Estilo de vida

 Estar embarazada de un niño es más arriesgado que esperar una niña

 Estar embarazada de un niño es más arriesgado que esperar una niña