Categorías: viajes

La muy querida Budapest

Con enorme entusiasmo, mi amiga Shane me cuenta que acaba de regresar de Budapest, el final de un viaje que la llevó a seguir los pasos de la emperatriz Elisabeth “Sissi” de Austria-Hungría, quien adoraba esta tierra. Cuando visité la capital húngara, ¡enseguida comprendí el porqué! Pero antes de viajar ahí te recomiendo leer sobre la vida feliz y a la vez trágica de la rebelde “Sissi”, ¡una royal como pocas en la Historia! Sin duda disfrutarás al doble lo que vas a conocer.

Puente de las Cadenas, Sissi, Parlamento húngaro y otra vista del puente. (Fotos: Cortesía)

Inmersa entre puentes, museos, palacios, música y milenaria tradición, la ciudad europea es una de las más populares del momento. Un gran número de latinoamericanos la están descubriendo ya sea al viajar en cruceros por el río Danubio (¡desde donde la vista es de increíble belleza!) o al integrarla en una travesía más larga junto con Praga y Viena, como en varias ocasiones la he recorrido. La moderna urbe (designada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) es una de las más interesantes de la Unión Europea. ¡Te lo prometo!

Conviene saber que durante siglos el país sufrió grandes batallas territoriales, al tiempo que se desarrollaba una zona como centro cultural y de negocios. Y en ese proceso, en 1873 se unieron dos ciudades independientes (y muy distintas) situadas una frente a la otra a orillas del Danubio: Buda y Pest; así nació la Budapest de hoy.

Un poco de su pasado

En sus orígenes territorio de los celtas, mongoles y magiares, durante el Renacimiento, Budapest se convirtió en un respetado centro cultural. Más adelante formó parte del Imperio austro-húngaro, que fue disuelto en la Primera Guerra Mundial. Después registró grandes pérdidas humanas en la Segunda Guerra Mundial, y en 1956 protagonizó una sangrienta y fallida Revolución anticomunista. Hoy en día es un país democrático que poco a poco ha sido descubierto por el mundo.

¿Qué hacer ahí?

Tan pronto llegues, te recomiendo tomar un tour por la ciudad; podrás observarla en ambos lados del río y descubrir todos los sitios de interés. En Buda, un monte a orillas del Danubio, el imponente castillo de Budapest, comenzado en el año 1200 y expandido en el curso de los siglos, te encantará, y del otro lado del río te encontrarás con el edificio estilo neogótico del Parlamento, el tercero más grande del mundo. ¡Dos construcciones muy distintas! El recorrido básico de cuatro horas te mostrará lo necesario para enamorarte del lugar: te llevará al Puente de las Cadenas (que se cruza con el Puente Margarita), a Buda y al castillo (rodeado de tiendas de artesanías), así como a la antiquísima Iglesia de Matías (donde fueron coronados la emperatriz “Sissi” y su marido Francisco José en 1867).

Al cruzar a Pest por el puente Elisabeth conocerás el fabuloso mercado central; la sinagoga más grande de Europa; Széchenyi, los mayores baños termales medicinales del continente (abundan en todo el país); la Plaza de los Héroes; la gran avenida Andrássy (llena de interesantes tiendas, teatros y museos), pasando por la Ópera, la gran Basílica de San Esteban y la Casa del Terror, un impactante museo de las atrocidades nazis. El recorrido finaliza en el Parlamento, pero para entonces ¡ya habrás caminado a través de mil años de historia!

Consejo para viajeros: Contrata paseos privados con choferes-guías (no son caros), pues las explicaciones son muy interesantes. También que incluyan visitas a museos, entre ellos, el de las Bellas Artes.

Parlamento, mercado central, Francisco José, interior de la Iglesia de Matías. (Fotos: Archivo)

Rutas fantásticas

Un sitio también recomendable es Godollo, el barroco palacio de verano de “Sissi”. Hay un tour que lo incluye, igual que otro sobre el estilo de vida en la era de la emperatriz. Y si deseas adentrarte en el ‘espíritu’ de la ciudad, toma un paseo en barco por el río Danubio, que no es azul como el famoso vals, ¡sino verde! Hay recorridos nocturnos con cena y música gitana (en Hungría hay una herencia de esta cultura) o románticos valses. En el día se pueden hacer en barcos rápidos o en helicóptero.

Me encanta el viaje de ocho horas que recorre en el Danubio las históricas ruinas de Visegrád, donde se encontraba la corte real en la Edad Media, y la ciudad ultracatólica de Esztergom, con la catedral más grande de Hungría (en la que está enterrado el heroico cardenal József Mindszenty). Del otro lado del río es posible ver Eslovaquia y la barroca villa de artistas de Szentendre, con pequeñas tiendas y sus figuras de mazapán, dulce que en Hungría es adorado. ¿Te gusta la música clásica? El famoso compositor Franz Liszt fundó la Antigua Academia de Música, donde hay un pequeño museo (Franz Liszt Memorial Museum and Research Center) en su honor. Y cuando termines tu visita, sigue camino a Viena, ya sea por el Danubio en barco, o en auto particular, a dos horas y media.

No te olvides de visitar los “bares de ruinas”: edificios abandonados readaptados para clientes que buscan otros escenarios donde disfrutar un trago.

Iglesia de Matías, baños Széchenyi y Palacio Realde Godollo. (Foto: Archivo)

LUGARES DE HOSPEDAJE Y PARA DEGUSTAR

¿Hoteles?

EXCELENTES:

• El Four Seasons Gresham Palace es de diseño art nouveau y ofrece hermosas vistas del Danubio. Su brasserie Kollázs es imperdible.

• Corinthia Hotel

• Iberostar Grand Hotel

• Sofitel Budapest

• Chain Bridge Hotel

• The New York Palace Budapest

• Kempinski Hotel Corvinus

• K+K Hotel Opera Budapest

PARA LAS FASHIONISTAS:

• El hotel boutique Continental Hotel Budapest

CUATRO ESTRELLAS:

• El funky Brody House

¿Dónde comer?

• Café Vian

• Spinoza Café & Restaurant

• New York Café

• Costes Downtown y Onyx (premiados con Michelin)

• Nobu, en el Kempinski Hotel

• Halászbástya, en Buda

Otros imperdibles

• La popular librería Alexandra

• Budapest también tiene casinos, como Tropicana y Las Vegas Casino.

Un detalle de los baños, ciudadela medieval, Librería Alexandra, hotel. (Foto: Archivo)

No te olvides de visitar los “bares de ruinas”: edificios abandonados readaptados para clientes que buscan otros escenarios donde disfrutar un trago.

Por: Mari Rodríguez Ichaso  / Foto:  Cortesía
Vanidades

Compartir
Publicado por:
Vanidades
Tags: BudapestcomidaEuropahistoriahotelesHungríarestauranteturismoviaje

Contenido reciente

  • moda

¿Seda? ¡Sí, atrévete a usarla!

Vístete con seda. En traje sastre, un enterizo o en un vestido de coctel, te hará lucir regia y muy…

3 abril, 2020 6:36 pm
  • cocina

Tapas de alcachofas, aceitunas y cherrys

Estos bocadillos son perfectos para recibir a tus invitados o si estás en casa en compañía de tu familia, viendo…

3 abril, 2020 5:41 pm
  • Estilo de vida

Películas, series y documentales ‘royals’ para maratonear el fin de semana

Historias de amor, traición, política, religión, conquista... el mundo de la realeza es ¡fascinante!; y, por eso, un maratón con…

3 abril, 2020 3:23 pm
  • celebs

La hija de Heidi Klum quiere seguir sus pasos en el mundo de la moda

La modelo Heidi Klum sigue confinada en su casa de Los Ángeles junto a su marido, el músico Tom Kaulitz,…

3 abril, 2020 3:08 pm
  • celebs

El (sexy) desafío de Tom Holland al que Ryan Reynolds se negó

El actor ha dejado claro que no está por la labor de intentar ponerse una camiseta mientras está parado de…

3 abril, 2020 2:12 pm
  • Estilo de vida

Los efectos psicológicos y emocionales del coronavirus

La pandemia de coronavirus ha sumido al mundo en un territorio inexplorado y dejado a la gente con un sentimiento…

3 abril, 2020 1:24 pm