Conoce el interesante origen de las uñas french y lo que debes hacer para lucirlas de la mejor manera

Se trata de uno de los tipos de mani más populares en todo el mundo

uñas french

Las uñas french son un estilo clásico que no pasa de moda

Getty Images

La manicura francesa, conocida por su elegancia y simplicidad, es un estilo atemporal que ha adornado las uñas de mujeres de todo el mundo durante décadas. Sin embargo, su origen no es tan francés como su nombre sugiere.

De hecho, una fuerte hipótesis sugiere que la manicura francesa fue creada en Estados Unidos en la década de 1970 por Jeff Pink, el fundador de la marca de cosméticos ORLY.

La historia cuenta que Jeff Pink desarrolló la manicura francesa para satisfacer las demandas de la industria del cine en Hollywood. Los productores y directores necesitaban una solución rápida y versátil para que las actrices pudieran cambiar de vestuario sin preocuparse por sus uñas. Pink ideó un look limpio y natural con una base de color rosa claro o beige y puntas blancas. Esta combinación no solo complementaba cualquier outfit, sino que también daba una apariencia fresca y pulida.

El estilo ganó popularidad en los sets de Hollywood y, cuando Pink lo llevó a los desfiles de moda en París, fue recibido con entusiasmo. Se piensa que debido a su éxito en la capital de la moda, Pink decidió bautizar el estilo como “manicura francesa” para evocar la sofisticación y la elegancia asociadas con la moda parisina.

Uñas con french manicure

Uñas con french manicure

PEXELS

Cómo lucir una manicura francesa perfecta

Si desean lucir este look clásico, aquí están algunos consejos esenciales para asegurarte de que tu mani french se vea impecable:

Asegúrate de que tus uñas estén limpias y bien limadas. La forma clásica para una manicura francesa es ligeramente redondeada o cuadrada.

Empuja suavemente las cutículas hacia atrás con un palito de naranjo y recorta cualquier exceso con un cortacutículas.

Utiliza una capa base transparente para proteger tus uñas y asegurar que el esmalte se adhiera correctamente.

Aplica uno o dos capas de esmalte en tonos rosa claro o beige para una base suave y natural.

Si eres principiante, usa guías para uñas para ayudar a crear una línea perfecta en las puntas.

Aplica un esmalte blanco en las puntas de las uñas. Puedes hacer esto a mano alzada si tienes buen pulso, o usar una esponja para un efecto más suave.

Una vez que el esmalte esté seco, aplica una capa superior transparente para sellar el diseño y añadir brillo. Esto también ayudará a que tu manicura dure más tiempo.

Relacionado