• síguenos en

¿Maquillaje o cara lavada?

Una nueva investigación descubrió que usar cosméticos tiene un poderoso efecto en ti… y en los demás

Por: Cynthia de Saint

Rostro con y sin maquillaje

Foto: Archivo

Cuando Alicia Keys se presentó en la entrega de los premios MTV 2016 sin una gota de maquillaje en la cara, la cantante se convirtió en la líder de un movimiento que atrajo a Nicole Richie, Tyra Banks, Megan Fox, Zooey Deschanel, Lupita Nyong’o, Gwyneth Paltrow, Lorde, Jessica Simpson y la reina del exceso en el arte de emperifollarse:   . Todas han puesto sus fotos “a cara lavada” en sus cuentas de Instagram con el lema #no - makeup (sin maquillaje). Y aseguran que se sienten “liberadas” de la tiranía del rímel y del lápiz labial. 

El manifiesto de esta revolución es muy simple: “Estoy cansada de las limitaciones que nos impone la sociedad”, dice Alicia, quien considera que el maquillaje es un trucaje que esconde el verdadero rostro —literal y figurativo— de la mujer. Sin una gota de pintura en el rostro, ella y sus seguidoras se sienten más naturales y auténticas. Sin embargo, todos los movimientos tienen dos caras... y en este caso existe otra, apoyada por la ciencia, que tiene una visión diferente del efecto del maquillaje. ¿Por cuál te inclinarás?

LA CIENCIA DEL MAQUILLAJE 

Un estudio realizado este año por la Universidad de Harvard y auspiciado por Procter & Gamble y el Instituto de Cáncer Dana-Farber, reveló que el maquillaje tiene una especie de efecto placebo que hace que la mujer se sienta más segura de sí misma cuando lo usa. Pero eso ya lo sabías. Lo que quizás ignorabas es la reacción que puede tener en los demás. 

En el estudio, los participantes tuvieron la oportunidad de ver fotos de mujeres de todas las razas maquilladas y al natural por un período de 250 milisegundos cada una, que es el tiempo de una primera impresión. De acuerdo con la investigación, las mujeres maquilladas obtuvieron resultados más favorables que las que estaban al natural. Pero esto es lo realmente sorprendente del estudio: las maquilladas no fueron juzgadas “más bellas” o “más sexy”, sino todo lo contrario: fueron clasificadas más competentes, confiables y amigables que las otras. Y si esto causa asombro es porque siempre ha existido la creencia de que el maquillaje es un artificio y que la mujer que sale al mundo “a cara lavada” es más auténtica y confiable. 

¿A qué se debe este cambio en la percepción? Nancy Etcoff, que lideró el estudio y es profesora clínica asistente de sicología en la Universidad de Harvard, opina que la liberación femenina ha dado paso al empoderamiento femenino, y eso ha marcado una gran diferencia. 

“Veinte o treinta años atrás, si una mujer se arreglaba, lo hacía simplemente para agradar al hombre o porque la sociedad se lo exigía. Las mujeres feministas de hoy lo ven como una elección personal que puede ser una herramienta muy efectiva”.

 

A la derecha: La cantante Alicia Keys inició un movimiento antimaquillaje que ahora tiene seguidoras, entre ellas Megan Fox y Jessica Simpson. Al centro y a la derecha: La cantante Demi Lovato y la modelo Heidi Klum, ¿se ven tan guapas al natural o... lucen un poco desaliñadas? (Fotos: Getty Images y The Grosby Group)

LA PRUEBA EMPÍRICA 

Este estudio inspiró a una bloguera de moda y belleza independiente a realizar su propia investigación, pero no en un laboratorio sicológico, sino en la vida real. La joven publicó dos fotografías en idéntica pose, solo que en una estaba maquillada y en la otra lucía al natural. Comprueba por ti misma los resultados en tres categorías: profesional, social y romántica.

PROFESIONAL

Sin maquillaje: Competencia: 57 por ciento. Influencia: 55 por ciento. 

Con maquillaje: Competencia: 67 por ciento. Influencia: 65 por ciento.

Tanto en competencia como en influencia, el rostro maquillado obtuvo 10 puntos de aprobación por encima del rostro desmaquillado.

SOCIAL 

Sin maquillaje: Seguridad en sí misma: 43 por ciento. Autenticidad: 40 por ciento. 

Con maquillaje: Seguridad en sí misma: 68 por ciento. Autenticidad: 58 por ciento. 

Aquí también vemos la diferencia que marca el rímel. La imagen maquillada supera la no maquillada por 25 puntos en la categoría que mide la autoconfianza. Y, al contrario de la antigua creencia popular que igualaba el rostro pintado con el artificio, la foto maquillada obtuvo 18 puntos más en autenticidad.

ROMÁNTICA

Sin maquillaje: Confiable: 64 por ciento. Atractiva: 24 por ciento. 

Con maquillaje: Confiable: 70 por ciento. Atractiva: 81 por ciento.

Como era de esperarse, los números se disparan en la última subcategoría, con un salto de 57 puntos.

UN EFECTO POSITIVO 

Está claro que el maquillaje puede tener un efecto positivo en cómo te sientes y cómo te perciben los demás. La clave, aseguran los investigadores, es emplearlo de acuerdo con la ocasión (maquillaje para la oficina vs. para el club nocturno) y, sobre todo, que refleje tu auténtica personalidad.

Las feministas de hoy ven el maquillaje como una elección personal que puede ser una herramienta muy efectiva.
 

COMENTA ESTA NOTA