Categorías: Estilo de vida

Pasear con tu perro puede ser un buen ejercicio para ambos

Mucha gente no considera pasear con su perro un buen entrenamiento, pero puede serlo. Los beneficios de salir a caminar son muchísimos, y si lo haces con intención no sólo se convierte en una buena oportunidad para sudar, sino una experiencia que te hará más cercano de tu amigo peludo.

La clave es evitar caminar sin un propósito, puedes poner reglas como hacer algo cada que camines una cuadra, o des vuelta en una esquina. Aquí te damos unos ejemplos. Cómo hacer un entrenamiento para todo el cuerpo mientras caminas con tu perro.

Calentamiento:

Perros y humanos necesitan que su sangre circule antes de cambiar a un ejercicio más vigoroso. Así que las primeras dos cuadras concéntrate en subir poco a poco la velocidad. La mayoría de los perros pueden moverse rápido, sin importar su tamaño, pero si tu “perrhijo” tiene problemas para mantener el ritmo, haz que el calentamiento sea más lento, pero que dure más. Si no estás usando un dispositivo de monitoreo de ritmo cardiaco, utiliza este tip que nos comparte Fitbit: debes poder mantener una conversación mientras caminas, pero no debes poder cantar.

En cada esquina (o cada dos cuadras)

Haz 10 squats o 10 lagartigas de pared contra una estructura estable, como una reja, manteniendo tus movimientos lentos y controlados; no olvides mantener justa la correa de tu perro.

Squats: Párate con tus pies a la altura de tus hombros y tus brazos extendidos frente a ti. Manteniendo tus rodillas en línea con tus dedos y tus caderas hacia atrás, baja como si fueras a sentarte en una silla. Cuando tus muslos estén paralelos al piso, pausa y levántate lentamente.

Lagartijas de pared: frente a una reja o pared, párate apoyando tus palmas contra la pared a la distancia de los hombros con un brazo de distancia. Manteniendo tus pies sin levantarlos del suelo, flexiona tus codos e inclínate hacia la pared. Cuando tus codos estén en un ángulo de 90º, pausa, y empuja hasta que tus brazos estén rectos.

Squat sostenido: Párate con tus pies a la altura de tus hombros. Mantén tus rodillas en línea con tus pies y tus caderas hacia atrás, desciende hasta que tus muslos se encuentren paralelos al piso. Mantente en esa posición de 45 segundos a un minuto. Asegúrate de erguir el pecho, tener tus hombros hacia atrás y mantener el equilibrio.

TIP: Cada vez que tu perro se detenga a oler los arbustos: En lugar de apurarlo, usa este momento para hacer squat sostenido.

TIP: Cuando se detenga a evacuar: Cuando tu perro se pare a hacer lo suyo, puedes incluir algún ejercicio fácil, como sentadillas.

Aprovecha los beneficios de salir a pasear con tu mejor amigo. (Foto: iStockphoto)

En el parque

En los días que puedan ir al parque (ya sea en carro o caminando), añade un poco de diversión aeróbica. Lanza una pelota lo más lejos que puedas. Mientras tu perro corre por ella, haz algunas zancadas con salto o zancadas regulares. Lo mejor de este ejercicio es que tu perro, será el cronómetro, por lo que entre más lejos lances la pelota, más tardará en regresar con ella. Repite cinco veces.

Zancada con salto: Manteniendo tu espalda recta, da un paso hacia atrás con tu pierna derecha y baja tu cadera hasta que tus rodillas estén a un ángulo de 90º. Tomando fuerza desde el suelo, salta, cambiando tus piernas en mitad del salto para que aterrices con tu pierna derecha en la posición de zancada y tu pierna izquierda adelante. Repite, alternando piernas, hasta que tu perro regrese con la pelota.

Zancada regular: Manteniendo tu espalda recta, da un paso hacia atrás con tu pierna izquierda y baja tu cadera (con tu rodilla al frente sobre delante de la altura de tus dedos) hasta que tus rodillas estén a un ángulo de 90º. Lentamente levántate y repite, intercambiando piernas. Continua hasta que tu perro regrese con la pelota.

Estos ejercicios son sólo un ejemplo de lo que puedes hacer mientras sales a pasear con tu mascota, lo que los mantendrá ejercitados a ambos y con ayuda de un reloj de monitoreo, podrás registrar toda la actividad acumulada en el paseo.

SEGURO TE INTERESAN:

10 razones para tener una mascota
Tener mascotas, una gran compromiso
Los perros no solo son lindos, también te regalan años

Por: Redacción Vanidades / Foto: iStockphoto
Vanidades

Compartir
Publicado por:
Vanidades
Tags: ejerciciomascotaperrosalud

Contenido reciente

Revelan secreto del pasado profesional de la reina Letizia

Letizia Ortiz lleva poco más de cuatro años como reina de España y, como muchos sabemos, antes de casarse con…

1 día atrás

Fin de año en Orlando: grandes sorpresas, diversión y la mejor gastronomía

La Capital Mundial de los Parques Temáticos está preparándose para recibir a los visitantes en esta temporada final del año…

1 día atrás

Kate Middleton recibirá millonaria indemnización por fotos ‘topless’

El Tribunal de Apelación de Versalles, en Francia, confirmó este miércoles la pena dictada en primera instancia contra la revista…

1 día atrás

Vida real: Testimonio de un papá soltero

Leo escuchaba a María sin pestañear; no estaba preparado para ese contratiempo que lo desestabilizaba por completo. Tenía muchas reuniones…

1 día atrás

Gigi Hadid “se casa” en Moschino

Gigi Hadid se casó en Moschino… La modelo se convirtió en novia sobre la pasarela de la casa italiana para…

1 día atrás

15 productos de belleza que no debes perderte esta temporada

Las últimas novedades llegan para impactarte con sus innovaciones. ¡Conócelos todos e inclúyelos en tu rutina de belleza!    …

1 día atrás