El controversial gesto que empañó la victoria del futbol femenil español

En medio de la fiesta, la efusividad del presidente de la Federación Española de Fútbol fue cuestionada

Spain v England: Final - FIFA Women's World Cup Australia & New Zealand 2023

Selección femenil de España

NurPhoto/NurPhoto via Getty Images

La victoria de España en la final del Mundial de futbol femenino ha dado la vuelta al mundo. Sin embargo, hay una imagen que causó revuelo y no de manera positiva, nos referimos al controversial beso protagonizado por Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), y Jenni Hermoso.

Todo ocurrió cuando la española centrocampista acudió a la entrega de medallas. Tras recoger la presea, Hermoso fue felicitada por la reina Letizia y después por el presidente de la RFEF, quien la abrazó, le sostuvo la cabeza y le plantó un beso en la boca a la fuerza.

“Creo que lo que vimos fue un gesto inaceptable”, dijo Pedro Sánchez, jefe del gobierno español en funciones, en una rueda de prensa tras una reunión con el rey Felipe VI.

Sin embargo, para el propio Luis Rubiales, acostumbrado al escándalo, fue “un momento de máxima efusividad” y que “si hay gente que se ha sentido por esto dañada, tengo que disculparme”.

Y así lo hizo, a través de un video donde dijo: “Hay un hecho que tengo que lamentar y es lo que ha ocurrido entre una jugadora y yo, con una magnífica relación entre ambos, al igual que con otras, y donde seguramente me he equivocado”, aseguró Rubiales. El hecho y su justificación son reprobables para el presidente del gobierno español: “Creo también que las disculpas que ha dado el señor Rubiales no son suficientes, hasta incluso yo creo que no son adecuadas y que por tanto tiene que continuar dando pasos”, añadió, sin querer hablar de dimisión.

Reina Letizia y selección nacional española

La reina Letizia y la infanta Sofía celebrando el triunfo de la selección nacional de España

Daniela Porcelli/ISI Photos/Getty Images

¿Sólo una broma?

“Es una celebración espontánea que sale así, los dos son muy amigos”, dijeron a AFP fuentes federativas, mientras la propia jugadora pareció tomárselo a broma durante la celebración. "¡Que no me ha gustado, ¿eh?!”, dice Hermoso riendo en un vídeo en el que se muestra el festejo en el vestuario, en lo que parece su respuesta a las bromas de sus compañeras.

“Ha sido un gesto mutuo totalmente espontáneo por la alegría inmensa que da ganar un Mundial. El presi y yo tenemos una gran relación, su comportamiento con todas nosotras ha sido de diez y fue un gesto natural de cariño y agradecimiento”, expresó Jenni Hermoso, en unas declaraciones facilitadas por la RFEF.

“No se puede dar más vueltas a un gesto de amistad y gratitud, hemos ganado un Mundial y no vamos a desviarnos de lo importante”, zanjó Hermoso. El gesto de Luis Rubiales empañó la consecución de la primera estrella mundial de la selección femenina tras ganar 1-0 a Inglaterra en la final del Mundial de Australia y Nueva Zelanda.

La acción de Rubiales fue criticada en distintos medios, que también fue criticado por sus gesticulaciones en el palco del estadio Australia tras la consecución del título, donde se le puede ver celebrar saltando, alzar los brazos o tocarse los genitales a sólo unos metros de la reina Letizia.

Por su parte, el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, ya consideró “inaceptable” la acción instando a Rubiales a “dar explicaciones y presentar excusas”, abriendo una cascada de críticas de la clase política española hacia el mandatario federativo.

Con información de AFP News