…

17 horas atrás

Blake Lively y el traje de la polémica

Es una de las actrices del momento y en Londres se ha dado un baño de multitudes. Blake Lively posó…

17 horas atrás

¿Helena Bonham Carter contactó a la difunta princesa Margarita?

Cuando se anunció que Helena Bonham Carter sería la encargada de dar vida a la princesa Margarita en la tercera…

18 horas atrás

Acompañada de su madre, Meghan debuta en su primer evento como anfitriona

Tal y como se rumoreaba desde que este sábado fuera vista subiendo a un avión en el aeropuerto de Los…

19 horas atrás

Detrás de cámaras con Dulce María

Al día de hoy, su cotidianidad se ha convertido en una carrera contra el tiempo, y todo para bien; gran…

23 horas atrás